Saltar al contenido principal

Uruguay: Capacitación en enfermedades transmitidas por el Aedes Aegypti

El ministro interino de Salud Pública, Jorge Quian, participó de la capacitación que esa cartera realiza cada año a representantes de las instituciones prestadoras en torno al tratamiento de casos sospechosos de dengue, zika y chikungunya. Ese protocolo de intervención incluye definiciones en materia de análisis de laboratorio y notificaciones a las autoridades, así como lo referido a la atención del paciente.

En estos primeros días del año no se han constatado casos confirmados de dengue y las cifras en la región son inferiores respecto de temporadas pasadas. En 2017 se registraron tres casos en Uruguay, mientras que 2016 fue el de mayor brote con 62 personas infectadas, muchas de ellos procedentes del exterior.

A pesar de ese declive, el Ministerio de Salud Pública (MSP) reforzó las acciones con los prestadores en torno al tema, no solo sobre dengue sino también sobre zika y chikungunya, dado que la circulación del mosquito Aedes aegypti, agente transmisor de las tres enfermedades, suele incrementarse en esta época del año donde el calor y las lluvias aumentan.

Entrevistado por medios informativos, Quian informó que actualmente están a estudio tres casos sospechosos de dengue, sin confirmación. Se tratarían de dos autóctonos, uno de Rocha (cuyo primer antígeno dio negativo) y otro de San José. Y el tercero sería importado por una persona procedente de Paraguay. “Si se concreta un caso habrá que tomar medidas peridomiciliarias”, apuntó.

En ese contexto, este viernes 12 en la sede ministerial se capacitó a referentes de las instituciones sanitarias en torno al protocolo existente que se actualiza cada año. Eso incluye la vigilancia epidemiológica de estas enfermedades, la definición de ante qué situaciones se deben realizar análisis de sangre que descarten estas patologías y la notificación a la autoridad sanitaria de los casos.

“Hay que estar atentos a la posibilidad de un caso, pues si se sospecha se debe enviar una muestra de sangre al laboratorio central del MSP, donde se realiza la confirmación o no de la enfermedad”, explicó Quian, al tiempo que aclaró que todos los equipos de salud están muy preparados, incluso en varios casos los médicos pediatras y de adultos viajaron a lugares donde se dieron brotes importantes de dengue.

“Desde el punto de vista sanitario estamos tranquilos”, aseguró el ministro interino. “Queremos que la transmisión de las muestras se haga de acuerdo a los criterios que establece el Laboratorio Central del MSP, porque los recursos hay que cuidarlos y no se pueden pedir exámenes sin la debida justificación”, añadió. Se debe tener en cuenta la cantidad de días que está enferma la persona y el lugar de dónde viene, por ejemplo.

Quian recordó la importancia de continuar y reforzar las medidas que evitan la proliferación del Aedes aegypti en los domicilios, como mantener limpio tachos y usar repelentes y mosquiteros.

Las medidas son tanto para quienes permanecen en el país, como para los que viajan a países con presencia del mosquito. En ese último caso se recomienda el uso de repelente al retorno, por si están incubando alguna enfermedad.

“Las enfermedades transmitidas por el Aedes son de todos y, si todos combatimos el mosquito, seguramente haya menos densidad del mismo y menos probabilidad de transmisión”, insistió.

Fuente de la noticia: https://970universal.com/2018/01/13/capacitacion-enfermedades-transmitidas-aedes-aegypti/

Fuente de la imagen: https://970universal.com/wp-content/uploads/2017/11/a

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *