México: El Examen de desempeño es sólo simulación, Docentes

América del Norte/México/8 de noviembre de 2016/Fuente: la jornada

De simulación calificaron docentes de educación básica la evaluación del desempeño, tras acudir al inicio de la segunda aplicación a escala nacional, a la que se prevé asistan poco más de 45 mil maestros, directores, supervisores y técnicos académicos de 29 entidades, y que concluirá a principios de diciembre próximo.

En entrevista con La Jornada, algunos educadores destacaron que hay una enorme desorganización y un desfase entre lo que ocurre en la realidad y lo que se pregunta en el examen, además de que continúan los problemas de notificación, ya que muchos recibimos el aviso hace dos días. Profesoras de secundaria que imparten la materia de inglés denunciaron que por segundo año consecutivo hubo fallas con el sistema de cómputo para poder resolver el examen. La pantalla se puso en blanco y nadie resolvía ni nos decían nada. Nos cambiaron de computadora y fue igual, agregaron.

La maestra Nancy Vera destacó que pese a los problemas del sistema se nos negó el derecho de tomar fotografías para recabar las evidencias físicas que después debemos presentar. Además, está el trato que nos dan, como si no fuéramos maestros. A una compañera ni siquiera querían dejarla salir al sanitario.

José Gallo, profesor de primaria con 33 años de servicio, afirmó que indiscutiblemente es una situación de simulación. En muchos casos estamos muy molestos, y no nos negamos a la evaluación, pero desafortundamente las formas, la logística, la falta de información y el completo desconocimiento de lo que pasa en el aula hacen de estos procesos algo tortuoso e inútil.

Interrogado en una de las 16 sedes habilitadas en la Ciudad de México para evaluar a mil 155 sustentantes (599 registrados para presentar la prueba de desempeño, 540 de ingreso y 16 el examen diagnóstico por el primer año de servicio), José Luis Tovar, maestro de ciencia en secundaria con más de 30 años de servicio, destacó que no debería estar presentando esta evaluación de forma obligatoria, porque vengo de un año de licencia médica.

Explicó que pese a que presentó su caso en las instancias correspondientes, en la coordinación nacional del Servicio Profesional Docente, nadie me dio respuesta, aunque se esté violando la normatividad laboral. Lo más triste es que nada de esto tiene que ver con lo que ocurre en el aula. Mariana, maestra de inglés desde hace 15 años en una secundaria pública, afirmó que me siento muy mal como persona, porque no es justo que nos hagan esto. Me evaluán en el conocimiento del inglés con estándares europeos, pero damos clase en condiciones muy precarias.

Tenemos, dijo, salones con 45 adolescentes, con espacios reducidos y sin material didáctico. Si la lógica es imponer una evaluación de primer mundo, exijo entonces condiciones de primer mundo para impartir clase.

Laura, maestra de prescolar, destacó que apenas la semana pasada se le notificó que debía acudir a la evaluación del desempeño, al cumplir su segundo año de maestra frente a grupo. Ha sido muy desgastante, porque el año pasado estaba regresando luego de dar a luz, y ahora sin mayor aviso, tan sólo con dos días, me tuve que presentar.

Por su parte, Gabriel, profesor de formación tecnológica en secundaria, expuso que acudió a la evaluación para tratar de alcanzar una plaza base de tiempo completo, pero reconoció que se trata de una asignatura que va a desaparecer en el nuevo plan de estudios que operará a partir del 2018, y nos preguntamos por qué este gobierno le va a heredar este problema a otro. No sabemos qué va a pasar, concluyó.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2016/11/06/politica/013n1pol?partner=rss

Imagen: insurgenciamagisterial.com/wp-content/uploads/2016/11/educacionyculturaaz.jpg

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.