BID plantea ajustes para mejorar nivel educativo de Panamá

Panamá/20 de Noviembre de 2017/La Estrella de Panamá

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reconoció hoy la necesidad de ajustes para una mejora en el nivel educativo de Panamá, y que permita que la variable se compagine con la realidad de la que es una de las economías de mayor crecimiento en América Latina.

La importancia del cambio se planteó al hacer esta mañana ejecutivos del BID una presentación sobre el análisis crítico de la institución 2017 Aprender Mejor: “Políticas Públicas para el Desarrollo de Habilidades”, que señala que pese al crecimiento destacado de la economía panameña, este país de padece las mismas deficiencias en habilidades en el tema educativo que el resto de la región, y que inclusive presenta resultados de aprendizaje inferiores a los esperados para su nivel de desarrollo.

Las responsables de Aprender Mejor, Diana Hincapié y Laura Ripani, observaron que un tercer estudio regional comparativo y explicativo de 2003 había señalado que Panamá se encontraba 120 puntos de aprendizaje por debajo de lo esperado para su economía, lo que equivalía a un atraso de tres a cuatro años aproximadamente.

Marcelo Cabrol, gerente del sector social del BID, dijo a Xinhua en relación con el estudio que si bien es bastante difícil determinar lo que los chicos panameños aprenden, respecto a otros chicos de América Latina, y fundamentalmente porque Panamá no ha participado, aunque va a participar ahora, de la prueba internacional Pisa, y que permite medir las habilidades de los chicos a los 15 años.

Manifestó que es necesario saber en dónde están los chicos panameños en cuanto al nivel de la educación, si bien resultados de propias pruebas indican que los chicos no aprenden.

Pero según Cabrol, Panamá tiene una peculiaridad, por las heterogeneidades regionales en su país, ya que a quién vive en las ciudades le va mucho mejor en materia educativa que si vive en una comarca (indígenas).

Estimó que habla de una proporción como de uno a tres al comparar la distribución de los recursos para la educación en la capital respecto a otros lugares del país. Enfatizó que el gasto mayor, un aprovechamiento de recursos que no es muy bueno y mal distribuido, son algunas de las debilidades a las que se hace referencia.

El representante de BID destacó el compromiso de Panamá a participar en la prueba Pisa en 2018, pero estimó importante empezar a pensar también en cuál es el papel del sector privado panameño en estas conversaciones sobre el tema educativo, y ya que se refiere a un sector que va a requerir de nuevas habilidades a las que están recibiendo.

“El sector privado puede esperar que el Estado solucione un problema, o puede trabajar con el Estado para solucionar el problema” , subrayó, apuntando que este tipo de análisis se centra fundamentalmente en la educación pública, y teniendo en cuenta la situación desde el desarrollo infantil temprano a adultos jóvenes.

El gerente del sector social del BID recomendó mejorar los sistemas de gestión de la educación en Panamá, por lo que explicó que se está trabajando con el gobierno de Panamá para poder modernizar la forma como se gestionan los recursos humanos, la infraestructura y todos los insumos que van a la educación.

Consideró como segundo punto entender del gasto en dónde están las posibilidades de conseguir eficiencia, o cómo optimiza ese gasto en infraestructura, y hacer una inversión más dinámica.

Cabrol dijo que recomienda sistemas de información para tomar decisiones que optimicen el gasto.

Durante la presentación de Aprender Mejor se observó que la pruebas tendencias en estudio internacional de matemáticas y ciencias, y el segundo estudio regional comparativo y explicativo mostraron que en Panamá sólo 16 por ciento de los estudiantes de primaria alcanza las habilidades básicas en matemáticas; mientras que en el resto de Latinoamérica esa cifra es casi el doble (30 por ciento) y en economías con ingresos comparables a los de Panamá es de 66 por ciento.

El informe Aprender Mejor propone un giro hacia políticas basadas en evidencia empírica para fortalecer las habilidades de la población, y así mejorar la productividad y el crecimiento económico de cada país.

Se agregó que los programas más exitosos incluyen aquellos que mejoran la calidad de las interacciones en la casa y en la escuela, que ofrecen incentivos para que los jóvenes permanezcan escolarizados, y que ayuden a las empresas a promover un ambiente de aprendizaje en el trabajo.

Fuente: http://laestrella.com.pa/economia/plantea-ajustes-para-mejorar-nivel-educativo-panama/24033207

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *