Adaptive Learning is all About Assessment, Sequence, Controversy, Content

EEUU. S/A. Portal EdSurge. S/F. Artículo

Summary: So far, adaptive technology has touched only a fraction of
America’s K-12 students—maybe 20 percent, based on an informal poll of
educators and entrepreneurs. Yet it attracts attention because it takes aim
at several fundamental questions: Can we create a way to deliver content
that keeps kids more engaged than the classic textbook? How much does the
order in which concepts or skills are taught, or “sequenced”, matter? How
do we use testing—or assessment—not simply to rank students but as
meaningful windows into why they struggle to learn? And the big one: Can
changes in digital curriculum help close the aching achievement gap?

¿Puede un software diseñado por la industria hacer una diferencia en la
enseñanza de jóvenes en el aula, al desplazar un docente por la tecnología?

Los estudiantes que ingresan en las escuelas de EEUU provienen de los más
diversos orígenes y traen consigo un conjunto de necesidades y aprendizajes
propio de la cultura de la cual descienden, es por ello, que las industrias
interesadas en el financiamiento e inversión del “mercado educativo” han
desarrollado un software para aprendizaje adaptativo. Sin embargo, muchas
son las dudas que crecen en los maestros, expertos del área educativa e
investigadores de universidades reconocidas, pues, un aprendizaje
adaptativo concentrado en la herramientas tecnologías desplaza a la mayoría
de los docentes quienes les falta adquirir destrezas en este ámbito.

Lo que si se evidencia como una realidad es que las tecnologías han venido
desplazando al libro texto, lo cual exige un urgente cambio en la práctica
del docente. El Chromebooks, por ejemplo, reemplaza a las máquinas de
escribir, el papel y el lápiz.

Los expertos han llegado a la conclusión que debe existir y perdurar una
enseñanza mixta que conjugue un aprendizaje tradicional con uno
electrónico, donde el docente entienda que debe dejar que los estudiantes
avancen a su propio ritmo y estos aprender y entender la tecnología.

Otros elementos que se han evidenciado en el “aprendizaje adaptativo”, en
algunos casos, es que existen jóvenes dispuestos a desarrollarse como:
“entrenadores de los estudiantes”, con lo cual se propicia el ayudar a sus
compañeros para superar los obstáculos tecnológicos que se les puedan
presentar. Convirtiendo el espacio en un aprendizaje colaborativo.

El aprendizaje adaptativo, pasa por tres etapas:

1. Participación de los estudiantes en una sesión de lectura, llevada a
cabo por el docente
2. Organización de grupos de trabajo
3. Coexistencia durante toda la jornada de la instrucción tradicional y
la digital.

El resultado de esta interacción docente-tecnología ha demostrado un mejor
rendimiento académico en los estudiantes de algunas escuelas del país que
tienen el software en sus instalaciones y, en muchos casos los estudiantes
una vez alcanzada la meta de aprendizaje por el docente no deben recurrir
más al software ya que, en el aprendizaje adaptativo los estudiantes pueden
ir progresando a su propio ritmo, en consecuencia, se pueden tener niños de
primer grado y quinto grado en una misma aula, conjugando los elementos de
aprendizaje que son comprensibles para ellos. Sin embargo, desde el punto
de vista de las políticas educativas existe muy poca investigación
académica que demuestre que el software adaptativo mejora las
calificaciones de los estudiantes, su aprendizaje o si es realmente una
herramienta de enseñanza significativa para los decentes.

 

No obstante, queda claro que el software adaptativo representa una ganancia en ingresos para empresas como McGraw-Hill, alrededor de 1.4 mil millones de dólares. Otras como Knewton se enfocan en la recolección de datos,

analizando los click que los estudiantes hacen en su ordenador; información
que es vendida a McGraw-Hill, lo que deja por sentado que no existe
privacidad en los datos que se generan y, que con ello miden aprendizajes
para mejorar los nuevos software que se lanzaran al mercado.

DreamBox, I-Ready, EdTech, Houghton Mifflin, Pearson son algunas de las que
durante años pasados fueron dominantes en el mercado de empresas líderes en
el comercio de libros textos por mas de miles de millones; ahora se
adentran vertiginosamente en el mundo tecnológico, porque han descubierto
que con los software de aprendizaje adaptativo conquistan la zona de
confort de los jóvenes de hoy.

Es una tarea titánica a la que se enfrenta, la educación en el mundo y el
rol del maestro dentro de su espacio nativo: el aula.

Palabras claves: Educación, Tecnología Educativa

Fuente de la noticia y foto:
www.edsurge.com/research/special-reports/adaptive-learning/?utm_source=EdsurgeLive&utm_campaign=c8a1308830-Innovate+260&utm_medium=email&utm_term=0_0f1ec25b60-c8a1308830-292773405

Editora: Liliana de Luzón. Centro Internacional Miranda. Integrante-Fundadora de la Red Glocal/Global por la Calidad Educativa. Licenciada en Educación. Especialista en Entornos Virtuales de Aprendizaje. Maestrante
del Master Dual: Máster en Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera y Master in Teaching English as a Foreign Language. Autora y coautora de investigaciones del ámbito educativo.

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *