1

Estos son los cambios en el segundo acuerdo de paz entre Gobierno y FARC

América del Sur/ Colombia/22 de noviembre de 2016/Fuente:el universal

Surgió de las más de 500 propuestas que presentaron los representantes del “No” liderados por los ex presidentes Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana,

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) presentaron el pasado sábado el nuevo acuerdo “definitivo” que reestructura el que estuvieron negociando por más de cuatro años en La Habana y fue rechazado por los colombianos en un plebiscito el pasado 2 de octubre.

¿Tienes algo que decir?

Inicia la conversación y sé el primero en comentar.

Esta modificación surgió de las más de 500 propuestas que presentaron los representantes del “No”, liderados por los expresidentes Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana,  que concluyeron en 57 temas, de los cuales 56 fueron tomados en cuenta. El único punto que no se modificó fue el que hace referencia a la participación política de las FARC.

Desde el principio de la campaña el “No” luchó en contra de los acuerdos porque estos generaban “impunidad” y daban más “beneficios” al grupo guerrillero que a las víctimas. Por ende, en estos puntos fue enlos que recayó el mayor tiempo de negociación.

Otros tópicos que también fueron cambiados en el nuevo texto, se ubican en el primer y último punto del acuerdo anterior que hacen referencia a la reforma rural integral, y a la implementación y verificación de los acuerdo, respectivamente. 

Anteriormente, se estimó que todas las tierras que habían sido usadas por las FARC para cultivos ilícitos, serían recuperadas por el Estado, y convertidas en terrenos productivos. Sin embargo, en este nuevo ejemplar se aclaró que este procedimiento -de estudiar los campos- será llevado exclusivamente por expertos agrarios, mientras que, las actividades de siembra las realizará el mismo campesinado. Los procedimientos para distribución de estos terrenos, estará guiada por la legislatura colombiana actual, para evitar violar la propiedad privada.

Con respecto a la implementación y verificación, se acordó que el pacto no será llevado a la Constitución para garantizar su cumplimiento, como lo indicaba el anterior, sino que el compromiso quedará en la “buena fe” de las partes. Asimismo, aun esta por definirse si este acuerdo será refrendado en cabildos abiertos, por el Congreso o en un plebiscito. 

Igualmente, se eliminó la asignación de curules a dedo tanto en el Senado, como en el Congreso, se implantó que además de las armas las FARC deben entregar sus bienes para “reparar a las víctimas”, se modificaron las sanciones a los guerrilleros que hayan cometido crímenes de lesa humanidad, y se mantendrá el Tribunal Especial para la Paz (TEP).

Los cambios más importantes en los acuerdos de paz son:

Justicia

Con respecto al tema de la justicia transicional, ubicado en la quinta parte del acuerdo anterior denominada “Las víctimas” se mantendrá el Tribunal Especial para la Paz (TEP), y la Jurisdicción Especial para la Paz (EJP), con un límite de funcionamiento de 10 años. La variación es que los magistrados deberán ser colombianos,  y los extranjeros sólo podrán observar, aceptando la intervención de la Corte Constitucional, luego del procedimiento correspondiente.

Con respecto a la restricción efectiva de la libertad, que proponía sanciones sin limitaciones de movilidad, en esta nueva edición se plantea que el TEP deberá indicar en que espacio cumplirán sus penas los guerrilleros, el cuál no debe ser mayor al de una vereda (la división rural más pequeña de Colombia) y en que horario se pueden movilizar dentro o fuera de ella, así como también las actividades que van a desarrollar durante la condena.

Víctimas

La crítica quizá más contundente que dieron tanto los colombianos, como los principales promotores del “No” a los acuerdos de paz fue la “poca importancia” que se le dio a las víctimas.

Anteriormente, las FARC retribuirían a los afectados declarando ante el TEP todos los crímenes cometidos, y a su vez comprometiéndose a no recaer en algún delito. Sin embargo, ahora las FARC además de dar su palabra, deberán entregar todas sus armas –aspecto planteado en el tercer punto del acuerdo anterior, denominado “Fin del conflicto”- y bienes en 180 días al Estado para que este los asigne a la “reparación de las víctimas”, de la manara que este considere conveniente.

En esta repartición se dará prioridad a las mujeres, y a las familias.

Política

El punto de la participación política de los rebeldes ante el Senado y el Congreso, es el único que se mantiene casi intacto.

Lo que se modificó de este aspecto ubicado en el segundo punto del acuerdo anterior “Inclusión política de las FARC”, fue la asignación de curules a dedo, pues ahora el partido político que surja de ese movimiento deberá participar en los procesos electorales para asegurar una representación mínima en el Congreso, donde tendrán 10 espacios garantizados.

Por otra parte, no podrán participar como candidatos en las 16 circunscripciones que abarcan las zonas afectadas por el conflicto armado, y se les redujo en un 30% la financiación del partido. 

Se mantiene que los que hayan pasado por el TEP podrán participar en las elecciones.

Si deseas leer el nuevo acuerdo de paz El Universal te lo muestra aquí

Para leer las modificaciones y aclaratorias haz click aquí

Fuente: http://www.eluniversal.com/noticias/internacional/estos-son-los-cambios-segundo-acuerdo-paz-entre-gobierno-farc_627660

Imagen: https://i.ytimg.com/vi/APgJUXzfqjM/maxresdefault.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *