Apps educativas por la inclusión digital

18 de octubre de 2017 / Fuente: http://www.educaweb.com

Por: Sandra Gay Boelle

El sector educativo está pasando por un proceso de innovación en lo referente a las metodologías y el uso de recursos en las aulas. Hoy en día, cada vez son más los centros educativos que se adhieren a esta innovación complementando sus clases con recursos actualizados que permiten fomentar la creatividad y sobre todo, la motivación del alumnado.

Entre estos muchos recursos que implican cambios metodológicos, encontramos las aplicaciones educativas.

Un buen repositorio de recursos es la web Toolbox donde docentes y profesionales han evaluado las apps educativas clasificándolas según distintos criterios (sistemas operativos, gratuitas o de pago, nivel educativo y temáticas distintas) y complementándolas con sus experiencias en el aula.

En Toolbox podemos consultar las opiniones de varios docentes y la puntuación que le dan a cada aplicación educativa. Es una vía rápida para hacer una selección efectiva y de calidad de los recursos que podemos utilizar.

El uso de apps educativas en las aulas lleva consigo un factor determinante: el uso de dispositivos móviles. Antes de seleccionar apps, el centro debe plantearse de qué recursos dispone. Cabe decir que hoy en día, existen varios programas válidos para utilizar en el ordenador, pizarra digital y que, al mismo tiempo, ofrecen la posibilidad de utilizar como app para dispositivos móviles. Un ejemplo es la app Popplet, para crear mapas conceptuales o la app Padlet, que permite crear de forma colaborativa pósters digitales.

Los dispositivos móviles más utilizados son las tablets digitales. Todavía son minoritarios los centros que han introducido los móviles en las aulas como recurso educativo.

Siguiendo en la línea de las tablets, es importante hacer referencia a aquellos centros que no disponen de recursos económicos para adquirir este material. Debemos difundir buenas prácticas donde se utilice la tendencia BYOD (Bring Your Own Device).

Esta tendencia fomenta el uso de los dispositivos móviles de propiedad de los alumnos en las aulas. Es una manera de rentabilizar los recursos y aprovechar así la ocasión para fomentar hábitos saludables de uso, normativas, selección de aplicaciones, etc.

A través de esta práctica, los alumnos pueden dar continuidad a las tareas realizadas en el aula y compartir los aprendizajes con sus amigos/as y familias. Muchas veces las tablets son regalos que solo se utilizan como juego en el tiempo libre y de esta manera, se le saca todo el potencial educativo que puede llegar a tener.

En cuanto a mi experiencia en el uso de apps educativas, me gustaría destacar las siguientes:

Uso de apps educativas para trabajar el aparato locomotor y circulatorio. Los alumnos de ciclo superior de primaria trajeron 1 tablet de casa por cada 4-5 alumnos. Las dos condiciones principales eran que trajesen de casa la tablet cargada junto con el cargador y las apps instaladas. Utilizamos las app Anatomy y Essential Skeleton para ver en 3D todo el funcionamiento de los distintos aparatos que forman el cuerpo humano.

Una experiencia interniveles fue utilizar la app Quiver en el ciclo de educación infantil donde los alumnos de ciclo superior explicaban un cuento y después los más pequeños tenían que colorear un dibujo relacionado con la lectura. Los mayores les facilitaban las tablets con la app ya descargada para poder ver cada dibujo personalizado con distintos colores, en 3D. Quedaron fascinados.

También he utilizado apps educativas en el área de educación física, organizando distintas estaciones de acondicionamiento físico donde los alumnos pasaban por grupos y tenían que leer los códigos QR con la app I-nigma qr para descifrar mensajes o instrucciones para saber qué actividad tenían que realizar.

Realmente el uso de apps educativas en el aula permite utilizar una vía más de acceso a la información. En el mismo espacio, los alumnos pueden realizar un mapa conceptual en una hoja, en la PDI, en la pizarra de tiza, ordenador, tablets…y así conseguimos que cada alumno disponga de una diversidad de recursos y habilidades para organizar la información en clase.

Y dejo para el final una experiencia sobre apps educativas en USEE (Unidad Soporte Educación Especial) donde los alumnos utilizaron la app Tellagami para crear presentaciones de los distintos espacios de su centro y poderlo compartir con los compañeros del aula ordinaria.

Volviendo al principio, me gustaría remarcar que el uso de apps educativas en el aula facilita la atención a la diversidad y como consecuencia, la inclusión digital de todos los alumnos. La tecnología se convierte en un instrumento que permite el acceso a la información en distintos medios audiovisuales.

Debemos aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología para conseguir que todos nuestros alumnos lleguen a los mismos objetivos, aunque sea utilizando distintos caminos.

“Gracias a la app Niki Talk, yo podré comunicarme igual que tú.”

Fuente artículo: http://www.educaweb.com/noticia/2016/06/22/apps-educativas-inclusion-digital-9452/

Comparte este contenido:
Sandra Gay Boelle

Sandra Gay Boelle

Referente de Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento (TAC) del Centre de Recursos Pedagògics Maresme ll (Pineda de Mar- Barcelona)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *