ACNUR: Casi 4 millones de niños refugiados no van a la escuela

Estados Unidos/19 de Enero de 2018/Ibercampus

En el último curso escolar, menos de la mitad de los menores refugiados pudieron asistir al colegio. Mientras el 91% de los niños del mundo están escolarizados, en contextos de emergencia las oportunidades para los menores se reducen a casi la mitad. En 2016, sólo un 45% de los 6,4 millones de menores refugiados y desplazados de entre 5 y 17 años, estuvieron escolarizados.

Además, si tenemos en cuenta que uno de cada tres refugiados vive en países de renta baja, estos niños refugiados llegan a tener seis veces menos oportunidades de ir al colegio que el resto de niños del mundo.

El informe titulado “Olvidados: la educación de los refugiados en crisis”, compara los datos de ACNUR sobre educación de refugiados con los de la UNESCO, que ofrecen una perspectiva mundial de la escolarización.

Según este informe, 1’5 millón de niños refugiados no tiene acceso a educación primaria y 2 millones de adolescentes refugiados no están matriculados en la secundaria. Su texto muestra 3 datos de escolarización de refugiados:

  • El 61% de los niños refugiados cursan educación primaria.
  • El 23% llega a educación secundaria. Una cifra cuatro veces por debajo de la media global.
  • Sólo el 1% de los refugiados va a la Universidad.

Sólo el 23% de los adolescentes refugiados va al colegio

Según los niños refugiados crecen, la brecha en su educación se vuelve todavía mayor. Sólo el 23% de los adolescentes refugiados acceden a educación secundaria frente a un 84% de los adolescentes a nivel mundial. Si analizamos los países de renta baja, la escolarización en secundaria de refugiados es del 9%.

Los estudios universitarios se convierten casi en un imposible para quienes se ven forzados a huir. A pesar de la inversión en becas y otros programas, sólo el 1% de los refugiados se matricula en estudios superiores comparado con un 36% a nivel mundial.

Éste es el segundo informe sobre educación de ACNUR tras la Declaración de Nueva York. Pero, a pesar de que ésta puso a la educación como un elemento central de la respuesta internacional, un año después los refugiados siguen abandonados a su suerte en materia de educación, en palabras del Alto Comisionado de ACNUR, Filippo Grandi.

“Garantizar que los refugiados tengan acceso equitativo a una educación de calidad es una responsabilidad compartida. Es hora de que todos pasemos de las palabras a la acción”, ha dicho. “El progreso observado en el aumento de la matriculación de los niños refugiados sirios indica claramente que es posible cambiar esta situación”, ha añadido el máximo representante de ACNUR.

ACNUR insta a los gobiernos a que incluyan a los refugiados en sus sistemas educativos nacionales para dar una respuesta más eficaz, equitativa y sostenible, como la que se ha llevado a cabo en países con recursos muy limitados como Uganda. Allí, la escolarización de un niño refugiado tiene un coste de 20 € al año, algo que muchas familias no pueden permitirse.

Puedes colaborar con la educación de un niño haciendo un donativo para la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Fuente: https://www.ibercampus.es/casi-4-millones-de-ninos-refugiados-no-van-a-la-escuela-36107.htm

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *