Cerca de 2.500 niños refugiados asisten a escuelas públicas griegas

Grecia/20 de Febrero de 2017/CRI

    Cerca de 2.500 niños refugiados asisten actualmente a escuelas públicas en Grecia gracias a un programa educativo introducido a principios de octubre, dijo el ministro de Educación de Grecia, Costas Gavroglu, en el Parlamento.

  El plan para que los niños refugiados asistan a la escuela en Grecia fue introducido por el gobierno griego.

  Puesto que la mayoría de los niños nunca han asistido a la escuela o han estado sin escuela durante más de dos años, el plan busca ayudarlos a integrarse a la sociedad local.

  De acuerdo con las cifras más recientes, los funcionarios griegos establecieron 126 clases en 94 escuelas con 274 maestros contratados para cubrir las necesidades del programa de 12 millones de euros que recibe financiamiento conjunto de la Unión Europea.

  A pesar de las protestas y las objeciones esporádicas planteadas por la extrema derecha, Gavroglu aseguró que el gobierno no dará marcha atrás en el tema de la educación de los niños refugiados, informó la agencia de noticias nacional griega AMNA.

  De conformidad con el plan del gobierno, al menos 10.000 niños asistirán a clases en 150 escuelas de toda Grecia. El ministro admitió hoy algunas demoras, pero prometió acelerar los esfuerzos para admitir a más niños refugiados en las escuelas griegas en los próximos meses.

  Además de los esfuerzos del gobierno griego, muchas ONG de Grecia dirigen programas educativos informales para ayudar a los niños a integrarse al sistema educativo nacional oficial.

  La agencia de refugiados de la ONU, Acnur, junto con la ONG Save the Children inauguraron hoy un espacio educativo para niños refugiados y migrantes en la isla griega de Leros en el mar Egeo.

  “La educación informal permite prepararse para el ingreso al sistema educativo formal ya sea en otro Estado miembro europeo, en Grecia o, cuando las condiciones lo permitan, en su país de origen. También les permite participar en la vida de la comunidad y es una herramienta indispensable para la integración”, dijo el representante de Acnur en Grecia, Philippe Leclerc, en un boletín de prensa.

  El espacio educativo LEDU tiene capacidad para recibir a 80 estudiantes diarios en tres salones de clases y una sala adicional para diversas actividades.

  Los cursos incluyen clases de griego, inglés, matemáticas, geografía, computación y arte ofrecidos por maestros certificados griegos y personal calificado de Save the Children. Entre los maestros también hay miembros de la comunidad de refugiados.

  “La educación es importante para nuestra vida. La escuela es importante para todos. Todos somos iguales, niños y niñas son iguales, debemos tener los mismos derechos. Somos seres humanos”, dijo Homa, una adolescente de 16 años de edad originaria de Afganistán, quien asiste a las clases de LEDU.

Fuente: http://espanol.cri.cn/2786/2017/02/17/1s403524.htm

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.