Israel suspende su cooperación con la Unesco

Asia/Israel/15 de octubre de 2016/es.rfi.fr

El Estado anunció su intención de interrumpir su relación con la organización internacional a la que acusó de apoyar el “terrorismo islamista” tras la aprobación de un texto sobre Jerusalén promovido por países árabes.

Israel anunció el viernes que suspende su cooperación con la Unesco, un día después de una votación denunciada por los israelíes como una negación del vínculo milenario entre los judíos y Jerusalén.

En una carta dirigida a la directora general de la Unesco, Irina Bokova, y publicada en Twitter, el ministro israelí de Educación, Naftali Bennett, acusa a esta organización de aportar un “apoyo inmediato al terrorismo islamista” y anuncia la suspensión por la comisión israelí de la Unesco de “todas sus actividades profesionales con la organización internacional”.

Esta decisión se traduce en el rechazo a reunirse con representantes de la Unesco o a participar en conferencias internacionales, precisó el ministerio.

La Unesco aprobó el jueves un texto sometido por siete países árabes con el objetivo de “salvaguardar el patrimonio cultural de Palestina y del carácter distintivo de Jerusalén Este”.

 Jerusalén Este es la parte palestina de Jerusalén ocupada desde 1967 por Israel, y anexionada posteriormente, y que los palestinos quieren que sea la capital de su futuro Estado.

Es ahí donde se halla la ultrasensible explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del islam, y lugar más sagrado para los judíos, al que llaman monte del Templo. En este punto se elevaba el segundo templo judío destruido por los romanos en el año 70.

Japón también

Poco después del anuncio de Israel, el ministro de Relaciones Exteriores, Fumio Kishida, de Japón anunció que su país no pagó este año su parte de financiación a la Unesco, un año después de criticar que el organismo de la ONU decidiera incluir los documentos de la masacre de Nankin en su Registro de Memoria del Mundo.

Tokio, uno de los mayores contribuyentes de la Unesco, con un pago anual de 4.400 millones de yenes (38 millones de euros al cambio actual), acusa a la institución de haber tomado una decisión política que iría contra la neutralidad en que deberían basarse sus actuaciones.

Sin embargo, Kishida negó cualquier relación directa con este asunto.

Los documentos relativos a las atrocidades cometidas por el ejército imperial japonés en 1937 en China fueron incluidos en 2015 en el Registro de la Memoria del Mundo de la Unesco.

La conquista de Nankin, entonces capital de la República de China, dio lugar en diciembre de 1937 a matanzas, asesinatos, violaciones y saqueos por parte de las tropas japonesas.

Japón reconoce que “se cometió el asesinato de un gran número de no combatientes, saqueos y otros actos” pero que el número de víctimas es “difícil de determinar”. Sin embargo, China defiende que fueron 300.000 las personas abatidas por los militares nipones.

Tomado de: http://es.rfi.fr/oriente-medio/20161014-israel-suspende-su-cooperacion-con-la-unesco

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *