La Excelencia Educativa Suiza y los Convenios con el Continente Americano

México/Diciembre de 2015/Autor: Louis-José Touron*/Fuente: Prensa Excélsior

Alcanzar una educación de calidad es la base para mejorar la vida de las personas y el desarrollo de cualquier país del mundo. En el caso de Suiza la educación ha sido un pilar fundamental para alcanzar los altos niveles de desarrollo, estabilidad, capacidad de innovación y satisfacción, que en 2015 nos convirtieron en el país más feliz del mundo.

La escuela pública tiene una función primordial en mi país, la educación es competencia del Estado desde la entrada a la escuela obligatoria, que en Suiza tiene una duración de 11 años, hasta el nivel terciario (Educación Superior).

Actualmente, 90% de los jóvenes en Suiza obtienen un certificado de nivel secundario II. Ese certificado les permite entrar directamente en la vida profesional, acceder al sistema de formación profesional – o en otras palabras la educación dual – o un bachillerato profesional. Sin embargo, sólo un 31% de los jóvenes suizos se gradúan de programas universitarios, mientras que el 66% se gradúan en el sistema de formación profesional. Uno de los objetivos de la política de educación suiza es el de animar a un porcentaje alto de jóvenes menores de 25 años a obtener un diploma de nivel secundario superior. En los últimos 10 años Suiza ha conseguido incrementar este porcentaje de 87 a 95 % (en México se alcanza el 50%). Estos objetivos  no sólo son esenciales para satisfacer a la demanda de la economía y de la sociedad de hoy en día, sino también contribuyen a que cada persona pueda beneficiarse de una base sólida para su carrera profesional y su bienestar. En Suiza, las tasas de desempleo en jóvenes es de las más bajas en el mundo (3.5% en 2015).

Debido a la permeabilidad y apertura del sistema de educación suizo, así como a la multiculturalidad que lo caracteriza, los estudiantes alcanzan, según la OCDE, niveles de aprendizaje y conocimientos superiores a los de otros países.

A nivel académico, las escuelas politécnicas federales de Suiza y las universidades están clasificadas en lo más alto de los rankings, siendo parte en general de las mejores universidades del mundo de habla no inglesa. Los procesos de contratación de profesores son internacionales, y las universidades y Politécnicas de Suiza cuentan con los mejores profesores del mundo.

Una explicación de la excelencia del sistema de educación suizo es la formación profesional, que no sólo es importante en número de estudiantes, sino que es vista como una pieza fundamental para la economía suiza en general.

En Estados Unidos, el modelo de educación profesional suizo es considerado como “The Gold Standard”. Desde hace casi una década, las empresas suizas en México han mostrado su interés por impulsar la instalación del sistema  de educación dual. El 11 de junio de 2015, al fin, se pudo concretar: México estableció una base legal para la educación dual.

“Felicito a México por ser el primer país en el Continente Americano que dispone de una base legal para la formación dual. Las empresas suizas tienen un gran interés en avanzar y participar en el desarrollo y fortalecimiento del Modelo Mexicano de Formación Dual, sobre todo frente a la importante falta de mano de obra calificada que deplora la mayoría de las empresas suizas presentes en México”

Actualmente, en el Modelo Mexicano de Formación Dual existen seis y, a partir de la próxima primavera, 13 carreras en las cuales los jóvenes se pueden entrenar. El reto ahora es crear carreras adicionales con estándares similares a las que conocemos en Suiza, Alemania o Austria en sectores que son de alta relevancia para las empresas suizas. Por supuesto, esto necesita esfuerzos y coordinación de parte de las cámaras empresariales mexicanas.

La Formación Dual tiene el objetivo de formar e instruir de una manera integral al joven aprendiz y prepararlo para poder asumir sus responsabilidades en el mundo laboral. Este objetivo, que se halla en el núcleo de la educación dual, nos lleva, nuevamente, al inicio y a los valores básicos que tradicionalmente han caracterizado a la educación suiza: La formación integral del joven y el desarrollo de sus capacidades de autoformación y reflexión. Partiendo de estos valores, introducidos, entre otros, por los grandes educadores suizos *Enrique Pestalozzi *en Suiza y Europa y *Enrique Rébsamen* en México, el gobierno y las empresas suizas en México están colaborando con las autoridades de educación en México, para poder compartir las buenas prácticas de nuestro sistema y ayudar a implementar algunos programas que contribuyan a lograr los objetivos de desarrollo de mi lindo país anfitrión”

** Embajador de Suiza en México*

A partir de esta información salta a la reflexión si estos convenios con los países latinoamericanos en educación ¿serán realmente beneficiosos? ¿Realmente es una oportunidad para los jóvenes latinoamericanos? ,¿La educación dual se puede dar aún en contextos culturales diversos?, o ¿sólo es un beneficio para las trasnacionales suizas? Queda de parte de los países del continente americano, en este caso México, cuidar que el talento que se forme
se quede en su país y verdaderamente ayuden al progreso e ilustración de todos.

Fuente de la Noticia:
www.excelsior.com.mx/opinion/columnista-invitado-global/2015/12/17/1063890

Fuente de la Foto:
s3.amazonaws.com/static.oculus.com/website/2014/06/carbon_team_small.jpg

Editor: Elvis Ramírez T. Docente Jubilado (UPEL-IPC) Pos-Doctorado en Educación Ambiente y Sociedad, Doctor en Cs, de la Actividad Física y el Deporte, Magister en Educación, Estudios Avanzados en Investigación (DEA), coordinador de la Línea de Investigación Cs. de la Actividad Física y el Deporte (IPC), Investigador A2 (PEII).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *