La tensión entre la escuela pública y la concertada se aviva por las cartas de Educación.

Fecaparagón recurre a la Agencia de Protección de Datos por un posible uso ilegal de la información de los alumnos, mientras Fapar defiende la «transparencia» que traslada la misiva a las familias.

Por: Heraldo.

Las cartas enviadas por la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, a las familias de los alumnos escolarizados este año en los centros educativos aragoneses siguen generando polémica.

El último paso dado en este conflicto se produjo ayer y lo protagonizaron Fapar y Fecaparagón, las federaciones de asociaciones de padres y madres de la enseñanza pública y de la concertada.

Por separado, ambas organizaciones avivaron la tensión al mantener y hacer públicas sus opiniones discrepantes en cuanto a la consideración e interpretación que hacen de las misivas remitidas a las familias por Educación.

Desde Fecaparagón se anunció el envío de un escrito a la Agencia Española de Protección de Datosinformándole del malestar que ha generado en la comunidad educativa de Aragón el envío de las cartas y pidiéndole que aclare si Educación podría haber hecho un uso ilegal de los datos privadosde los alumnos incumpliendo la Ley de Protección de Datos.

En opinión del presidente de Fecaparagón, Miguel Ángel García Vera, “la transparencia es buena», pero dado “el contexto” en el que se remiten las cartas y ” la intencionalidad” que desprenden creen que la finalidad de las mismas “no ha sido informativa”. Más bien, explicó García Vera, las familias las consideran “ofensivas”.

“Creemos que los datos de nuestros hijos –explicaron desde la asociación de la escuela concertada– los custodian los centros y no pueden ser usados más que para la función docente y orientadora. Y entendemos que con la carta que ha remitido la consejera se ha traspasado este fin educativo”.

Información a las familias

Por su parte, Fapar (la asociación de ampas de la escuela pública) colgó ayer un comunicado en su página web en la que defendió la misiva de Educación. Una iniciativa que la asociación calificó de”inusual”, pero que confió en que se convierta en “hábito”.

Asimismo celebró la apuesta del Departamento por la escuela pública y alabó “la transparencia e información que desprenden las cifras que se han trasladado a las familias”.

Fapar aseguró que no quiere entrar en polémica con la red concertada, pero reflexionó que Educación informó a estas familias “que no se les pueden hacer cobros por recibir enseñanzas de carácter gratuito, que sirven, en ocasiones, como discriminación económica para el acceso de determinadas familias a estos centros”.

Una información que apoyó, ya que “la red concertada se queja reiteradamente de la insuficiencia de las asignaciones presupuestarias para cada módulo concertado, como justificación de los cobros que exigen a sus familias”, explicó.

Por último, pidió que no se caiga en la tentación “de comparar costes de la red pública y de la red concertada”, ya que la primera llega a todos los rincones de Aragón, un territorio rural y disperso, “donde hasta la fecha no tiene interés alguno en asentarse la red concertada; quizás porque allí no le suponga un negocio”, afirmó.

Fuente: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2017/11/18/la-tension-entre-escuela-publica-concertada-aviva-por-las-cartas-educacion-1208721-300.html

Imagen: https://ep01.epimg.net/ccaa/imagenes/2017/05/19/valencia/1495200176_020152_1495200317_noticia_normal.jpg

Comparte este contenido:
Heraldo

Heraldo

Diario digital de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *