Panamá: Padres pueden participar en decisión de costos de educación privada

Panamá/26 de Septiembre de 2016/ Prensa Latina

Acodeco señala que no debe ser un tema de absoluta discrecionalidad de los colegios, porque no iría de acuerdo con lo que dice la letra y el artículo 130 de la ley orgánica.

El aumento significativo del costo de la educación ha generado una discusión entre padres, colegios y autoridades, saliendo a relucir el principio de la libre empresa, sin embargo hoy el administrador de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), Oscar García,  enfatizó que la educación particular no está en estricto sentido sometida a una libre oferta y demanda pura.

Explicó que la ley orgánica en su artículo 130 plantea que los costos tienen que darse en  coordinación, entre el colegio, los padres de familia y el Ministerio de Educación (Meduca).

Esa coordinación, el año pasado, fue interpretada por Meduca y se desarrolló en el reglamento 601 como una especie de comunicación,  a través de una reunión con el padre de famlia, quien tiene  el derecho de presentar sus objeciones y luego de 10 días los colegios deben dar su opinión, detalló el funcionario en un medio local.

“Coordinar viene del latín que equivale a  coordenar u ordenar en conjunto o concertar”. Pero para García lo complicado es  concertar con un colegio que quiere o siente la necesidad de incrementar los costos y con  padres de familia que se van a oponer, por esta razón  es fundamental el rol del Meduca como árbitro.No obstante, Acodeco señala que no debe ser un tema de absoluta discrecionalidad de los colegios, porque no iría de acuerdo con lo que dice la letra y el artículo 130, pero considera también  que darle esa decisión a los padres de familia puede ser contraproducente y quizás haya que buscar otra alternativa .

La entidad presenta como una estrategia, en primer lugar, que los contratos sean a largo plazo,   es decir no solo por un año;  pone como ejemplo el modelo que utilizan las promotoras de viviendas, empresas que desde el contrato de compraventa incluyen cierto porcentaje de aumento por posibles ajustes en los insumos u otros aspectos que inciden en el costo del proyecto, que se entrega, muchas veces,  hasta tres años despúes.

La disputa
Las declaraciones de García se dan luego que el diputado  Miguel Fanovich  presentara ante la Asamblea Nacional  el anteproyecto de ley 040, que establece que los costos de anualidad y matrícula de los colegios particulares a nivel nacional solo podrán ser elevados mediante una asamblea general de padres y acudientes, convocada por la dirección del plantel con la anuencia de la junta directiva de la Asociación de Padres de Familia.

La reacción de los empresarios ante esta iniciativa fue contundente. La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) , a través de un comunicado, expresó su preocupación asegurando que, en principio, la inscripción de los alumnos en centros de educación particular o público es una decisión de cada padre de familia.

El gremio señaló que los colegios particulares deben regirse por las normas mandatorias del Ministerio de Educación, en todo lo referente a la educación, sin que ello afecte el resto de los derechos privados de administración del negocio, que goza toda libre empresa y menos si se trata de supeditar decisiones que afecten la sostenibilidad del negocio.

Hizo referencia también a que los colegios particulares ofrecen una solución educativa para alrededor de 150 mil estudiantes y son estos centros de educación privada quienes aligeran la carga educativa del sector oficial, que inclusive no podría ser solventada por la falta de infraestructura y demás componentes.

La Unión Nacional de Centros Educativos Particulares (Uncep)  también se pronunció por la encuesta publicada por Acodeco, la cual reflejó la tendencia de los escuelas  particulares al alza de sus cotos y en detalle para el próximo año.

Uncep aseguró que la  muestra  de la encuesta no era representativa del sector, ya que únicamente, como la propia encuesta advirtió, se trató de “centros de enseñanza particulares en la Ciudad de Panamá”.

García explicó que envían las encuestas a una mayor muestra, pero son pocos los colegios que contestan a la entidad.

Sin embargo, los padres de familia año tras año continúa denunniando los aumentos descontrolados de los costos de matrículas y anualidades de las escuelas particulares.

Aumentos significativos

Desde 2012 a 2017, los costos de anualidad (total de mensualidad durante el año) de los centros de enseñanza particulares para el nivel de educación primaria aumentaron hasta 24% y los de bachillerato incluso alcanzaron un 33%.

Datos recolectados por la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) evidencian que los aumentos en las anualidades, en la primaria, son de hasta $500 para el 2017, mientras que en 2015 alcanzaron los $350.

En el año 2014, el incremento también fue de $350, durante el 2013 se dio el mismo nivel de aumento ($350), en 2012 el alza máxima fue $250 y $200 en el año anterior.

La entidad identifica que el colegio que más aumentos realizó registró un monto de $1,650, es decir, que si un alumno entró a primer grado en 2012 y en el 2017 cursará el sexto (VI) grado, su acudiente tendrá que pagar hasta $1,650 más, solamente en concepto de anualidad, sin incluir matrícula, transporte y otros gastos.

Para los estudiantes de bachillerato, la situación es similar, ya que entre 2011 y 2017 su anualidad se ha incrementado hasta en $800.

Información de la Contraloría General sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) arrojó un aumento de 2.7% en educación si se compara agosto de 2016 con su similar del 2015.

Fuente: http://www.panamaamerica.com.pa/economia/padres-pueden-participar-en-decision-de-costos-de-educacion-privada-1044259

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.