España: La discriminación en el ámbito educativo y laboral, principales barreras para la juventud con discapacidad

España/20 de Marzo de 2017/

El 40% afirma haber sufrido discriminación en el ámbito educativo, mientras que la tasa de actividad sigue siendo muy inferior a la de quienes no tienen discapacidad. Son datos del estudio ‘Jóvenes con discapacidad en España’, elaborado por el Injuve y el Cermi.

Las barreras que las personas jóvenes con discapacidad siguen encontrando en el ámbito de la educación y la formación y las trabas para acceder al mercado laboral continúan siendo las principales dificultades para la inclusión de este grupo social en España, pese a los avances que se han producido en los últimos años.

Así lo pone de manifiesto el estudio ‘Jóvenes con discapacidad en España’, realizado gracias a un convenio firmado en 2016 por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y el Instituto de la Juventud de España (Injuve), con el fin de analizar la realidad de las casi 400.000 personas con discapacidad de entre 15 y 30 años que viven en España, de quienes el 54% son mujeres.

El informe, que actualiza los datos de 2010, cuando se realizó el primer estudio de este tipo, destaca que el 40% de la población joven con discapacidad afirma haberse sentido discriminada en los últimos 12 meses en ámbitos educativos o formativos por causa de su discapacidad. Eso sí, pese al estancamiento que se

está produciendo en los últimos años, hace un balance positivo de la inclusión de las personas con discapacidad en todos los niveles educativos.

En cuanto a la inclusión laboral, la tasa de empleo de las personas de 16 a 24 años con discapacidad se situaba en el 2014 en el 9%, mientras que la población de esa misma edad duplicaba esta cifra. Destaca la tasa de inactividad de las personas jóvenes con discapacidad, que se sitúa en el 72%, 11 puntos porcentuales por encima de la población joven sin discapacidad. El estudio, además, refleja que las mujeres con discapacidad tienen todavía peores índices de inclusión laboral que la población masculina con discapacidad.

A medida que aumenta la edad de los jóvenes con discapacidad, se incrementan los índices de emancipación del hogar familiar, aunque en menor medida que en el caso de la juventud sin discapacidad. Así, casi dos tercios de los jóvenes con discapacidad entre 27 y 30 años conviven en el domicilio de sus padres (62%).

Fuente: http://www.zamora24horas.com/articulo/local/discriminacion-ambito-educativo-laboral-principales-barreras-juventud-discapacidad/20170318103650156662.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *