2016113014131054389

La Universidad y la Nacional de México crearán una cátedra conjunta

30 de noviembre de 2016 / Fuente: http://www.salamanca24horas.com/

Los rectores de ambas instituciones mostraron en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara su compromiso de formalizar un convenio de colaboración

La Universidad de Salamanca y la Universidad Nacional Autónoma de México crearán las Cátedras Extraordinarias Francisco de Vitoria – Bartolomé de las Casas (USAL-UNAM) para el estudio de las relaciones bilaterales entre México y España. Los rectores de la institución académica salmantina, Daniel Hernández Ruipérez, y del Estudio mexicano, Enrique Luis Graue, han mostrado su compromiso de desarrollar un convenio de colaboración al respecto.

El compromiso para la creación de estas cátedras ha sido formalizado durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde ambos rectores rubricaron una carta de intenciones el pasado lunes. En concreto, la creación de las Cátedras Extraordinarias Francisco de Vitoria – Bartolomé de las Casas (USAL-UNAM) supondrá para ambas universidades el impulso de programas y proyectos de manera conjunta, especialmente en el ámbito de los grupos de investigación en Derecho Internacional tanto salmantinos como mexiqueños.

Las actividades estarán encaminadas a la investigación, específicamente sobre el contexto de la mejora de las relaciones entre España y México, tanto en el marco de la Unión Europea como fuera de esta. Estos proyectos se verán complementados con un variado programa de iniciativas formativas y complementarias, entre las que se incluyen seminarios temáticos, educación continua y el intercambio de publicaciones y materiales académicos.

Asimismo, el rector de la Universidad de Salamanca ha aprovechado su visita a México para mantener sendas reuniones, ayer, con el director académico y de Apoyo a la visión del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Mark Wood, y, en la jornada de hoy, con Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, rector de la Universidad de Guadalajara.

Cerca de 40 años de colaboración, casi 5 siglos de inspiración

Aunque el primer convenio de colaboración académica, científica y cultural entre ambas instituciones data de 1977, es necesario echar la vista atrás para entender la importancia de las relaciones entre las universidades de Salamanca y la Nacional Autónoma de México. Concretamente, al momento de la fundación del Estudio americano.

En 1551 se creó la Real y Pontificia Universidad de México, precedente de la UNAM, tomando como ejemplo y referente en su organización a la Universidad de Salamanca. Posteriormente, en 1562 la Corona otorgó al centro educativo del por aquel entonces Virreinato de la Nueva España, la Real Cédula que le concedía los mismos privilegios y acotaciones vigentes para el estudio salmantino. Pero la presencia de Salamanca en la Universidad novohispana no queda ahí, puesto que su influencia va más allá y abarca también al aspecto pedagógico.

El alma máter de muchos de los profesores de la futura educación superior mexicana procedían de la capital charra, en un momento en el que sus teóricos tenían un gran peso en la configuración del Derecho y las Relaciones Internacionales. Corrían los tiempos de la Escuela de Salamanca y de su cabeza más visible y reconocida, Francisco de Vitoria.

Este hermano dominico mostró en sus compendios y en sus discursos lectivos, especialmente en “De indiis”, una cuidada crítica tanto al devenir de la conquista del Nuevo Mundo como al trato que se daba a los pueblos indígenas americanos, algo sin duda revolucionario para la primera mitad del siglo XVI. En sus tratados, Francisco de Vitoria instaba a igualar los derechos humanos de todos los seres humanos. Así, el Ius Gentium y el Derecho Internacional tal como se entienden hoy en día tendrían en la Universidad de Salamanca uno de sus inicios y sus postulados eran la referencia principal de la época.

Por otra parte, también es necesario comentar la figura de otro dominico, Bartolomé de las Casas, emblemático defensor de los derechos de los nativos. No llegaba a los 10 años cuando se convirtió en uno de los primeros españoles en pisar suelo americano, en la segunda expedición que realizó Colón allá por 1493. El haber crecido junto a las gentes oriundas de este Nuevo Mundo le dotó de un espíritu especialmente sensible hacia el trato que recibían por parte de los españoles. Así, su lucha le llevó a ser abogado por la causa de los indios, cronista, teólogo, jurista, primer Obispo de Chiapas y “Protector Universal de todos los Indios”.

De este modo, las Cátedras Extraordinarias Francisco de Vitoria – Bartolomé de las Casas (USAL-UNAM) rinden un merecido homenaje, mediante su nombre y con su misión, a dos figuras tan representativas de la Historia española, mexicana e iberoamericana en general.

Fuente noticia: http://www.salamanca24horas.com/articulo/universidad/universidad-y-nacional-mexico-crearan-catedra-conjunta/20161130141334754117.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *