Sin ciencia no hay paz

18 de octubre de 2017 / Fuente: http://pcnpost.com

Por: Cesar Viloria

Desde hace ya varios años el emprendimiento se ha convertido en una de las grandes apuestas para el desarrollo económico del país. Entidades de gobierno, agencias independientes,  empresa privada y otros organismos han multiplicado esfuerzos para apoyar a emprendedores que con una idea de negocio, luego de un proceso de maduración e incubación, muchas veces logran consolidar su empresa y mover la economía. Además, prácticamente todas las universidades cuentan con una oficina encargada de promover los emprendimientos que surjan de los estudiantes, profesores y egresados.

Incluso, han surgido los llamados ángeles inversionistas. Personajes con el capital suficiente para invertir dinero en una muy buena idea de negocio con el único interés de apoyar a un pequeño emprendedor a salir adelante, o con la visión de que el proyecto es tan bueno que con solo un pequeño porcentaje de regalías de las utilidades le será suficiente para recuperar con creces la suma invertida.

En el contexto de la economía digital, los emprendimientos (más conocidos como startup) tienen una particularidad. En la investigación “Digital Globalization: The new era of global flows” desarrollada por el McKinsey Global Institute, se identificó que el 80% de los emprendimientos digitales obtienen un alcance global prácticamente desde su nacimiento. Por supuesto, en su gran mayoría, no requieren de un local comercial en cada región geográfica en la que se vayan a implementar.

Como aporte al desarrollo de la industria digital, he implementado en mi clase de TIC, Innovación y Desarrollo de la Sociedad una metodología de fomento a los emprendimientos digitales que ha dado resultados interesantes. Solo por nombrar algunos ejemplos, puedo citar:

  • TrainEars: una herramienta informática desarrollada por estudiantes de Música y de Ing. Electrónica que facilita el desarrollo de competencias de entrenamiento auditivo en estudiantes de Música. Este grupo fue seleccionado en el programa Apps.co de MinTIC y es finalista en el concurso Emprende Uninorte.
  • ShoesTOM: una App desarrollada por un estudiante de Ing. Electrónica con una Diseñadora de Modas que permite al mercado femenino comprar zapatos con diseños a la medida de sus gustos. Este emprendimiento fue seleccionado en el programa Apps.co de MinTIC.
  • EcoFodder: una alternativa a la alimentación con concentrado para animales de producción agrícola, desarrollada por un estudiante de Ing. Civil y uno de Ing. Electrónica que utiliza tecnología para acelerar el proceso de la cosecha. Este grupo se encuentra de finalista en el concurso Emprende Uninorte.
  • ACFemme: una herramienta informática promovida por estudiantes de Comunicación Social muy útil para la prevención y el control del acoso callejero a la mujer. Este grupo quedó como finalista en el programa Apps.co de MinTIC.
  • Firulais: una app promovida por una estudiante de Ing. Mecánica que sirve para conectar a personas que quieren adoptar mascotas con casas de refugio de animalitos perdidos. Este emprendimiento quedó como finalista en el programa Apps.co de MinTIC.

Estos resultados positivos muestran que la Economía Digital no es solo cuestión de ingenieros sino que es un sector interdisciplinario donde lo principal es el apoyo de la tecnología para solucionar distintas problemáticas comerciales, educativas o sociales.

Fuente artículo: http://pcnpost.com/cesar-viloria-sin-ciencia-no-hay-paz-2/

Comparte este contenido:
Cesar Augusto Viloria Nuñez

Cesar Augusto Viloria Nuñez

Profesor de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia. Miembro de Rotary International. Coach de la Corporación PEP. Secretario de IEEE Caribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *