horacio_eric

La educación michoacana ante las elecciones de los EU

Por Horacio Erik Avilés Martínez

Este pasado 8 de noviembre, en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, el mundo entero se conmocionó ante sus resultados, que brindan las llaves de la Casa Blanca a Donald Trump, quien durante su campaña se caracterizó por su reiterado segregacionismo contra las personas de origen mexicano. Ello ha arrojado una serie de reacciones alarmistas e incluso fatalistas en torno a posibles escenarios que advienen para nuestra nación.

Independientemente de las posibles repercusiones, debemos de asimilar la lección profunda que nos brinda el hecho de que el presidente electo de la nación más poderosa del mundo manifieste una clara animadversión hacia los mexicanos, ya que ello nos exhorta a tener más claro que nunca que solamente la educación de calidad salvará y transformará a México.  Que se dé una adecuada y sana  integración transnacional en lo económico, en lo social, en lo político y lo comercial se dará solamente en la medida en la que tengamos la capacidad de elevar el valor agregado de la mano de obra, productos y servicios de origen michoacano, lo cual solamente se conseguirá mediante la educación, la capacitación para el trabajo, la innovación y transferencia de tecnología, para modificar las relaciones de producción que hoy nos colocan en una situación de dependencia y subordinación económica, en donde se depredan los recursos ambientales locales, se deteriora el tejido social, se fomenta la corrupción y la delincuencia en nuestra entidad y la riqueza se radica en los Estados Unidos.

Indudablemente, muchas de las principales actividades de Michoacán están estrechamente imbricadas con la vecina nación del Norte: la producción agrícola, la logística, la industria de transformación, el turismo, la migración e incluso, el narcotráfico local están indefectiblemente ligados a los Estados Unidos. Es tiempo de voltear a ver con especial atención la dinámica interna de nuestra entidad federativa en estos factores, para evitar los efectos indeseables que ocasionan desgarramiento de nuestro tejido social, pobreza, subdesarrollo, violencia, delincuencia y perpetuación de la iniquidad estatal.

Una vez más, la educación es un factor estratégico para lograr aminorar los efectos  negativos de tales fenómenos e incluso la posibilidad más firme a nuestro alcance para resolver la problemática socioeconómica y en materia de seguridad que genera la enorme dependencia que se ha generado de nuestra parte hacia los Estados Unidos de América.

Hoy más que nunca es trascendente el redimensionamiento del valor de la educación michoacana para lograr una interlocución más horizontal y por ende, digna ante la nación más poderosa del orbe. La educación de calidad y para todos constituye uno de los activos más valiosos de las sociedades humanas, ya que en lo ideal, permiten que sean el talento, la disciplina y el esfuerzo las virtudes que coloquen a cada persona en el escalón de la pirámide social que le corresponda, sin que sean las condiciones iniciales, el linaje, la raza o clase social los principales factores que graviten en la movilidad social.

Está probada la capital importancia que puede tener en el sector agrícola estatal lograr un punto de inflexión en nuestro sistema educación, en donde se puede incrementar exponencialmente el valor agregado de los productos que orgullosamente se cosechan en nuestra tierra y cuyo volumen de producción colocan a Michoacán como primer lugar nacional. La innovación, la diversificación productiva y la tecnificación del campo deben ser impulsadas desde los planes y programas de estudio, desde esquemas de vinculación y extensión e investigación.

Empero, si bien resulta un orgullo ser una de las entidades con mayor producción agrícola  y representa uno de los pilares de nuestra economía estatal, por otra parte, los ingresos que se obtienen por concepto de la venta de los productos michoacanos resultan aún insignificantes respecto a los que empresas globales consiguen con la compraventa de  productos de alto valor agregado, por lo que hoy resulta profundamente desigual comparar el costo de un kilogramo de aguacates con el de un kilo de iPads, por mencionar un ejemplo.

Un sistema educativo estatal que verdaderamente cumpla con la misión para la que fue creado también revertirá las externalidades del fenómeno denominado migración, que en la última década ha implicado un éxodo de proporciones bíblicas, al haberse ido de Michoacán 258 mil jóvenes entre 2000 y 2010, de acuerdo con la información de INEGI. Asimismo, permitirá la conformación de senderos legales y exitosos de vida para todos los nacidos en esta tierra, lo que revertirá la expulsión de coterráneos en calidad de migrantes ilegales, al tener que partir de Michoacán por falta de condiciones mínimas para tener una existencia digna. Tomar en serio al sistema educativo estatal, teniendo en cuenta las consecuencias terribles que la administración irresponsable del mismo  genera, ya que cercenan las alas de los sueños y aspiraciones de miles y miles de niños y jóvenes michoacanos, pero que en lo positivo posibilita casos de éxito materializados en biografías ejemplares.

Al respecto, el Ing. Silvano Aureoles Conejo, Gobernador del Estado, declaró que los migrantes michoacanos no están solos y que la administración que él encabeza actuará para arroparles debidamente. Su palabra empeñada se suma a la alta prioridad que ha manifestado para él es el sistema educativo estatal, lo cual enunció desde su candidatura. Es el momento de que por las condiciones geopolíticas internacionales, la situación nacional y estatal, se generen las alianzas necesarias para que la gobernanza del sistema educativo se consolide para permitir que se logren resultados de alto impacto en los indicadores de logro educativo estatal. En ese tenor, durante esta semana se dio una importante reunión de trabajo entre organismos ciudadanos que concitaron la elaboración y respectiva firma de la Agenda por Michoacán y el gabinete estatal, en donde se comprometió la instalación de mesas de seguimiento que sesionarán semanalmente para verificar los avances en las más de cincuenta acciones para el desarrollo integral estatal. En la medida en que seamos cada vez más responsables de nuestro desarrollo, local y endógenamente podremos dejar de preocuparnos por las elecciones de otra nación y ocuparnos de lograr el cambio social tan anhelado, conformando una sociedad educadora que posibilite tan alta misión.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles

Disponible en la url: http://www.lavozdemichoacan.com.mx/columnas/la-educacion-michoacana-ante-las-elecciones-de-los-eu/

Horacio Erik Avilés Martinez

Horacio Erik Avilés Martinez

Cursó del prescolar al doctorado en escuelas públicas de la localidad. Actualmente es Director del Capítulo Michoacán de Mexicanos Primero Michoacán, A.C. Participa en asociaciones como la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán, A.C., miembro del equipo técnico de la misma y miembro del Subcomité Especial de Competitividad para el estado de Michoacán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *