La consulta sobre el Nuevo Modelo Educativo: la dificultad de la reflexión.

Por: Pluma Invitada.

El foro de consulta con académicos y especialistas en política educativa sobre el Modelo Educativo y  la Propuesta curricular para la educación obligatoria, estuvo marcado  por los  signos de nuestros tiempos: la dificultad de la reflexión, los límites y los candados representados por el acotamiento en tiempo y forma de las intervenciones sugeridas por los mediadores “de casa” interpretando  una  síntesis –más bien  la reducción – de los temas puestos a la mesa, la prisa, siempre la prisa como forma de sustitución  del  análisis requerido en una época clave.

Corto el periodo destinado a  revisar  los materiales escritos  que nos presentaron: magnífico papel y colorido  de las presentaciones del modelo y el currículo materiales  que si bien  servirán para una revisión con nuestros alumnos en   futuras lecciones, no permiten  emitir argumentos de peso para  retroalimentar desde nuestras especialidades, los contenidos, problemas y métodos cuya revisión obviamente demanda lapsos escasamente disponibles por los asistentes desde sus obligaciones  institucionales  y personales .

¿Representa  el llamado Modelo educativo realmente los requerimientos de marcos para una reforma según nuestro contexto o es más bien la formulación  de deseos y “deberes”?   De hecho nuestros alumnos de las escuelas de educación, los pedagogos, los normalistas, los sociólogos y los psicólogos educativos  conocen, saben y manejan  desde los inicios de su carrera la enorme distancia entre el deber ser y el ser, entre el fruto de ambiciones y sueños, y la realidad pura y dura en que se pretenden. Pareciera atinado el cuestionamiento que ahí se hiciera  sobre cuál era el país  en el que  busca desarrollar los requerimientos, alcanzar las propuestas  cumplir las condiciones ¿Cómo? ¿Dentro de qué condiciones políticas, cuáles, alumnos, qué tipo de docentes?

Y entonces cabe plantearse si el foro, los foros …. servirán a las autoridades que nos convocaron  dentro de los límites  de que disponen,  para corregir mediante  un profundo análisis, los serios problemas que el modelo presenta, o si el modelo no es más que un referente plantado como la propuesta restrictiva de la crítica que permitiera superarlo.

Entonces y desde lo anterior cabe preguntarse entre otros ¿ el dominio atinado de   la historia de las reformas educativas mostrado  por algunos colegas servirá  para repensar  el presente y  ubicar los cambios surgidos como necesidades  de  2012 a la fecha, o esta reforma es una más de  las que se han venido intentando desde esa época o aun desde otras anteriores?

¿Les será productivo el llamado a atender en versiones posteriores de  la  Escuela al Centro, la importancia, ausente en la versión original, de los destinatarios potenciales: niños, jóvenes y docentes quienes debieran figurar como actores fundamentales  junto a las actividades del aprendizaje y la labor de la enseñanza,  elementos que debieran  enfatizarse en tal concepción ?

Por otra  parte, la sugerencia de  atención al plagio ¿Servirá para atender las posibilidades aparentemente existentes, corregir la bibliografía, reconocer los créditos necesarios  y preparar  actitudes de los futuros alumnos  frente a las posibilidades  de reproducción de textos y a la repetición de ideas del modelo incluidas  sin el reconocimiento correspondiente?

Frente a lo anterior algunos salimos del foro pensando que más que evaluaciones de rasero, se hubieran  requerido serios diagnósticos de las condiciones institucionales, personales y sociales  de  una gran  diversidad de medios educativos que representan a nuestro sistema escolarizado público y privado.

¿Cómo formaremos alumnos críticos, capaces de solucionar problemas medulares,  frente al acoso de medios masivos que se confirma  simulan y engañan o frente a la desaparición sistemática  de quienes discrepan e  intentan desnudar  las apariencias pretendidas?  Cómo argumentarán los alumnos de hoy, maestros del futuro frente a la pretensión de dominio  dogmático de iglesia e iglesias, religión y religiones? ¿ Qué papel tendrán  frente a  gobernadores y  secretarios, en fin, frente a un sistema político que impone sus planteamientos con la ayuda de cuerpos militares y policíacos reconocidos como “nuestros verdaderos pilares de la democracia”?  Que camino seguirá la Reforma en la paradoja representada por un discurso  que ofrece recursos ilimitados  cuando simultáneamente  la prensa señala recortes a la educación y la cultura?

Probablemente muchos en el foro habrán enfatizado –con esperanza o no –  la necesidad de una construcción elaborada, analítica , reflexiva y consensuada que demandaría  el cambio o  los cambios,  para su logro.

Frente a la conjunción precipitada de trozos selectos y pretensiones de diverso tipo que el  modelo   presenta  como  el marco directivo de una Reforma de reformas  los académicos y especialistas se encontraron desarmados por los candados propuestos mediante normas establecidas, tiempos y temas acotados a través de una  presentación  del que se impuso y muchos seguimos de forma obediente. Es probable que muchos salieran de ahí pensando  en el pobre papel jugado  aun cuando desde el principio corrían el riesgo    de constituirse en un potencial  garante de un discurso  preestablecido:  X número de foros, Y número de asistentes, Z número de consultados constituyen la fuente de afirmación de las pretensiones de Reforma lo que permite mostrar el carácter democrático de los procesos seguidos.  No será esta la primera ni la última vez que esto suceda.

Muchos  invitados al foro asistieron con la curiosidad sociológica de quien escasamente  es convocado desde la esfera del poder  por su especialidad o por su campo de estudio porque seguramente no dirá lo que se busca, no afirmará lo que se pretende  y sí enfatizará  – en condiciones como ésta –  la necesidad del análisis, el estudio  y  el debate de muchos temas planteados en el modelo.  Muchos  habrán recomendado revisar la extensa  producción de académicos  y especialistas  que han dedicado un tiempo considerable a tratamientos diversos de los múltiples problemas que atraviesan a la formación  y a la educación publica y privada tratados hoy con la banalidad y la prisa que exige discurso preestablecido , ojalá lo último aquí señalado sea atendido por nuestros convocantes.

Fuente: http://www.educacionfutura.org/la-consulta-sobre-el-nuevo-modelo-educativo-la-dificultad-de-la-reflexion/

Imagen: http://www.educacionfutura.org/wp-content/uploads/2016/08/unspecified-1mm-300×200.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *