nuevo-orden-mundial

El nuevo orden mundial y el conspiracionismo

Por: Tere Quezada

La frase “Novus Ordo Seclorum” (El Nuevo Orden de los tiempos), fue inspirada en las bucólicas del poeta romano Virgilio)

Se habla tanto de los mentados Iluminati y el nuevo orden mundial que en raras ocasiones le echo un ojo a toda esa basura, pero no sé qué me asombra más, si la ignorancia de la gente o la incapacidad que tienen para pasar los datos por el filtro de la reflexión. Al menos que pasara por una pizca de cierto juicio. Con agrado y asombro vi hace unos días que la revista Letras Libres escribió un texto (intitulado: Información no comprobada) sobre las mentiras y la manipulación del sitio ruso RT y me agradó mucho porque el sitio RT tiene dentro de varios objetivos engañar con noticias falsas a la gente de América Latina, especialmente cuando se trata de judíos y norteamericanos; noticias que se engullen sin filtro los latinos y que no sólo los alejan de la verdad sino que los dejan aislados del mundo al tener ideas distorsionadas de la realidad provocando un desconocimiento ilusorio de la política internacional.

Por supuesto que hubo un nuevo orden mundial, claro que sí, pero sucedió (arrancó) en MDCCLXXVI, esto es, en 1776, el año de la Declaración de la Independencia de los EU, donde se menciona -por primera vez en la humanidad- las atrocidades de la cacería humana en África. En ese documento histórico del cual el libertador Simón Bolívar se inspiró para escribir el Manifiesto de Cartagena, se menciona por primera vez el trato inhumano de la raza africana para su venta y comercialización como esclavos. Práctica común en ese entonces. Francia, Holanda, Portugal e Inglaterra eran los países que cazaban y comercializaban a la raza negra. EU nunca lo hizo. Al día de hoy no se les ha reclamado dicha participación en la historia, pues son el origen principal de muchos males del África, mucho menos a los franceses, que no han sido  creadores de nada en la historia de la humanidad y se les imputa falsamente como los próceres de la libertad.

Simbología del billete norteamericano.

La frase ?Novus Ordo Seclorum? (El Nuevo Orden de los tiempos), fue inspirada en las bucólicas del poeta romano Virgilio, es una frase tomada del cuarto poema de las ?Églogas de Virgilio? que en latín dice así: Ultima Cumaei venit iam carminis ætas;Magnus ab integro sæclorum nascitur ordo. Iam redit et Virgo, redeunt Saturnia regna, iam nova progenies cælo demittitur alto. En inglés significa lo siguiente: Now comes the final era of the Sibyl‘s song; The great order of the ages is born afresh. And now justice returns, honored rules return; now a new lineage is sent down from high heaven.

Con la Declaración de la Independencia se acaba para siempre con la figura del Señor Feudal y la Monarquía pues los nuevos padres de la patria diseñaron por primera vez en la historia la figura del ?Presidente?, y es George Washington el primer Presidente en la historia de la humanidad.

La frase en latín ?ANNUIT COEPTIS? (Annuit C?ptis) significa “He [God] has favored our undertakings”, Dios y la Providencia ha favorecido nuestras acciones”. El nuevo diseño político para dirigir al nuevo pueblo libre de ese entonces se crea bajo la aprobación de la ley cristiana pues Dios es el único que puede otorgar los ?derechos inalienables?, esto es, ningún hombre puede autorizar o quitar vida, brindar libertad, o felicidad más que Dios.

Las dos frases van acompañadas del ?Ojo de Horus?, el ojo que todo lo ve, el ojo de la divina providencia basado en el Mito de Osiris, el cual significa ?renacimiento?, los griegos decían: ?En los himnos sagrados de Osiris es evocado aquél que está escondido en los brazos del Sol?, refiriéndose al ojo como una gran fuente de luz y de vida.

A la insignia con toda esta simbología le llaman ?The Great Seal? o El Gran Sello.

En 1782, Sam Adams desde el Congreso (el 3er congreso) llamó a un artista del diseño, William Barton, de Filadelfia, para traer una propuesta a la junta nacional (Third Great Seal Committee), Barton, pintor y experto en heráldica, sugirió una pirámide de trece capas por debajo del ?Ojo de la Providencia?. Los lemas que Barton eligió para acompañar el diseño eran Deo Favente (“con el favor de Dios”, o más literalmente, “con Dios a favor”) y Perennis (“eterno”). Los diseños de las monedas fueron diseñadas por Francis Hopkinson, delegado de New Jersey y uno de los firmantes de la declaración de la independencia. Básicamente Hopkinson diseñó la bandera norteamericana también. Años después fue juez federal en Pensilvania.  

En el diseño de la versión final del Gran Sello, Charles Thomson (un ex profesor de latín) mantuvo la pirámide y el ojo para el reverso pero sustituye los dos lemas, utilizando Annuit C?ptis en lugar de Deo Favente, y Novus Ordo Seclorum en lugar de Perennis. Cuando él proporcionó su explicación oficial sobre el significado de este lema, escribió: El ojo sobre ella [la pirámide] y el lema Annuit C?ptis refieren a los muchos significados de la providencia en favor de la causa norteamericana.

La frase de las monedas ?E Pluribus Unum? (?de todos uno?), está compuesta de trece letras al igual que Annuit Coeptis y van acompañadas de 13 flechas, 13 estrellas y 13 rayas. La pirámide tiene 13 niveles. Y todo esto no tiene ninguna otra alusión más que la representación absoluta de las 13 colonias que fundaron los EEUU.

Todo el diseño principal del billete (dólar)  así como sus monedas se creó con un comité elegido por el congreso y de manera pública, nada se hizo en lo oscurito ni en secreto y no tiene ningún otro significado más que el que es. Fue una forma de dejar plasmado para siempre un nuevo orden de vida que cambió el rumbo del mundo y el rumbo de la humanidad para siempre. Hoy nosotros los mexicanos al igual que otras naciones usamos una Constitución, el sistema de los tres poderes divididos y el sistema de partidos.

Yo decidí no discutir más con los masones porque son ellos los que dicen que los padres de la patria fueron masones, lo cual es una gran mentira, los padres de la patria no trabajaron nunca como logia y muchos menos de manera secreta, todo su trabajo fue público en las trece colonias y no hay ninguna documentación ni existe ningún biógrafo experto de la academia (que son los oficiales) que afirme o diga que fueron masones o logia masónica. Al estudiar la documentación completa de toda la teoría política (documentos federalistas) y la Constitución, jamás y de ningún modo, hay algún rasgo, señal o vestigio de ideas masónicas, es una documentación estrictamente de teoría política de gran nivel y excepcional, y como casi todos eran hombres cultos y conocían la filosofía griega, sabían leer latín y griego, pues era obvio que usaran símbolos con influencia de los clásicos griegos y romanos, al igual que la sabiduría egipcia.  

Los masones comenzaron con este chisme en 1827, cuando ya no existía vivo ningún padre de la patria. Desde entonces le han hecho creer a la gente que eran masones y desmentirlo sería agotador e infructuoso.

 fuente: http://www.sdpnoticias.com/columnas/2015/02/01/el-nuevo-orden-mundial-y-el-conspiracionismo

Tere Quezada

Tere Quezada

Mastra de inglés como segunda lengua con una sub especialidad en Fonética y un minor en Historia Asiática comparada e Historia Constitucional de los Estados Unidos de Norteamérica por la Universidad del Estado de California.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *