Violencia de género, educación y familia

Por: Amalfis Núñez

El objetivo de la educación debe ser formar una persona integral. Desde ella, los niños y adolescentes deben conformar su propia identidad y afinar su personalidad.

Esta educación debe estar comprometida con los valores éticos. La familia y luego la escuela son los responsables de ella.

Es buena idea comenzar inculcando a los hijos valores educativos, familiares, sociales, personales, comunitarios; entre los que se destacan la autodisciplina, el respeto, el valor, la responsabilidad, la cooperación y la honestidad; por otra parte, transmitirles amor, armonía y paz.

Los padres y maestros deben tratar de superar los estereotipos sociales y no discriminar con los niños. Educar desde la perspectiva de seres humanos, no de mujer y hombre.

Establecer las reglas y límites en la familia, para todos por igual, puede garantizar un desarrollo más pleno e integral del niño y del adolescente para transitar hacia su vida adulta con mayor seguridad.

Es responsabilidad de la pareja, desde el principio de su relación, revisar si en el hogar se está generando algún tipo de violencia, ya que esta es cíclica y progresiva, por lo que se debe comenzar a trabajar desde el principio.

Pues serán los hijos los receptores de esta violencia y los más perjudicados.

Es importante recordar que la mujer que crece en una familia con violencia generalmente vive con miedo y tiene baja autoestima, lo que la hace más fácilmente víctima y el hombre generalmente reproduce la conducta del padre que lo forja maltratador.

Fuente: http://eldia.com.do/violencia-de-genero-educacion-y-familia-2/

Comparte este contenido:
Diario El Día

Diario El Día

Diario de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *