Argentina: Educación y democracia

América del Sur/Argentina/09 Octubre 2016/Fuente y Autor: elesquiu
A casi cuatro meses de haberse cumplido con el proceso electoral para designar a los representantes del sector docente en la Junta de Clasificación y el Tribunal de Disciplina del ministerio de Educación, hay un profunda incertidumbre sobre cuándo se concretarán las asunciones de quienes fueron elegidos democráticamente en las urnas.
El comicio fue largamente esperado, ya que en 2008 se realizó por última vez para cubrir esos cargos previstos constitucionalmente en la estructura del cogobierno escolar. Sin dudas que fue una gran deuda de las distintas gestiones que pasaron por la cartera educativa desde 2011, ya que quienes resultaron electos en aquella oportunidad finalizaron sus funciones en 2012.
Dos años demandó al ministerio de Educación llevar adelante la elección, que se cumplió el 10 de junio. El resultado que arrojaron las urnas le dio la victoria al gremio Ateca en Educación Primaria, y UDA en Educación Secundaria; un resultado que tradicionalmente se venía repitiendo históricamente hasta 2008.
Sin embargo, en esta oportunidad la elección tuvo un condimento más, dado por la participación de Aduca, una asociación gremial que nunca había tenido reconocimiento oficial hasta este año, cuando desde el ministerio de Educación se le reconoció representatividad y fue sentada en la mesa de discusión paritaria y habilitada a participar del acto electoral.
Justamente fue desde Aduca desde donde salieron a cuestionar la validez de los resultados del acto electoral. A principios de agosto -casi dos meses después del comicio- denunciaron la existencia de fraude, aduciendo que los resultados que emitió la Junta Electoral diferían de los datos que ellos habían recabado de sus fiscales. Y que esa diferencia les quitaba representación en el cogobierno.
Sólo el 50 por ciento de los 9.000 docentes habilitados para votar acudieron a las urnas. Resulta cuando menos sugestivo que, tratándose de analizar nada más que 4.500 votos, han pasado dos meses desde la denuncia de Aduca y todavía no hay claridad sobre el resultado de la elección, aún cuando fueron promulgados los representantes electos.
Y mientras tanto los órganos de cogobierno, cuando restan apenas dos meses para finalizar el año lectivo, continúan funcionando en forma irregular.
Desde UDA, el pasado viernes intimaron a las autoridades educativas que resuelvan la asunción de los representantes elegidos. Por el bien de la educación y la democracia, urge despejar todas las posibles dudas y regularizar el funcionamiento de los órganos del cogobierno que tienen un rol fundamental en el sistema educativo.
Fuente de la noticia: http://www.elesquiu.com/editorial/2016/10/9/educacion-democracia-228561.html
Fuente de la imagen: http://www.elesquiu.com/u/fotografias/m/2016/10/8/f620x350-208532_239550_14.jpg
Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *