España: Los docentes de la concertada piden a Educación que rebaje también sus horas lectivas

Argumentan que si la medida es positiva para la calidad educativa debe serlo para el conjunto de la enseñanza extremeña

Europa/España/hoy.es

La Consejería de Educación emprenderá tras Navidad la negociación con las centrales sindicales para que los docentes de la enseñanza pública vuelvan a tener 18 horas lectivas, en lugar de las 20 actuales, dentro de su jornada laboral de 37,5 horas como el resto de empleados públicos.

Se trata de una negociación reivindicada y esperada por las centrales, que llevan desde 2012, cuando se impusieron las 20 horas, reclamando la vuelta a las 18. Al entender que con la ampliación no sólo se ha perjudicado a las plantillas, por la reducción de puestos de trabajo, y al clima de convivencia en los centros, sino que la calidad del sistema educativo ha empeorado al obligar al profesorado a impartir materias que no le son propias.

La vuelta a las 18 horas supondrá, por tanto, la contratación de más profesores de Secundaria, Bachillerato y Medias, que son los niveles en los que se aplicaría. Y la enseñanza concertada reclama a la Consejería de Educación que no la olvide en esta negociación.

Según FSIE, Extremadura es la región con mayor brecha salarial entre ambos colectivos

«Lo que sea bueno para la pública debe serlo para la concertada y lo que se implante para mejorar la calidad educativa debe alcanzar a todos los centros sostenidos con fondos públicos de la región», señala José Manuel Carbonero, de USO.

Sobre todo, añade, «si tenemos en cuenta que los docentes de la concertada no tienen 20 horas lectivas como los de la pública, sino 25 y más en algunos casos, lo que es una absoluta barbaridad».

Explica que, a pesar de que el convenio colectivo de la concertada establece para sus profesores una jornada lectiva de 25 horas semanales, «la Consejería de Educación tiene potestad para mejorarlo, igual que ha añadido complementos a nuestros sueldos para subir las cantidades fijadas en ese convenio nacional».

USO detalla que la fórmula para reducir las horas lectivas a los profesores de la concertada pasa «por que se amplíe la ratio de docentes por aula, lo que supondrá un aumento de puestos de trabajo y posibilitará dedicar tiempo a otras muchas tareas que hay que hacer en un centro y que, sin embargo, con 25 horas lectivas, dando clase, es muy complicado», indica Carbonero.

«Vemos con preocupación que los trabajadores de la concertada únicamente se equiparan con sus compañeros de la educación pública cuando hay recortes, pero no en los beneficios», lamenta. «Y hay que recordar que el servicio público educativo lo prestan también los colegios concertados, y la misma calidad se merecen todos los alumnos, independientemente de la titularidad del centro donde se encuentren matriculados», concluye.

FSIE, sindicato también de la concertada, defiende la conveniencia de que «se disminuyan las horas lectivas de todos los docentes, tanto de la pública como de la concertada», en favor de una mejora de la calidad educativa, así como que «se alcance la homologación salarial».

Presupuesto
Esta central mantiene que la equiparación de los sueldos entre los docentes de la concertada y la pública, así como la de los profesores de la concertada extremeña con el resto de comunidades, debe producirse cuanto antes. Según sus datos, Extremadura es la región que presenta a día de hoy la mayor brecha salarial entre ambas enseñanzas. En la actualidad, la diferencia que hay entre el salario que recibe un profesor de Primaria de la escuela concertada en Extremadura con respecto al que cobra uno de la pública es de un mínimo de 244 euros.

Es el motivo por el que, junto con la Asociación de Docentes de la Enseñanza Concertada en Extremadura (Adecex), FSIE ha pedido a los diferentes grupos parlamentarios, en las reuniones que han mantenido en las últimas semanas, que apoye a los trabajadores de la concertada para que cobren lo mismo que los de la pública y también equiparen sus sueldos con sus homólogos de otras comunidades autónomas.

Para ello, reclaman que de los 925 millones destinados a Educación, se dediquen de 1,6 a 2,5 millones de los presupuestos para que de forma progresiva en los siguientes años 2018, 2019 y 2020 se alcance «la justa homologación salarial que se merecen los trabajadores de nuestro gremio». FSIE rechaza que «por ser trabajadores extremeños, seamos los que menos retribuciones tengamos y suframos las peores condiciones laborales», en palabras de Pedro González, responsable regional.

Fuente: http://www.hoy.es/extremadura/docentes-concertada-piden-20171224000221-ntvo.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.