Apoyando el aprendizaje de los estudiantes con discapacidad auditiva

Por Dulmar Pérez

Permítame narrarles una anécdota, comenzaré por señalar la experiencia didáctica con Magaly, estudiante universitaria, sorda profunda, a quien en un examen escrito, desde mi condición de profesora, le solicité que dibujaran 2 técnicas de enseñanza para desarrollar una clase, Magaly dibujó un sol y una luna. Me pregunté  ­-por qué había dibujado eso- le escribí en su hoja de examen, -para evitar la intervención del intérprete-  ¿estás haciendo referencia al uso del dibujo en clase?, dijo que sí, pero la noté un tanto insegura, no quedé convencida, sin embargo previo a la evaluación, les pedí que observaran una sesión de aprendizaje con un profesor del área de arte, que es la mención a la que ella pertenece, leyendo el informe, me percaté que la clase que observó se basó en un video del sol y la luna, para que los estudiantes centraran su atención en esas imágenes y proceder posteriormente a dibujar y a pintarlas, fue entonces cuando comprendí que en su evaluación estaba reflejando lo vivenciado en su actividad práctica, denotando dominio de contenido con respecto a la pregunta.

Desde esta experiencia se puede afirmar que en relación con el ámbito educativo resulta pertinente referirse a la discapacidad desde el contexto universitario y tal como lo establecen las normativas nacionales e internacionales debe ser accesible a todas las personas sin admitir ningún tipo de discriminación. El proceso de aprendizaje de los estudiantes con discapacidad auditiva, requiere medios distintos de los usuales en lo que se refiere a los canales empleados para la comunicación, o también a la forma que adquiere el mensaje para que este sea accesible, requiere además de personal calificado y formado para facilitar la enseñanza.

Las instituciones de Educación Universitaria son el escenario propicio para brindarles una mejor atención, buenos servicios y una educación universitaria de calidad a todas aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad. Es imprescindible seleccionar los recursos para el aprendizaje y estrategias de enseñanza que obedezcan a la equiparación de oportunidades, de igual modo se vislumbra el uso de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que pudieran establecer la diferencia, brindando nuevas posibilidades.

En este espacio entreveremos la experiencia en la elaboración de los mapas mentales como recurso para el aprendizaje de 4 estudiantes con discapacidad auditiva de la mención arte, generando un aprendizaje colaborativo, es una forma de trabajo que implica, tanto el desarrollo de conocimientos y habilidades individuales, como el desarrollo de una actitud positiva de interdependencia y respeto a las contribuciones.

Para dar inicio a la actividad se propuso como parte de la evaluación del contenido características de la escuela antigua y contemporánea, los conceptos de saber, conocer, enseñar y aprender, así como las teorías para el aprendizaje; elaborar un mapa mental, de forma grupal y obedeciendo a las pautas señaladas por Tony Buzan (2004, p. 49-52), en clase se preguntó qué se necesita para crear un mapa mental y los estudiantes respondieron: se elabora con dibujos y texto, palabras claves. Se recomendó para su elaboración buscar modelos de mapas mentales en internet y considerar las pautas que propone Buzan, los materiales fueron hojas blancas, papel bond, marcadores, colores, tiza, pinturas, además de la imaginación, creatividad y asociación.

Una vez dadas la orientaciones a los estudiantes de la Carrera de Educación Mención Arte conformada por 32 estudiantes, entre ellos Alejandra, Alicia, Magaly y Lisbeht,  (Sordas profundas), de cómo elaborar mapas mentales partiendo de lo propuesto por Buzan y entregado el material correspondiente en formato digital, el cual constó de un archivo pdf con las características de la escuela antigua y la escuela moderna, un documento en Power Point contentivo de las teorías para el aprendizaje, tendencias de enseñanza y un documento en Word con los conceptos de saber, conocer, enseñar y aprender, todos con imágenes para reforzar el contenido y adaptándolo a los estudiantes sordos, se orientó a organizarse en grupo, para realizar la lectura del material identificando las ideas primarias y secundarias, posteriormente se pidió extraer las palabras claves y considerar todas aquellas que se pudieran mostrar a través de imágenes, se sugirió hacer consensos con las imágenes elaboradas, para que tuvieran el mismo significado para todos los miembros del grupo.

Los estudiantes con discapacidad auditiva regresaron la siguiente sesión con su mapa colorido y vistoso para realizar la defensa, demostraron sus dotes creativos, al momento de elaborar el mapa mental, para desarrollar la actividad, se contó permanentemente con la colaboración y participación de la intérprete de lengua de Señas. El mapa mental lo presentaron de forma coherente incorporando gran parte del contenido, durante la explicación se mostraron seguras mostrando de manera organizada la información, respondieron acertadamente a las preguntas de la audiencia, las imágenes seleccionadas reflejaban claramente la información a transmitir, se observó un mapa mental colorido, interesante y agradable, buen tamaño de las imágenes y de la letra, la exposición fue clara y precisa, resaltando el dominio del contenido de las participantes.

Luego se les pidió sus impresiones y experiencias con respecto al uso del mapa mental, respondieron muy agradadas que se sintieron motivadas, interesadas, plasmando con imágenes, colores y palabras claves las ideas, requirieron de la ayuda del asesor académico, para esquematizar el contenido y extraer las ideas principales, pudieron sustituir palabras por imágenes y enlazar las ideas, manifestaron que para la exposición fue sencillo, pues el pensamiento estaba organizado, el mapa mental, les permitió dibujar, expresar de forma fácil y organizada sus ideas y conocimientos adquiridos, guardando cierta relación con su forma de expresión gramatical.

Los mapas mentales representan un recurso interesante y creativo para propiciar el aprendizaje en los estudiantes y especialmente en los que poseen discapacidad auditiva, el hecho de olvidarnos de los conectivos, de los artículos, de centrarnos en imágenes y en palabras claves, guarda mucha relación con el proceso de aprehensión del conocimiento de esta población. Es necesario que el docente universitario conozca que estrategias de enseñanza y recursos para el aprendizaje, son más apropiados para propiciar experiencias de aprendizajes en los estudiantes, el uso de los mapas mentales con esta población demostró un elevado potencial para plasmar sus ideas, evidenciando que lo importante es crear las condiciones para la relación de aprendizajes significativos.

En este sentido se sugiere el uso de mapas mentales, tanto para desarrollar un tema, como para la toma de apuntes en clase, pueden incorporar para la entrega de la actividad un video de la explicación del mapa en lengua de señas interpretado con voz, es recomendable además que el profesor elabore mapas mentales para exponer sus contenidos, debe incorporar las TIC al proceso de enseñanza y aprendizaje, si se cuentan con las habilidades tecnológicas necesarias, por parte de los estudiantes, pueden elaborar mapas mentales haciendo uso de cualquier herramienta ofimática.

A menudo la mayoría de los docentes, tienden a sentirse inseguros e incómodos con la presencia de alguna persona con discapacidad, sus recursos y actividades son generalizados para el grupo de estudiante sin hacer distinción de acuerdo a la discapacidad del estudiante, desconocen la realidad y las características de la persona con discapacidad, carecen de formación para el trabajo académico dirigido a estudiantes con discapacidad, no articulan sus actividades con la labor del intérprete de lengua de señas. Como docentes debemos examinar las barreras en la participación de los estudiantes y hacer uso eficaz de los recursos disponibles para apoyar el aprendizaje, debemos formarnos e inspirarnos en la atención e instrucción de los estudiantes con discapacidad auditiva, se requiere de materiales, recursos pedagógicos y tecnológicos dirigidos a esta población, de acuerdo a las asignaturas que cursan, para que puedan asimilar los conocimientos y participar activamente en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Los medios de enseñanza y recursos para el aprendizaje, han sido diseñados para ser utilizados en los procesos educativos, son adaptados por los docentes para impartir sus conocimientos y más recientemente la tecnología educativa, ha servido de apoyo para aumentar la efectividad del trabajo del profesor, sin llegar a sustituir su función educativa y humana, así como organizar la carga de trabajo de los estudiantes, el tiempo necesario para su formación científica, elevando la motivación hacia la enseñanza y el aprendizaje, garantizando de este modo la asimilación de lo esencial.

Para el trabajo académico dirigido a los estudiantes con discapacidad auditiva se recomienda realizar esquemas, mapas conceptuales, gráficos, dramatizaciones, imágenes, dibujos, caricaturas, mapas mentales, pictogramas. Es importante ofrecer con anticipación los materiales que se impartirán en clases, un resumen y/o esquema de lo que se verá en la siguiente sesión, compartir con antelación el contenido de las clases  con el interprete en lengua de Señas a fin de facilitar la interpretación, así como el apoyo visual (video beam, computador, videos subtitulados, diapositivas elaboradas en función de palabras claves e imágenes entre otros), se propone la lluvia de ideas como técnica por excelencia para iniciar una clase, con la lluvia de ideas el estudiante expresa libremente su conocimiento, desarrolla la capacidad creativa y confronta alternativas de solución para resolver un tema determinado, se incita a la formación de ideas, es necesario escribir siempre las palabras nuevas en el pizarrón, en cuanto a las asignaciones escritas como ensayos pueden ser presentados en videos en lengua de Señas, interpretados con voz, se debe discutir con el intérprete o al asesor con anticipación la planificación, material fotocopiado o digitalizado, fuentes bibliográficas y tipo de evaluación, para favorecer el proceso de enseñanza y aprendizaje.

¿Inclusión de calidad?, ¿Equiparación de oportunidades o igualdad de condiciones?, ¿Qué se propone realmente con la integración de estudiantes con discapacidad auditiva al ámbito universitario?, ¿qué estrategias y recursos para el aprendizaje son más eficaces y eficientes para el trabajo académico con el estudiante sordo?

Comparte este contenido:
Dulmar Perez

Dulmar Perez

Profesora a dedicación exclusiva UNELLEZ, Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *