La educación para niños en China experimenta un gran auge

China/19 octubre 2017/Fuente: Spanish People

En el Centro de Aprendizaje “Lego”, ubicado en el distrito Dongcheng de Beijing, Cong Cong y otros pequeños visualizan videos de submarinos. Después, su maestro les explica algunas características físicas básicas y comienzan a construir -con piezas Lego- sus propios submarinos.

Lego se ha convertido en una popular clase extracurricular para Cong Cong, niño de 6 años, que también aprende inglés y natación. Para Chen Chen, madre de Cong Cong, el inglés es “una necesidad”, el Lego “estimula la creatividad” y la natación “mejora la condición física y la coordinación mente-cuerpo”.

Ampliando horizontes

El mercado educativo chino se ha desarrollado muy rápido, especialmente en las grandes ciudades del gigante asiático. Piano, pintura, ajedrez, patinaje y otras clases se ofrecen en los grandes edificios dedicados a las compras y al entretenimiento. Los costosos campamentos de verano, que pretenden ampliar los horizontes de los niños, también son muy populares entre los padres chinos.

Asimismo, el gasto familiar en la educación de los infante también va en aumento.

Una encuesta sobre la educación en edades tempranas (de 1 a 6 años), realizada en Shanghai por la Asociación para la Calidad, encontró que el 60 por ciento de los niños menores de 6 años asistían a clases extracurriculares. La proporción de niños de entre 4 y 6 años superaba el 70 por ciento.

En promedio, a la semana cada niño asiste a dos clases de dos horas. El gasto familiar anual promedio en clases extracurriculares es de 17,832 yuanes anuales (2,703.00 dólares).

Chen Chen, quien es madre de dos hijos, sabe que la mayoría de los niños del jardín de la infancia al que asiste su hijo toman varias clases extracurriculares.

“Si los niños están interesados ​​y los padres pueden pagar, aprender nunca hace daño”, afirma Chen.

Nacida en la década de 1980, ella es una típica madre con educación superior y solvencia económica. Comparada con sus ahorrativos padres, Chen gasta su dinero con menos prejuicio, garantizando la educación de sus hijos.

Aunque Chen creció dentro del sistema educativo orientado a aprobar un examen, quiere que sus hijos tengan más oportunidades de cultivar sus propios intereses y que amplien sus horizontes.

“La próxima generación enfrenta una feroz competencia. La tendencia será a sentir ansiedad y preocupaciones sobre el futuro. Es por eso por lo que es poco probable que ellos adopten un enfoque relajado en la crianza de sus hijos”, advierte Chen.

Nielsen, firma internacional de investigación de mercado, afirma que los nacidos en la década de 1980 son la principal fuerza de consumo en China. Como la mayoría de ellos están casados, el gasto en cuentas familiares cobra la mayor parte de su consumo, especialmente la educación de sus hijos (55 por ciento).

Por esta razón, las compañías extranjeras buscan asegurar una parte del lucrativo mercado chino de la educación para niños.

Educación Lego, empresa que forma parte del Grupo Lego, ingresó a China en el año 2000. Desde entonces, ha estado proporcionando programas innovadores de educación para algunos jardines de la infancia y escuelas chinas.

El informe anual Lego 2016 demuestra que el mercado chino es uno de sus mercados que ostenta mayor crecimiento. A finales del 2016, Lego abrió su primera planta asiática en Jiaxing, provincia de Zhejiang.

El Grupo Lego promueve la idea de aprender jugando. Actualmente, los padres chinos prestan mucha atención a la capacidad de innovación de sus hijos y quieren estimular su interés en el aprendizaje, a través de experiencias prácticas en lugar de apelar a la tradicional memorización de grandes cantidades de información.

Con los estudios en el extranjero en pleno apogeo, aprobar el Gaokao (Examen Nacional de Entrada a la Universidad) ya no es el único camino para muchos jóvenes chinos. El objetivo de nutrir la versatilidad del talento alimenta la demanda. Tambien hay muchas empresas chinas especializadas en educación que aprovechan la oportunidad de hacerse con una mejor cuota de mercado.

Clases de natación en Beijing. (Foto: Wei Xi)

Ganando STEAM

El informe de la industria educativa Deloitte 2017 evidencia que las autoridades educativas chinas están a favor de las materias STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas) y que el número de instituciones y empresas involucradas en la educación STEAM se ha expandido.

Makeblock, una compañía con sede en Shenzhen, desarrolla robots educativos programables. Fundada en 2013, Makeblock se expandió por primera vez hacia América del Norte y Europa, donde la educación STEAM ya está madura.

Wang Jianjun, su fundador y CEO, afirma que la compañía ahora está enfocando su atención en el mercado chino, debido a que la programación de computadoras se ha ido popularizando entre los menores de edad.

La educación en línea también está floreciendo.

VIPKID es una empresa en línea que ofrece profesores estadounidenses que imparten cursos VIP de inglés vía chat en video. Su banco de clientes ha crecido de 10,000 a 200,000 en apenas un año.

Los inversionistas también están optimistas con las posibilidades futuras de este mercado. Por ejemplo, VIPKID logró obtener financiación china y extranjera. En agosto, VIPKID terminó su ronda de financiación, recibiedo un total de 200 millones de dólares. Esta cifra representa el mayor financiamiento internacional entregado a una empresa del sector de la educación K-12 en línea.

Sin embargo, el creciente mercado de la educación también acumula mucha presión sobre los padres, especialmente en aquellos tan activos como Chen Chen.

“Tenemos que duplicar el gasto en educación, lo que significa que hay que ajustar el gasto familiar. Entonces, tengo que pensarlo dos veces antes de inscribir a mi hijo en clases extracurriculares, que generalmente cuestan más de 10,000 yuanes anuales”, admite Chen Chen.

Algunos padres en las redes sociales se han lamentado de este hecho y han comparado la crianza de sus hijos con una “incineradora de dinero”.

Fuente: http://spanish.people.com.cn/n3/2017/1016/c31614-9280385.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *