Chile: Más educación técnica y flexible: claves para combatir la problemática “nini”

Chile/02 de Junio de 2018/DF

Los jóvenes que no trabajan ni estudian en el país suman más de medio millón. De ellos, un 64% son mujeres y otro 61% sí quiere trabajar. Autoridades y expertos comparten su visión para avanzar y dejar atrás estas cifras.

El fenómeno de los “ninis” (jóvenes entre 15 y 29 años que no trabajan ni estudian) es global y para Chile no es motivo de alegría ocupar el 9° lugar con mayor porcentaje de estos jóvenes en el mundo, según el ranking 2016 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el 6° puesto entre los países que pertenecen a esta organización.

Si bien la cifra ha ido disminuyendo con los años, en el país todavía existen 545.654 personas en esta condición y el mayor porcentaje se concentra en la zona norte (22,37%), según un reciente estudio elaborado por Actitud Lab, presentado ayer en el Seminario “Encuentro empresarial por los jóvenes y su empleabilidad: Desafíos públicos, soluciones privadas”, organizado junto a la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

Según la medición, en una de cada 12 viviendas chilenas hay un nini y el 41,07% de ellos pertenece al grupo socioeconómico D y un 32,70% al C. Un alto porcentaje de ellos sí quiere trabajar (61%) pero el no tener con quien dejar a los niños (24,42%) y la responsabilidad de los quehaceres del hogar (23,15%) son dos de las principales barreras, revela la investigación. A ello se suma que el porcentaje de embarazo adolescente de las ninis chilenas es alto (63,13%), siendo uno de los factores que aumenta la probabilidad de ser nini, al igual que la baja seguridad social y el vivir en zonas rurales. Por el contrario, un año más de escolaridad y vivir en la zona centro o sur reduce dicha probabilidad.

La investigación pone en relevancia el papel de la educación en la disminución de los ninis. Con más oportunidades en este ámbito habría un 2,1% menos de ninis. Incluso, si bajara su prevalencia, el PIB podría crecer en un 3,7%.

Gratuidad

En el papel que juega la gratuidad en la educación coincidieron los participantes al seminario, entre ellos, el ministro de Educación, Gerardo Varela, quien resaltó la mirada en 360° del gobierno para solucionar esta problemática.

Puntualmente sobre el impacto de la ley de gratuidad publicada esta semana en el Diario Oficial, el secretario de Estado reconoce “que por supuesto la gratuidad tiene un efecto en la menor deserción (de estos jóvenes) a nivel, particularmente, de Institutos Profesionales y de Centros de Formación Técnica, así que es una buena noticia”.

Invitada al encuentro, la exministra de Educación, hoy vicepresidenta de Icare, Vivianne Blanlot, destacó el caso de un centro de formación técnica cuya demanda de ninis ha sido extraordinaria gracias al trabajo colaborativo de la empresa privada y de otros actores que hicieron posible su funcionamiento.

“De los jóvenes que entraron a ese programa, un 25% de ellos eran ninis y el 90% pertenecen a los tres deciles más bajos. Pueden optar a la gratuidad, entonces la idea de promover una gratuidad más extensa para los centros de formación técnica es una idea muy virtuosa porque permite esta colaboración”, subraya.

Para el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, “si hay que focalizar la gratuidad en algún lado hay que hacerlo precisamente en la educación técnica, pero no es “gratuidad a secas”.

“No puede ser en el fondo que el Estado se contente con que la persona con gratuidad pasó por el centro de formación técnica y luego no tuvo empleo. El destino final tiene que ser el empleo y por eso tiene que ser mucho más flexible y por eso es tan valioso que muchos más actores participen en el desafío educacional”, remarca el empresario.

Más flexibilidad

Unos 77 mil ninis están fuera del sistema escolar, según el informe. En este punto pone el acento el ministro Varela, pues dice que falta flexibilizar los currículos de modo que permitan el funcionamiento de aulas de reingreso donde se espera puedan también convivir los niños que han desertado y que por tal condición ingresan con otro nivel de conocimientos.

Más de la mitad de los ninis han terminado la educación media, según el estudio, pero la competencia con los egresados de institutos técnicos es grande. Por lo tanto, la forma de seducirlos con el mundo laboral debe ser con prácticas más cortas y talleres de apresto laboral, remata el director ejecutivo de Actitud Lab, Sebastián Errázuriz.

La meta de Actitud Lab a 2020 es reducir un 30% los ninis en Chile a partir del compromiso que sellaron autoridades de gobierno y representantes del sector privado durante el seminario.

Imagen foto_00000002

Fuente: https://www.df.cl/noticias/tendencias/tendencia/mas-educacion-tecnica-y-flexible-claves-para-combatir-la-problematica/2018-05-31/192454.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.