El Salvador: El reto de enseñar y aprender entre viejas aulas de lámina

El Salvador/Marzo de 2017/Autora: Susana Jorna/Fuente: El Salvador.com

En plena estación seca, dentro de los viejos salones de lámina del Centro Escolar Caserío El Rosario, del cantón San Gerónimo, en Guazapa, los profesores y niños se ven sometidos al calor asfixiante y en invierno a las inclemencias de las tormentas.

La comunidad educativa lleva 15 años, justo lo que tiene de haber sido creada, soñando conque les ayuden a construir un edificio de sistema mixto, que reúna las condiciones pedagógicas  para atender el proceso de enseñanza aprendizaje con los niños de ese y otros caseríos aledaños.

  Hoy en día la escuela, además de la dirección, cuenta con cinco aulas provisionales de lámina  que les proveyeron tras los terremotos de 2001 y que ya están bastante deterioradas, pese a que los educadores y padres han hecho esfuerzos por darles algún mantenimiento con los pocos recursos que tienen.

Este centro educativo, ubicado a la altura del kilómetro 28 de la carretera Troncal del Norte,  tampoco cuenta con un muro perimetral que les brinde cierta seguridad.

En este centro escolar laboran ocho docentes, quienes atienden 250 estudiantes, desde Parvularia hasta noveno grado de Educación Básica.

 Claudia Jasmín Amaya de Miranda, directora de la escuela, explicó que durante todos estos años no se han podido beneficiar  de proyectos constructivos  porque el terreno en donde actualmente funciona la institución no era propiedad del Ministerio de Educación (Mined).

Sin embargo, Amaya de Miranda no pierde las esperanzas de que la situación mejore a corto plazo, considerando que, a finales del año pasado, los dueños de la lotificación en donde está  la escuela le cedieron a la Alcaldía de la localidad otro terreno para poder construir la institución, y la municipalidad a su vez trasladó legalmente el inmueble al Mined.

La comunidad educativa difícilmente podría hacer realidad su sueño sin apoyo, tomando en cuenta que el presupuesto que le asigna el ministerio para funcionar apenas ronda los $1,500 y los padres de familia pese a tener buena disposición de colaborar son de escasos recursos.

 La directora informó que ya solicitaron a la cartera de Educación ayuda para construir. No obstante,  la única respuesta que han recibido por el momento es que harán gestiones para que los incluyan en la lista de centros que esperan beneficiarse con proyectos de construcción  que impulsa  el gobierno de Japón, en el país.

“Nosotros queremos por este medio  hacer un llamado para que nos ayuden lo más pronto posible, porque si estamos urgidos con el tema de la infraestructura”, afirmó la Amaya de Miranda, tras señalar que el ciclo de vida de las aulas temporales ya venció, y cuando venga la lluvia volverán a sufrir con el agua que se cuela y el lodo que se forma en los alrededores.

 Mirian de Torres, una docente que  imparte clases a los niños de Parvularia, se suma a la petición de ayuda: “Estoy fascinada de trabajar con ellos (niños), pero es de reconocer que nuestra escuela tiene tantas necesidades. Aspiro a que tengamos una escuela nueva, un aula más grande, que haya bañitos y lavamanos adecuados, que los niños tengan un lugar en donde poner sus loncheras, que tenga columpios, incluso una pequeña piscina que los alumnos puedan usar siquiera una vez al mes”.

Torres describe que, debido a las condiciones del terreno en donde está la escuela, es incómodo movilizar a los niños y existe mucho riesgo de que se caigan.

Pero la escuela no solo requiere una infraestructura adecuada, sino también otros recursos, entre ellos: tres docentes más para cubrir las áreas de Ciencias, Educación Física y Lenguaje, así como la dotación de por lo menos 100 pupitres porque la mayoría de los que tienen están deteriorados.

Aunque las maestras del Centro Escolar Caserío El Rosario se esmeran por atender lo mejor posible la enseñanza, lamentan que la falta de una biblioteca y de un centro de cómputo bien equipado les afecta para dar una educación integral.

Fuente: http://www.elsalvador.com/articulo/comunidades/reto-ensenar-aprender-entre-viejas-aulas-lamina-143511

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *