Descubriendo los Derechos del Niño en Mónaco

A pesar de ser el segundo país más pequeño del mundo, Mónaco tiene el PIB per cápita más alto de todos. Según reporta Alice Chatelet, el gran desarrollo económico y la excelente infraestructura proporcionan servicios médicos y educativos de primera clase, además de todas las ventajas que se pueden esperar de una sociedad desarrollada y estable. La gran mayoría de la población está establecida en las zonas urbanas, y todos los niños tienen acceso a los servicios primarios de salud y educación. Un bajo crecimiento demográfico y en particular una tasa de natalidad más baja que la media de la Unión Europa explican por qué Mónaco tiene pocos niños. Solo el 12% de la población son menores de 14 años, y el 2% menores de 5.

 

Sin embargo, en contradicción con la afirmación de que el país se ha involucrado en la mejora de las condiciones de vida de los niños en todo el mundo, en Mónaco sólo ha observado de manera limitada las convenciones y leyes específicas que protegen los derechos de las y los niños. Entre los principales problemas que afectan a los niños en Mónaco se encuentran los siguientes:

Salud:La tasa de mortalidad entre los menores de 5 años es muy baja; de un 4% en el 2010. Además, el 100% de los niños tienen acceso a agua potable, y el 99% de estos están vacunados contra las principales enfermedades.El aborto terapéutico se legalizó en el 2009, pero solo puede realizarse en caso de problemas graves de salud de la madre o del feto. Su uso también ha sido sancionado para casos de violación. En casos normales de embarazo no deseado, el aborto sigue estando prohibido. Existe un problema de drogas entre las y los adolescentes en Mónaco. Según UNICEF, el Estado no toma las precauciones necesarias para resolver esta situación.

Educación: La educación en Mónaco es de la más alta calidad y está garantizada para todos. Todas las escuelas primarias y secundarias y universidades están bien equipadas; y se aplican estrictos estándares de enseñanza rigurosamente. El acceso a tecnología de vanguardia está muy desarrollado. Es más, 80 de cada 100 personas tienen acceso a Internet.

Según UNICEF, los únicos “defectos” con respecto a la educación en Mónaco son el énfasis inadecuado en la enseñanza del respeto a los derechos humanos y el hecho de que Mónaco no observa las convenciones en contra de la discriminación en las escuelas. Todo un elemento para el análisis educativo.

Violencia contra los niños: El castigo corporal de niños y la violencia doméstica no están específicamente prohibidos en Mónaco. Por lo tanto, el comité de la ONU ha alentado al país a que apruebe una legislación para proteger aún más los derechos de las mujeres, niños y discapacitados, especialmente ante la violencia física. Mónaco no ratificó el protocolo de la ONU en contra de la venta de niños. A pesar de que no se ha citado ni un solo caso de tortura por alguna organización gubernamental o no gubernamental, la definición de tortura no está especificada en la legislación monegasca.

Niños soldados: Los ciudadanos deben tener 21 años de edad para unirse a la Compañía de Carabineros del Príncipe o al Cuerpo de Bomberos, las únicas fuerzas militares del país. Mónaco participa en la lucha contra el reclutamiento de niños en conflictos armados en todo el mundo. Sin embargo, no existe una ley específica que prohíba a los ciudadanos de Mónaco reclutar a niños en conflictos armados extranjeros.

Justicia y el derecho a la identidad: Desde el 2005, la nacionalidad monegasca se transmite a los niños por la madre. Sin embargo, los hijos de madres naturalizadas a través del matrimonio pueden perder la nacionalidad monegasca si sus padres se divorcian. Además, no existe ninguna institución nacional independiente que garantice el respeto a los derechos humanos en Mónaco, ni ninguna organización que promueva la igualdad de género.

Por último, no existe ninguna ley que proteja los derechos de homosexuales, bisexuales o transexuales.

Frente a todos estos datos e información sobre la situación de los derechos de niñas y niños en Mónaco cabe preguntarse y discutir si se enmarcan dentro de una prespectiva inclusiva y cómo la educación juega un papel primordial para mantener, legitimar o no las omisiones y/o ausencias que al respecto parecen existir en la legislación monegasca, en cuáles enfoques de derechos se fundamentan dichas omisiones y cuáles son las perspectivas de calidad implícitas y explícitas en materia educativa cuando se pudiese estar educando para naturalizar los vacios que pudieran estar presentes en materia de derechos de niños y niñas. Quedan abiertas las apreciaciones al lector.

Monaco/Monaco/Sep. 2015/Autora: Alice Chatelet/Traducido por: Laura Almazan/Datos ofrecidos por: Asociación monegasca de ayuda para niños víctimas de abuso o maltrato

Fuente: www.humanium.org/es/europa-caucaso/monaco/

Editor: Germán González G. Centro Internacional Miranda. Licenciado en Educación, Especialista en Metodología de la Investigación, Autor de textos en el ambito educativo. Investigador y Coordinador del CNIE Zulia, Docente en Misión Sucre
.
Imagen libre tomada de
pixabay.com/static/uploads/photo/2015/04/16/07/22/children-725141_960_720.jpg

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *