Advierte hay que apostar al cambio en la educación: Lucrecia Lalondriz González

República Dominicana / 3 de diciembre de 2017 / Autor: Juana F. Rodríguez Sierra / Fuente: El Caribe

Advierte hay que apostar al cambio en la educaciónCon el paso de los años el sistema educativo dominicano ha tenido grandes logros que benefician tanto al docente como a los alumnos, pero también tiene debilidades que pueden ser fortalecidas para mejorar el sistema.De acuerdo a la directora del Liceo Técnico Hermana Rosario Torres de Guachupita, Lucrecia Lalondriz González, uno de esos logros es la formación de los maestros, con lo que se ha obtenido el mejoramiento de los recursos humanos que tienen los centros educativos.

En conversación con elCaribe, Lalondriz González, dijo,  sin embargo, que uno de los temas que genera incertidumbre en este sector es el de la infraestructura, “dado a que más que construir escuelas, el Ministerio de Educación debe procurar darle mantenimiento a esos centros educativos”.

¿Cómo ha sido su trayectoria en estos 11 años?

El liceo técnico Hermana Rosario Torres nace en agosto del año 2006, y desde un inicio lo que hemos hecho es organizar estructuras escolares, a través de pensamiento técnico profesional, es decir, creando la cultura de lo técnico profesional. Además, organizar el sistema de recursos humanos, formar a la gente con la que trabajo, entre otras tareas para que el centro sea mejor.

Y es importante saber que este liceo técnico comenzó con 11 maestros y hoy tenemos 53.

De acuerdo a su experiencia, ¿cuáles son los puntos débiles y fortalezas que tiene el sistema educativo?

Una de las fortalezas que tiene el sistema educativo es la descentralización de los fondos, porque luego del 4% a la educación ha habido una apertura del Ministerio de que cada escuela, con un monitoreo y control desde el Ministerio de Educación, maneje los fondos según la realidad y el contexto de cada centro educativo.

Esto ha sido una fortaleza en cierto sentido porque el director ahora no tiene que buscar recursos con la sociedad de padres para mejorar las condiciones del centro, esa parte es un buen avance del Minerd, pero también tiene elementos para mejorar como es la llegada tarde de esos fondos y la mucha burocracia en su manejo.

Otro tema de debilidad es que el Minerd se lleva de querer construir escuelas, pero tenemos edificaciones que tienen 11 años y no se terminan, como es el caso nuestro, por lo que hace falta una mirada desde el ministerio.

¿En qué beneficia la tanda extendida a la familia y a la sociedad?

La idea de las jornadas extendidas es muy buena. Antes uno se quejaba de que los muchachos tenían cuatro horas de clases; pero ahora hay un cumplimiento, una mirada hacia ir creciendo y fortaleciendo el tema de las jornadas extendidas en las escuelas.

El beneficio a la familia es muy importante porque le da la oportunidad al papá de tener un trabajo seguro de ocho horas y saber que sus hijos están seguros en el centro. Además, para los padres que no trabajan, tienen la oportunidad de formarse y terminar sus estudios. En barrios como estos, para muchos padres es una salvación la Jornada Extendida por el tema de lo económico.

¿Cómo ha sido el proceso de integrar la parte digital en los centros educativos?

Mira, el tema de la República Digital es un gesto muy bueno, es un logro. Sin embargo, hay un afán de entrar la tecnología en los centros educativos, pero en materia de seguridad no todos los centros, especialmente los centros que se han elegido como pilotos para iniciar, que nosotros somos uno de ellos, tienen la seguridad para garantizar que esa República Digital va a ser efectiva en escuela como ésta y en un barrio como este, donde un joven tiene que llevar su laptop, pero que no cuenta con un sistema de vigilancia o cuando tienes una pizarra eléctrica y hay un apagón.

¿Cuál es la conducta de los estudiantes con el tema de la violencia escolar?

El asunto de la violencia en las escuelas es un trabajo que tiene que ser muy de la mano a mano con el equipo de gestión. Mientras nosotros, desde las escuelas no le demos respuestas de que podemos hacer algo para cambiar un tipo de violencia que viene del entorno de los muchachos, vamos a seguir presentando problemas y ahí debemos empoderarnos.

Tenemos un currículo que nos dice que el estudiante es el protagonista, pero nosotros hemos perdido el tema de lo que es realmente ser protagonista. El estudiante es protagonista de su proceso educativo, no de su formación en valores, porque el niño no sabe cómo formarse en valores y esa parte me corresponde a mí como maestra llevarla.

Nosotros hemos confundido lo que significa ser protagonista. Tenemos que garantizar que el estudiante sea protagonista de su proceso, pero que nosotros podamos permear ese proceso y guiarlo. Mientras el maestro no entienda eso, la sociedad y las escuelas van a seguir como están.

¿Cómo ve la propuesta de impartir educación  sexual en las escuelas?

La educación sexual es muy importante. En la escuela de una u otra forma siempre hemos educado sutilmente en todos los ámbito de la educación sexual. También se aplicaba cuando daban orientación educativa que entra al currículo y que no solamente era ver conductas y valores, sino que tenía que ver con algunos elementos de educación sexual.

Yo no encuentro que sea grave que podamos educar sexualmente a nuestros muchachos, es parte de una educación constructivista; ahora bien, hay que cuidar las formas, los patrones y preparación del maestro. Es decir, no creer que se vaya a educar a un estudiante para que inicie una relación sexual a destiempo.

La propuesta de nombrar directores por terna y no por cargos políticos ¿qué le parece?

Excelente. Nombrar a un maestro que no esté capacitado no tiene sentido. Un maestro que quiera  ser director tiene que prepararse para ser director; tiene que ir a concurso y demostrar que él puede dirigir una escuela, porque justamente nosotros tenemos muchos centros educativos con directores que realmente no son funcionales, y entonces tenemos escuelas aquí que hay que intervenirlas a cada momento porque no hay un director que asuma, porque quizás no tenga la competencia para ser director.

La formación de un maestro y de un director es permanente. Un director que no se forma, que no va viendo los nuevos cambios, no puede hacer un buen trabajo.

¿Qué tan importante es la integración de la familia en las escuelas?

Aquí yo siempre le digo a los papás que la escuela es una trilogía: padres, hijos y escuela, si falló uno de esos tres, hay un desequilibrio. Los padres firman aquí un acuerdo cada año de estar permanentemente abiertos a los procesos de la escuela. Cada vez que el centro educativo lo convoca el papá tiene que ir.

Fuente de la Entrevista:

Advierte hay que apostar al cambio en la educación

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.