Educación de jóvenes con rezago educativo en América Latina: una deuda pendiente.

Por: Ignacia Labbé C

La educación de jóvenes y adultos es una de las problemáticas menos valoradas en las agendas educativas de los países latinoamericanos, la falta de fomento y dialogo entre las investigaciones académicas y las políticas educativas generan un vacío preocupante que propicia más desigualdades en los actuales jóvenes y las futuras generaciones.

Cifras que sorprenden
Desde las cifras mundiales se puede decir que el número de analfabetos en el mundo ha ido disminuyendo. Según el Instituto de Estadísticas de la UNESCO (IEU) el año 1995 los analfabetos representaban un 24,5% de la población mundial, en el año 2000 el 20,3% y para el año 2014 la cifra es de 16% es decir 781 millones de personas, de las cuales un 64% son mujeres.

En América Latina se estima que 8% de los adolescentes y jóvenes menores de 25 años no lograron completar al menos cuatro años de escolarización, por lo que se consideran como analfabetas funcionales, mientras ese porcentaje se eleva a 14 por ciento para la población de entre 25 y 34 años. De acuerdo con datos del Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (Siteal), en la región más de 40 millones de personas adultas no saben leer ni escribir.

El año 2010 la CEPAL publicó un estudio llamado Impacto social y económico del analfabetismo que mencionaba alguno de los efectos asociados al no saber leer ni escribir en nuestras actuales sociedades, como por ejemplo el alfabetismo aumenta la vulnerabilidad socioeconómica presente y futura, las personas analfabetas tienen mayores dificultades de inserción social a nivel personal y familiar, presenta limitaciones de empleabilidad, tienen bajo conocimiento de los derechos y deberes, presentan problemas de salud, higiene y nutrición y tienen efectos en el comportamiento sexual y reproductivo. También tienen menos expectativas y aspiraciones educacionales para así mismos y sus hijos, presentan una baja participación en la educación de sus hijos, y en general sienten una falta reconocimiento social, baja autoestima, escaza autonomía y poca reflexión crítica.

Es necesario aclarar en este punto que el fenómeno del analfabetismo, es decir el no saber leer ni escribir, es la forma de rezago educativo más grave. Entenderemos como rezago educativo como toda persona mayor de 15 años que no ha cumplido su educación básica , generalmente este fenómeno se produce por la interrupción de los estudios que tiene como causa múltiples factores siendo los más comunes: las condiciones socioeconómicas y por lo tanto la urgencia de trabajar, el crecimiento poblacional, las diferencias entre lo urbano y lo rural, entre otras. Lo sorprendente es que a la fecha no existe un dato duro exacto de la cifra de jóvenes en esta condición en nuestro continente, una razón podría ser las múltiples definiciones de rezago educativo que cambian de país en país y los diferentes grados de obligatoriedad de educación básica.

Fuente: http://orei.campanaderechoeducacion.org/post_analisis/educacion-de-jovenes-con-rezago-educativo-en-america-latina-una-deuda-pendiente/

Imagen: http://orei.campanaderechoeducacion.org/wp-content/uploads/2016/03/ANALISIS_EJA_arribalasqueluchan-25-820×300.jpg

Ignacia Labbé

Ignacia Labbé

Periodista que se cree profesora y socióloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *