competencias-conversacionales-tiching-547x280

Competencias conversacionales: ¿qué realidad generas en tus estudiantes?

16 de noviembre de 2016 / Fuente: http://blog.tiching.com/

Por: José Fernando Parra

Al hablar de competencias conversacionales es inevitable no pensar en la gerencia, lo ejecutivo, la organización y su mundo. Como bien señala Fernando Flores, toda organización puede verse como un sistema conversacional, por lo tanto es de suma importancia aprender a detectar la manera en cómo se conversa y se escucha dentro de esta para mejorar los procesos y resultados.

¿Qué hacemos cuando conversamos?

Quiero señalar que un establecimiento educacional, un colegio, es una organización en sí misma. Ahora, si analizamos las acciones y responsabilidades que desempeñan los docentes, podemos darnos cuenta que todas estas se realizan conversando con otros. Durante una conversación hablamos, escuchamos, observamos, preguntamos, expresamos ciertas emociones, además analizamos a nuestro interlocutor y asignamos sentido a lo que nos dice a través del lenguaje verbal y no verbal.

Si nos dispusiéramos a cerrar los ojos por un momento e imaginar lo que pasa en un colegio, cotidianamente, en cámara lenta, ¿qué describirías? Lo más probable es que lleguemos a la conclusión de describir un sin número de interacciones, con diversos estados de ánimo de profesores, estudiantes, funcionarios, etc. Cada uno de ellos, siendo un observador diferente, son parte constitutiva de una cultura organizacional o escolar que a menudo se ve afectada por cómo decimos las cosas, por el simple acto de no escuchar al otro o, si lo hacemos, es sin atención y con juicios personales infundados que nublan nuestro actuar, deteriorando progresivamente nuestras relaciones.

Potenciar el aprendizaje de mis estudiantes desde la comunicación

Situándonos en el aula, el rol del profesor es más que fundamental. ¿Por qué es habitual observar en las salas de clases a  grupos de estudiantes hablando con otros desde la descalificación, desde las diferencias que tienen? ¿Qué historias traen desde sus hogares? ¿Estamos brindando nuevas posibilidades de acción hacia ellos? Ciertamente, como docentes se hace necesario actuar de forma efectiva, desde la empatía, desde una escucha completa, siendo capaces de gestionar comunicacional y emocionalmente el maravilloso espacio que otorga la sala de clases para generar aprendizajes que trasciendan la vida del estudiante, a través del relato, del lenguaje, conversando. De lo contrario, se activarán los mecanismos de defensa frente a lo que el profesor diga o haga y dejará de escuchar, manifestándolo en su corporalidad, en su lenguaje, en su accionar.

El proceso de enseñanza-aprendizaje se realiza a través de dinámicas conversacionales

Las competencias conversacionales del profesor (además de su conocimiento disciplinar)son fundamentales para generar aprendizaje en sus estudiantes. Si queremos seguir avanzando hacia  acciones pedagógicas efectivas, hacia una enseñanza de calidad, es necesario rediseñar constantemente los procesos pedagógicos que se vivencian en la sala de clase y determinar el papel que en ellos juegan estas competencias. ¿Cómo? Pensando y rediseñando la práctica docente en conjunto (entre pares), como también  aprovechando los espacios formativos que tiene el profesor en función de potenciar y alcanzar sus resultados de aprendizaje, vinculados al logro de objetivos personales como colectivos en el aula.

¿Cómo desarrollar estas competencias en la sala de clases?

Cada profesor en su estilo particular de enseñar, de Ser en el aula, no necesita cambiar por completo, sino potenciar sus habilidades personales. Una competencia que más he observado en docentes es la capacidad de escuchar (ser consciente) lo que ocurre en su entorno, en sus estudiantes. Esa habilidad de leer los momentos de la clase y aprovecharlos para el beneficio del aprendizaje de estos.

Sugerencias para ponerlo en práctica durante tus clases

Toma un par de minutos para observar (en silencio) a tus estudiantes cómo trabajan, cómo interactúan entre ellos y avanzan según los objetivos. Esto permite “salir” por un instante del ritmo de la clase, otorgando el espacio para regularte emocionalmente:  ¿Cómo me siento? (identificar), ¿Por qué me siento así? ¿Qué voy a hacer ahora? Esto permite rediseñar las acciones pedagógicas en el momento, observando cada situación con más perspectiva.

Fuente artículo: http://blog.tiching.com/competencias-conversacionales-que-realidad-generas-en-tus-estudiantes/

José Fernando Parra

José Fernando Parra

Licenciado en Educación, y Coach Ejecutivo. Trabajo en la Fundación Enseña Chile en el área de Formación Continua, apoyando a profesores noveles para que puedan desempeñarse de forma efectiva en colegios en contexto difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *