23

“Sería una pena renunciar al avance educativo del Bachillerato concertado”

18 de octubre de 2016/Fuente: el mundo

Fue una de las cabezas visibles que el curso pasado enarboló la bandera contra la política de la Conselleria de Educación hacia la escuela concertada. Pero a pesar de que hoy Vicenta Rodríguez no esconde la inquietud del sector por lo que pueda pasar con el Bachillerato y la FP, tiende la mano al departamento que dirige Vicent Marzà, reconoce las bondades del programa Xarxa Llibres e incluso admite que el decreto de plurilingüismo puede hacer avanzar efectivamente en la presencia del valenciano.

¿Cómo describiría la política de la Conselleria de Educación hacia la escuela concertada?
Yo creo que no tienen un buen conocimiento de lo que es la enseñanza concertada y viven más de los prejuicios, de lo que durante años han podido conocer. Pero pienso que no nos conocen en profundidad y tienen una mala imagen de nosotros, unos prejuicios muy fuertes y por eso me propuse hablar con el conseller para explicarle nuestra labor. Somos enseñanza privada-concertada y ellos quizá hacen más hincapié en la parte privada. Nosotros hacemos más en la parte concertada, que significa que cumplimos las normas igual que un centro público porque son exactamente iguales en muchos casos. También está la riqueza que suponemos para la sociedad como opción diferente. Es genial que los padres elijan una enseñanza pública, pero también que den opción a los padres que decidan elegir un centro concertado. La política del Consell es de prejuicios, de estereotipos, de falso conocimiento de nuestra realidad.
Para la derecha, la escuela pública y la concertada pueden ser redes complementarias, mientras que para la izquierda, la segunda debe ser subsidiaria de la primera. ¿No es tan legítimo un planteamiento político como el otro?
Lo legítimo es que sean complementarias pues por qué se va a priorizar lo público o lo estatal sobre la opción privada-concertada. Somos complementarias porque nos complementamos. Subsidiaria es decir que ‘no tengo más remedio que soportarte porque no tengo suficiente oferta pública’. La subsidiariedad iría en contra de lo que es la libertad de enseñanza, que está recogida en la Constitución. Lo difícil es entender que la concertada no se opone a la pública sino que son dos redes que se complementan y que las familias eligen; es lo que nos hace ser diferentes. Habrá centros públicos de una manera y otros de otra, igual que hay concertados con unos sistemas y otros con otros. Es verdad que la Conselleria hace hincapié en la subsidiariedad, pero creo que eso es menoscabar la importancia de la concertada. Desde siempre ha funcionado muy bien como complementaria. Dejarnos como subsidiarios, lo que no hay más remedio que mantener, creo que es una pobreza para el sistema educativo.
¿Qué les transmiten las familias? ¿Comparten la preocupación de los titulares de los centros?
Las familias terminaron el pasado curso preocupadas. Hemos empezado un poco inquietos por la gestión de Xarxa Llibres o las becas de comedor. Los padres están preocupados y expresan un razonamiento: ‘Si optamos por un colegio a los 3 años, queremos que nuestro hijo continúe la escolaridad en este centro. ¿Por qué nos obligan ahora a tener que cambiar?’. Quizá estamos poniendo la venda antes de la herida. No sabemos realmente cuál va a ser el criterio para concertar o no en el Bachillerato y la Formación Profesional.
Teniendo en cuenta que la Conselleria ha dicho que se concertará sólo en los casos en que la oferta pública no sea suficiente, ¿qué colegios deberían tener prioridad a la hora de mantener su concierto?
Un hecho objetivo es la demanda social. Si el centro tiene demanda social, ¿por qué se va a ver privado del Bachillerato concertado? Nosotros no vamos a negociar este centro sí o este no. Nuestro papel es que todos los concertados que tengan demanda en Bachillerato continúen. Si hay uno que no tiene demanda social, habrá que decirlo. Pero creo que casi todos los que tienen Bachillerato tienen demanda social. Como dicen los padres, estando contentos con el centro, con su carácter propio, su trabajo educativo, ¿por qué deben sacar a su hijo para llevarlo a un público o dejarlo en su colegio pagando más de 300 euros? Se elimina la posibilidad a las familias de continuar en ese centro que eligieron a los 3 años.
Educación argumenta que no tiene la obligación de concertar por ser etapas postobligatorias, además de que en esto la Comunidad Valenciana es una excepción en España. ¿Qué responderán?
Una vez que hemos conseguido avanzar en esa línea de conciertos y que llegue la escolaridad obligatoria hasta los 18 -al ser concertado se facilita la escolarización gratuita-, una vez que hemos hecho esa conquista educativa y social, es una pena que renunciemos a ella. Es verdad que no hay obligación, pero si contamos con que uno de los principios de la educación para 2020 es que exista esa escolaridad obligatoria hasta los 18, ¿por qué se va a perder ahora una conquista social? Otra cosa sería si las familias no lo demandaran o si no funcionase, pero hoy nadie se plantea retirar los conciertos de 3, 4 y 5 años. Infantil tampoco es etapa obligatoria y no nos lo cuestionamos, e incluso se han puesto aulas públicas de 2 años. Si ya empezamos a escolarizar temprano porque está demostrado el valor pedagógico, ¿por qué vamos a cortar a los 16 cuando el objetivo es llegar a los 18? Sería una pena perder este avance educativo y social que se ha logrado en esta Comunidad que ha sido pionera.
¿Aun habiendo plazas vacantes en institutos públicos?
A lo mejor lo que hay que plantearse es por qué hay plazas en la escuela pública. Los centros públicos de Primaria están adscritos a un instituto para que sus alumnos pasen automáticamente y que haya un mejor seguimiento de ellos. Esa era una de las ventajas de los concertados. Se ha hecho este año de manera más firme en los centros públicos, por lo que si esto se valora, ¿por qué lo vamos a suprimir ahora? Sería guillotinar un proyecto cuando en la pública se está aceptando como bueno y nosotros ya lo tenemos.
¿Iría la concertada a los tribunales?
Llegar hasta ahí ni me lo planteo en principio. No creo que vaya a ser tan grave.
¿Y manifestaciones en la calle?
Supongo que si las cosas no salen bien objetivamente hablando y nos escapamos de lo que es razonable, creo que sí habrá muchas familias que desearán salir a la calle y decir que esto no les parece ni justo, ni bueno ni legal.
Muchos colegios concertados decidieron no participar en los bancos de libros de Xarxa Llibres. ¿Se lo replantearán en el futuro?
Quizá se hubiese solucionado si nos hubiésemos sentado antes de publicar la normativa y visto los pros y contras. Se ha gestionado muy tarde y mal. Ahora otro problema añadido es que muchos centros hacen venta de libros a las familias con el consiguiente descuento. Eso es bueno porque las familias se ahorran mucho dinero, pero ¿cómo facturo a Conselleria? Me he vendido los libros a mí misma para distribuirlos a su vez a las familias. Los concertados que no han entrado es porque no lo han visto claro. En mi colegio entramos porque nos parecía un sistema bueno, aunque reconozco que fue un trabajo ímprobo. Si se solucionase todo, pienso que el año que viene habrá muchos más centros participando. Nosotros nunca hemos sido obstrucción para la Conselleria. Hemos sido siempre leales y colaboradores.
¿Siente que la Conselleria está únicamente contra una parte de la concertada? ¿Se siente en el punto de mira la concertada católica?
Creo que la concertada somos todos. No nos sentimos especialmente atacados por el tema religioso. Supongo que lo que han tocado hasta ahora ha sido puramente educativo, de gestión. No hemos entrado en el ideario o los valores.
El nuevo decreto de plurilingüismo permite a los colegios mantener sus actuales líneas en castellano. ¿Se sentirá la concertada incentivada para implantar programas con más valenciano?
Dependerá de las zonas. Ese es el gran problema para el sistema educativo. Hay colegios concertados en Castellón que tienen prácticamente todo en valenciano y colegios de Alicante que no. Creo que el decreto supone una declaración de principios interesante porque nos va a permitir avanzar a todos hacia el valenciano pero también al inglés. Me parece bien que apueste por la formación de los profesores, pero no sólo para que tengan un título, sino la metodología adecuada que les permita enseñar mejor los idiomas. Avanzar al valenciano es importante porque es la lengua cooficial, pero también es verdad que desde los medios de comunicación, y lo recoge el decreto, habrá que trabajar más tanto el valenciano como el inglés. Estudiar mucho valenciano o inglés no te da capacidad para hablarlo, es el contacto. Las dos grandes apuestas que hace el decreto son la formación del profesorado y el papel de los medios de comunicación. Y luego que sea respetuoso con las zonas. Un idioma nunca se puede imponer. Es cierto que se puede dar una situación compleja, que por tener más valenciano se pueda tener más inglés. Habrá que ser respetuoso con los castellanohablantes para que puedan titular en inglés.
Los tribunales investigan supuestos pagos irregulares a las patronales de la concertada por la figura de sus liberados a sueldo de la Administración. ¿Mantiene que todo era legal?
En Escuelas Católicas, y en FERE en particular, estamos muy tranquilos y hemos entregado toda la documentación. El convenio nació en FERE nacional y nuestra Conselleria lo mantuvo. En un momento hizo una prórroga tácita y no se renovó, aunque nosotros insistimos en que el convenio estaba sin firmar. Ahí surgió la dificultad. Pero nosotros hemos hecho los cursos de formación, están las personas y los colaboradores de formación que teníamos, que eran profesores y estaban en sus centros. Cuando fueron llamados a participar como formadores, en su lugar en sus colegios se puso a otros profesores. Al acabar, han vuelto a sus colegios porque todos eran profesores, excepto uno que se ha jubilado.
¿No han vuelto a hablar de este convenio con la actual Conselleria?
Se terminó en abril de 2015. Surgió esta situación y los profesores se quedaron a terminar el curso, pagados ya por FERE, y en junio se reincorporaron a sus centros. A día de hoy, el personal que tenemos en nuestra sede trabajando es personal pagado íntegramente por Escuelas Católicas. Ese convenio no se ha vuelto a renovar ni nos han hecho ninguna propuesta. Imagino que cuando esto acabe y se aclare, habrá que volver a plantearlo. Es una obligación de los gobiernos favorecer la formación de docentes. Precisamente porque no existían suficientes Cefires se concedió que FERE pudiera gestionar esos cursos de formación. Y lo hicimos con profesores. De hecho nosotros no veíamos el dinero, pues los salarios iban directamente al profesor. No sé por qué se habla de financiación irregular de las patronales. Por eso cuando se acabó ellos volvieron a su colegio y siguieron percibiendo su salario igual.
Para la formación en plurilingüismo, ¿tendrán los profesores de la concertada acceso ahora a los Cefires públicos?
Nosotros ya hemos empezado tanto en valenciano como en inglés cursos de capacitación. Se hace a través de la Fundación Tripartita. Pero estamos bajo mínimos.

Fuente: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/10/16/58034b31ca4741e0328b45f4.html

Imagen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *