Argentina: Paro y Marcha Docente, la Celeste no propuso nada… Seguirla con paro el 1 de junio y movilización

América del Sur/Argentina/ 28.01.2018/ Fuente: mst.org.ar.

Luego de casi tres meses de iniciado el conflicto docente, recién el miércoles 23 se realizó el segundo paro nacional convocado por CTERA y la tan anunciada Marcha Federal Educativa a la Plaza de Mayo. Lamentablemente y pese al reclamo de las miles de maestras y educadores del país, la conducción Celeste de CTERA y de gremios como SUTEBA o UTE que hablaron, no propusieron ninguna medida para dar continuidad al reclamo.

Esto, en el marco de un paro docente que se hizo sentir con mucha fuerza en la mayoría de los distritos del país. Sobre todo donde sigue abierta la lucha provincial, aunque también en otros, debido a la crisis que repercute en las escuelas y en la vida e ingresos de las y los trabajadores de la educación, así como en los presupuestos y las críticas condiciones en que se desenvuelve la tarea de enseñanza-aprendizaje.

Alternativa Docente y el MST Nueva Izquierda, encabezados por Alejandro BodartVilma RipollCeleste Fierro y Vanesa Gagliardi participó en la Marcha desde las distintas provincias, acompañó con fuerza la movilización y recibió a las columnas en la 9 de Julio en puntos claves: la Avda. de Mayo y en Avda. Belgrano, por donde entró la columna principal de CTERA y también la de SUTEBA junto a Neuquén, Chubut y el resto de la Patagonia.

Fuerte adhesión al paro nacional docente

La adhesión al paro docente fue total en Neuquén, provincia que viene luchando a brazo partido, con 44 jornadas de paro en lo que va del año y una irrupción extraordinaria de la base. Incluso el miércoles 23, además de la importante presencia aportada en la Marcha Federal, realizaron una gran marcha en la provincia y corrieron a punteros de varias escuelas neuquinas cuando pretendían cubrir el lugar de docentes en huelga. También fue muy fuerte en Chubut, donde la medida en esta semana es por 96hs. Como parte de un plan de lucha que lleva más de 60 días y más de 20 jornadas de paro.

Fue también un paro muy masivo en Tucumán. El propio informe del ministerio dirigido por el macrista Alejandro Finocchiaro, reconoció que aquí paró el 90% de la docencia. Es el mismo gobierno que reconoce también que en Río Negro paró casi el 70% y en Tierra del Fuego un 60%. Sabiendo que, al anunciar esos porcentajes, siempre tratan de minimizar fuertemente los niveles de adhesión.

En Santa Fe el paro superó el 90 a 95% y aportó una muy importante columna a la Marcha Federal. En Catamarca el paro rondaba el 90% en el interior y un 80% en Capital. En La Pampa fue muy alto, entre el 80% y 90% con una movilización en Santa Rosa y en Pico en las que participamos. En Chaco también fue alta la adhesión y este jueves 24 convocan a paro en el nivel secundario para frenar la transformación educativa. En Misiones el paro fue de dos días, con un promedio del 80%.

En la Ciudad de Buenos Aires el paro estuvo rondando el 70% y fue claramente superior a los paros anteriores. Tanto que el propio macrismo informó que lo “acató el 40% de los maestros” (Télam). Y es sabido que los funcionarios tiran muy para abajo las cifras para que parezca que nadie adhirió. En Entre Ríos el paró fue del 70% en Paraná y un poco menor en el resto de la provincia, pese a la enorme entregada de la burocracia y la bronca con la Celeste por desconocer el mandato de paro el 10 y 11 de mayo, votado en el Congreso de AGMER y decidió allanarse a una extensión de la conciliación.

En la provincia de Buenos Aires el paro fue muy fuerte también, sobre todo en los 33 populosos municipios del conurbano bonaerense. Y fue masiva la participación de la docencia provincial en la Marcha Federal Educativa a la que convocaron todos los gremios del FUDB y la Multicolor. En distritos como Gral. Sarmiento, el mayor de la provincia, el paro fue del 90% o más. En Tigre también 90%. En San Isidro y Vicente López, paró el 60% y 50%. En San Martin y Tres de Febrero fue también muy fuerte.

En Lanús la adhesión al paro fue muy alta. Pero desigual. Fue total en secundarias, aunque se mantuvieron abiertas, garantizado por los directivos, pero sin clases. En primaria fue más desigual, hubo servicios con algunas docentes dando clases, si bien esto fue minoritario. La movilización docente de Lanús fue alta. En Avellaneda el paro fue masivo durante los dos días.

En Lomas de Zamora el paro fue total. Y también se dio una masiva participación en la movilización. En la Matanza también el paro fue contundente, de casi un 80%. En un distrito del interior como 9 de Julio fue del 40% aunque es un buen porcentaje para esa localidad. Y en otro como Pergamino, muy alto, del 70%. Fuerte el paro en Quilmes, con gran adhesión superior al 70% y centenares de compañerxs movilizados. También se sintió en Berazategui y en La Plata con una adhesión cercana  al 70%, lo mismo en Berisso, mientras en Ensenada superó el 90%.

El paro fue de un 50% en Jujuy y más parcial aún en Salta, en Santa Cruz y La Rioja. Mientras en Formosa era feriado, importa señalar que fue casi inexistente en Córdoba, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero. Esto pese a que el gobierno miente hasta en sus comunicados cuando dice que paró el 33% de la docencia del país (¡?) y que “en jurisdicciones como Mendoza, La Rioja, Entre Ríos y Santiago del Estero, el paro fue nulo porque allí se paga presentismo y los docentes optaron por no perder ese extra de dinero”. Esto es tan falso porque de esos distritos solo se paga el Ítem Aula en Mendoza, en ninguna otra provincia.

Importante movilización que debe tener continuidad

Si el gobierno miente, lamentablemente también lo hace la dirigencia Celeste de CTERA al afirmar que “el Paro Nacional Docente tuvo un acatamiento del 95%…”. Esto no sirve de nada. Lo mismo que mentir escandalosamente diciendo que en la movilización hubo “280 mil docentes de todo el país que llenaron de guardapolvos blancos la Plaza de Mayo en la Segunda Marcha Federal Educativa”.

Todos los medios reconocen que la marcha fue masiva, multitudinaria llegan a afirmar diarios como La Nación que difunde vistas con su drone. Pero no superó las 25 a 30 mil personas, debido a la política de la Celeste de CTERA de dar casi tres meses de tregua a Macri y los gobernadores, al llamar a la Marcha Federal anunciada el 5 de marzo, recién para el 23 de… mayo. Dejando libradas a su suerte a las luchas docentes provinciales.

Como decimos en una nota previa a esta Marcha Federal, ante el ajuste global de Macri y los gobernadores del PJ, se da la mayor traición de la Celeste de CTERA y los gremios, al planchar la lucha nacional y aislar a las provincias. A diferencia de 2017, cuando debieron llamar a 14 paros nacionales y a la Marcha Federal en marzo, ahora no tienen empacho en actuar como la burocracia que garantiza la gobernabilidad del ajuste (ampliar aquí). Por eso aceptaron y acordaron, vergonzosamente con el macrismo y sus fuerzas represivas, liberar carriles para poder cruzar el puente, arriesgando el tránsito de una docencia custodiada a lo largo de la columna Sur.

En ese marco, creemos urgente también revertir la falta de iniciativa en sectores de la oposición Multicolor para poder postularnos nacionalmente y organizar un accionar independiente de la burocracia. Porque, frente a tamaña traición y tregua de la Celeste con Macri y los gobernadores, transitamos un 2018 donde prima la división y falta de iniciativa de las conducciones Multicolor para intentar nacionalizar las acciones de lucha y profundizarla en los distritos.

Más allá de cortarse solos para aparecer mediáticamente, resulta particularmente grave el seguidismo a lo que haga o deje de hacer la Celeste por parte de la Marrón/PTS que se ha negado a participar de los Plenarios de Delegados y acciones impulsadas por la Multicolor. Lo mismo que el Encuentro Colectivo/Enriqueta Lucero. A lo que se suman oscilaciones de la Azul y Blanca/PCR.

En ese marco, más allá de acuerdos locales, Tribuna Docente/PO ha rechazado toda posibilidad de avanzar en intentos por coordinar las jornadas de lucha de las provincias en marzo y abril, como planteamos junto a otros sectores y los gremios de la Federación Nacional Docente. La rebeldía expresada en varios distritos y la fuerza del paro nacional permite ver que hay fuerza en las bases para encauzar el rumbo en la oposición y postular una política alternativa.

 

¿Cómo seguirla? ¡Que la base decida, no la dirigencia!

 

Lejos de los dichos de Sonia Alesso al cerrar asegurando que “las victorias se hacen a fuego lento…”, sólo al servicio de justificar porqué tardaron tres meses en llamar a este segundo paro nacional y marcha federal, creemos que la fuerza y disposición de la docencia para ir por los reclamos pendientes, expresado en estas jornadas marcan la necesidad de dar continuidad a la lucha. En los distritos y nacionalmente.

Porque con la política de la conducción Celeste de CTERA y los gremios no vamos lento a la victoria, sino seguro a una nueva derrota o entrega como en 2017. Por eso debemos exigir la continuidad y tener iniciativa y determinación desde la oposición, si la burocracia no convoca.

Como se debatió en el Plenario convocado por los SUTEBA Multicolor, debemos impulsar para el lunes 28 actividades en las escuelas y los distritos, con pañuelazos, charlas, abrazos, sentadas, en el marco del Pañuelazo Federal y el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Para seguir reclamando por la aplicación de la ESI, Educación Sexual Integral en todas las escuelas y la legalización del derecho al aborto seguro y gratuito, en el hospital.

 

Además de proponer la continuidad de las acciones de lucha con un nuevo paro y movilización docente para el 1 de junio, unificando con la llegada de la Marcha Federal al Congreso de organizaciones sociales, la CTA Autónoma, sectores de la CGT y el paro nacional que ATE convocaría para ese día.

Reclamar a la conducción Celeste de CTERA, de la UTE y de gremios como SUTEBA Provincia y al FUDB que convoquen a parar y movilizar el 1° de junio para dar continuidad a la lucha. Y si no lo hicieran, definir la convocatoria al paro en el Plenario Provincial de Delegados de SUTEBA el próximo 30 de mayo. En la Asamblea de Ademys, en las demás instancias en gremios que luchan como ATEN de Neuquén y ATECH de Chubut. Reclamar también que se convoque a paro el 4 de junio como parte de la Jornada de Movilización por Ni una Menos; debatiendo esto en asambleas, plenarios de delegados y congresos con mandato de base.

Para decirle No al FMI. Sí a la escuela pública. Porque hay plata y debe ir a educación, no para la deuda externa. Porque se deben anular los subsidios a la enseñanza privada y religiosa para destinar esos fondos multimillonarios a salario docente y mayor presupuesto educativo. Vamos a seguirla con un plan de lucha nacional, debatido y votado democráticamente en las bases.

 

Francisco TorresAlternativa Docente, ANCLA

Agrupación Nacional Clasista y Antiburocrática | MST

 

Fuente de la noticia: https://mst.org.ar/2018/05/24/paro-marcha-docente-celeste-no-propuso-nada-seguirla-paro-1-de-junio-movilizacio

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.