1160417_1-1

Educación recula y plantea ahora una reválida de ESO no obligatoria.

Méndez de Vigo prepara un nuevo decreto que rectifica al aprobado el pasado julio. La Generalitat considera que la propuesta es una “maniobra de despiste” que no corrige la LOMCE.

Por: Maria Jesus Ibañez.

Ni obligatorias, ni para todos los alumnos. Y, por supuesto,sin efectos académicos, como ya había prometido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El Ministerio de Educación ha hecho llegar a los negociadores del PSOE en el pacto de Estado educativo un proyecto que supone una rectificación en toda regla del decreto de reválidas de final de ESO y de bachillerato aprobado en julio pasado.

De entrada, la nueva propuesta ministerial, que tiene rango de “real decreto ley de medidas urgentes”, prevé que “la superación” de esos exámenes “no constituirá para ningún estudiante un requisito para la obtención del título”. El problema es que no se especifica hasta cuándo se mantendrá tal medida, que viene pidiendo desde tiempo de forma unánime prácticamente toda la comunidad educativa, salvo el PP. Según Rajoy, será hasta que se alcance un pacto de Estado de educación.

Los exámenes serán únicamente sobre las materias troncales del último curso (cuarto en el caso de ESO y segundo en el de bachillerato), según el documento de trabajo, que será presentado a los consejeros autonómicos de Educación en la reunión de la Conferencia Sectorial del próximo 28 de noviembre.

NO LAS HARÁN TODOS

En la secundaria obligatoria, la prueba tendrá carácter muestral, es decir, solo se realizará en algunos centros previamente seleccionados y advertidos sobre ello. El número de asignaturas a examen pasará de las siete previstas en el decreto de julio a seis; cuatro serán las materias obligatorias del curso (Geografía e Historia, Lengua Castellana, Matemáticas y Lengua Extranjera ) y las otras serán dos troncales de opción a elección del estudiante. En Cataluña, se sumará también la Lengua Catalana.

En bachillerato, los alumnos se examinarán solo de las asignaturas de segundo curso, igual que se hacía hasta ahora en la selectividad. La LOMCE preveía que se evaluaran todas las materias troncales de bachillerato, lo que incluía también las de primer curso. En este caso,las tendrán que hacer todos los estudiantes que quieran acceder a la universidad, ya que va a servir para determinar las notas de corte de acceso. Los contenidos, no obstante, los seguirá dictando el Gobierno central.

También las reválidas de bachillerato constarán de seis exámenes: cuatro de ellos puntuarán sobre una nota máxima de 10, mientras que los otros dos servirán para subir la nota hasta 14, aunque todos ellos serán obligatorios. Según ha explicado Segundo Píriz, presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), el acuerdo alcanzado es “razonable” y encaja con lo que estaba demandando la CRUE. “Espero, quiero y deseo que la medida contente a las comunidades autónomas y a las universidades”, ha manifestado Píriz.

“Se trata -ha argumentado por su parte el titular de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, tras el Consejo de Ministros- de un primer paso para alcanzar el consenso en el pacto de Estado de educación”. El ministro ha señalado que en diciembre se aprobará la creación de una subcomisión parlamentaria (dentro de la comisión de Educación del Congreso), encargada de sentar las bases para un futuro pacto de Estado.

Fuente:http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/sociedad/educacion-recula-plantea-ahora-revalida-eso-no-obligatoria_1160417.html

Imagen:http://www.zetaestaticos.com/aragon/img/noticias/1/160/1160417_1.jpg

Maria Jesus Ibañez

Maria Jesus Ibañez

Periodista. Trabaja en el Periódico de Catalunya, en el área de Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *