subonu

Entrevista a Subsecretario de la ONU: “El machismo es algo con lo que hay que lidiar a diario”

20 Noviembre 2016/Fuente: elobservador/Autor: Felipe Llambias
El director ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas abordó los desafíos actuales de la población mundial
La lógica de quienes intentan migrar desde Siria y otros países de la región hacia Europa, la educación y la desigualdad fueron los temas que abordó quien encabeza una división de la ONU que el mes pasado presentó su informe anual. De visita por Uruguay para asistir a una conferencia de ONU Mujeres, el subsecretario general de la ONU y director ejecutivo del Fondo de Población de esa organización (Unfpa), el nigeriano Babatunde Osotimehin, conversó con El Observador.
El informe de Unfpa destaca de manera negativa la situación de vulnerabilidad de las niñas, consideradas claves para el progreso de países en desarrollo, con datos como que más de la mitad de los 65 millones de niñas de 10 años que hay en el mundo viven en los 48 países con mayor desigualdad entre sexos, la mayoría en África y Oriente Medio. A continuación, un fragmento de dicha entrevista.
¿Cómo ve la crisis de refugiados?
Va a seguir por un largo tiempo, porque no es solo Siria. Hay libios, afganos, senegaleses migrando. Quienes se mueven son solo hombres y mujeres jóvenes que sienten que tienen en otro lugar la oportunidad de tener una vida mejor. Mientras persistan las desigualdades y la gente sienta hambre, los hombres y las mujeres seguirán buscando un mejor pasar. Los europeos no saben cómo lidiar con esto, y el plan maestro para esta crisis no está en el corto plazo sino en el largo plazo. El problema es que los políticos siempre piensan en las próximas elecciones. No están pensando en soluciones.
¿Piensa que de alguna manera la migración africana es una consecuencia no deseada de la toma de riquezas siglos atrás?
A veces pienso que a estos jóvenes –los que migran– les falta imaginación. Le pagan a alguien
US$ 5.000 para cruzar el Mediterráneo, donde además pueden morir. Si podés juntar US$ 5.000, ¿por qué necesitás ir a algún lado? En cualquier país en vías de desarrollo ese dinero es suficiente para crear un pequeño negocio y que te vaya bien. Al cruzar vas a vivir estragos para encontrar un trabajo, para conseguir lo básico. Vas a hacer las cosas que a nadie más le gusta hacer. ¿Eso es lo que realmente querés para tu vida? Si los gobiernos en África invirtieran en ellos, en su educación y en mejorar sus habilidades, en asegurar que puedan competir a nivel internacional por un trabajo, nadie los sacaría del país.
En un reciente informe la ONU insta a los gobiernos a hacer algo para cambiar la situación de las niñas de 10 años porque esa generación es la más olvidada y expuesta a riesgos.
Las niñas de 10 años pueden ser un punto de referencia para medir el progreso hacia las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible desde un punto de vista holístico, sin dejar a nadie rezagado. Los derechos humanos son un asunto muy importante. No todos los países tienen el registro civil apropiado, por lo que hay gente que no tiene un estatus legal en el país al que se supone pertenecen. Si no estás registrado al nacer, y no tenés estatus legal, es improbable que luego vayas y desafíes al sistema respecto a tus derechos sobre cualquier cosa, porque no existís. Por lo tanto, hay que empezar desde lo básico.
¿Cree que esto es posible en países de África o Asia donde existe un muro cultural?
No hay país donde no haya un muro cultural.
Es cierto, pero tal vez hay países en los que ese muro es más grueso.
No estoy seguro. Tiene que ver con la educación. El país que tiene mayor cantidad de mujeres en el Parlamento está en África: Ruanda, con 64%. No creo que tenga que ver con la geografía, sino con la educación, el liderazgo, la población decidiendo qué es lo que quiere hacer. Las metas de desarrollo sustentable son universales, no son solo para África o Asia. Hay países europeos que me molestan en cuanto a qué están haciendo con derechos sexuales y reproductivos. En todas partes del mundo hay niñas de 10 años que han sido olvidadas.
 
Pero ser mujer en Arabia Saudita no es lo mismo que ser mujer en Brasil, pese a que ambas pueden tener sus problemas.
Si le preguntás a una mujer dónde preferiría estar, en una favela en Brasil o en Arabia Saudita casada con un jeque con dinero, es una decisión difícil porque no son comparables. Los contextos son muy distintos. Yo argumentaría que quiero ser una mujer con educación en el centro de Montevideo, donde disfruto de todos los derechos. No tiene que ver con uno u otro, sino con cuál pensamos es el ideal. En Estados Unidos, hoy día, hay muy pocas empresas que le otorgan a las mujeres licencia maternal. No son cosas que se esperarían en un país como ese, pero existen. Al mismo tiempo, hay niñas de 10 años en Nigeria o Bangladés que tienen acceso a todo. Mirémoslo entonces como un asunto global y resolvamos el problema de esa forma.
Los hombres en todo el mundo todavía tienen un sentimiento de superioridad frente a las mujeres. Y desafortunadamente los mecanismos de gobierno y gobernanza siguen en manos de los hombres. El machismo es algo con lo que tenemos que lidiar todos los días. Pero tenemos que seguir enfrentándolo y confrontándolo, y decir “esto es inaceptable”. Solía dar clases en una facultad de medicina y las mejores estudiantes eran las mujeres. Los hombres estaban ocupados jugando al fútbol.
¿Eso significa que dándole las mismas oportunidades las mujeres serían mejores que los hombres?
Potencialmente creo que sí. Pero incluso si no fueran mejores, serían iguales. Hemos sido completamente injustos con las mujeres en ese sentido.
 
¿Cómo ve específicamente a Uruguay?
Ha mejorado considerablemente porque Uruguay ha creado y permitido un ambiente para la igualdad de género. No estCategoríasá mal, pero aún puede haber mejoras.

“Es posible vencer a Boko Haram con voluntad política”

Antes de ingresar a la ONU, Babatunde Osotimehin fue ministro de Salud de Nigeria, país en el que nació y en el que surgió hace más de una década el grupo terrorista extremista islámico Boko Haram. El grupo sigue activo y desde marzo de 2015 se unió al yihadista Estado Islámico, uno de los mayores grupos terroristas del mundo. En 2009, cuando Osotimehin pertenecía al gabinete de gobierno, Boko Haram mostró su cara por primera vez, al enfrentarse a las fuerzas militares en numerosos estados del noreste nigeriano. “El presidente por ese entonces le pidió a las fuerzas de seguridad que los enfrentaran y Boko Haram se escondió”, recordó Osotimehin.
“Con el último presidente (Muhammadu Buhari) reaparecieron e intentaron ganar espacios políticos, e inicialmente aparecieron como inofensivos. Pero como hemos visto, han destruido trabajos, familia y las vidas de la gente”, dijo. “Es posible detenerlos si existe voluntad política y cooperación global”, continuó. “Boko Haram está financiado por alguien, le compran armas a alguien, le compran productos a alguien, tienen acceso a bancos, compran combustible a alguien. Si se cortaran esos suministros y cuentas bancarias, desaparecerían. Se sabe quiénes los apoyan, pero no van atrás de ellos”, sentenció.
Fuente de la noticia:http://www.elobservador.com.uy/subsecretario-la-onu-el-machismo-es-algo-lo-que-hay-que-lidiar-diario-n1000685
Fuente de la imagen: http://www.elobservador.com.uy/subsecretario-la-onu-el-machismo-es-algo-lo-que-hay-que-lidiar-diario-n100068

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *