La Universidad en graves problemas

Puerto Rico / 8 de julio de 2018 / Autor: Cándida Cotto / Fuente: De Un Pájaro Las Dos Alas

Aun cuando el aumento de matrícula aprobado por la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) es algo menor al que pretende imponer el Plan Fiscal (PF) de la Junta de Control Fiscal (JCF), ambos planes son muy similares, según indicó el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Javier Córdova.

En entrevista, el profesor Córdova denunció que ambos planes fiscales tienen el aumento en la matrícula, y que, más allá de la cifra, la diferencia es que en el de la UPR el aumento era uno escalonado, pero que en el fondo ambos planes son muy similares. En el caso del aumento en la matrícula en el PF de la UPR era uno escalonado hasta llegar a $125 dólares el crédito a nivel sub graduado. En el PF de la JCF el aumento es de $140 dólares inmediato. El 30 de abril la Junta de Gobierno de la UPR ratificó un aumento en matricula de $115 dólares el crédito para implementarse en este próximo año académico que comienza en agosto. El aumento es para todos los programas sub graduados de todo el sistema. Para los créditos de programas graduados también se considera un aumento significativo en el PF de la UPR.

“Nosotros estamos en contra de cualquier aumento en la matrícula mucho más cuando es un aumento tan brutal; no tenemos duda de que va haber muchísimos estudiantes que no van a poder estudiar o se van a tomar más tiempo para terminar”, expresó.

Pero el golpe del aumento en la matrícula no es el único que recibirán los estudiantes. Los estudiantes enfrentarán aumentos en todos los renglones de servicios, como lo son cuotas de laboratorio, cuota de graduación, transcripción de créditos, cobro por darse de baja e incluso se eliminan todas las exenciones de matrícula por talento, incluyendo las de los atletas.

El presidente de la APPU denunció que el aumento en matrícula tendrá un impacto en las tasas de graduación que es uno de los criterios que se está utilizando para el cierre de programas académicos, lo que es otro aspecto que es muy similar en ambos planes fiscales. Trajo a la atención que el cierre de programas viene además por la “tremenda” reducción en el presupuesto de la UPR, el cual según el PF de la UPR en seis años sobre pasaría el 50%. El presupuesto se reduce de $834 millones en el 2017, en seis años a apenas $423 millones para toda la UPR.

¿Cómo la Junta de Gobierno de la UPR y la misma JCF justifican que pueda mantenerse el sistema de la UPR con ese presupuesto?

“Lo que plantean es que la Universidad tiene que generar sus propios fondos pero eso va a ser sumamente difícil. Ese es el discurso que ellos hacen para las gradas. La realidad es que van a reducir el tamaño de la Universidad. Van a reducir la cantidad de estudiantes, de hecho en el PF hay una reducción casi de un 12% en el número de estudiantes en el sistema o sea que ellos -Junta de Gobierno y JCF- están contemplando ya que va a ser una universidad mas pequeña”, reaccionó el profesor Córdova.

A juicio de la APPU dijo que vislumbran que el número de estudiantes podría reducirse aun más del 12% por el mismo impacto en el costo de la matrícula y que muy posible lo que va a suceder es que habrá estudiantes que se van a quedar fuera y habrá otros que van a llegar del sector privado. Observó que también hay la posibilidad de que las universidades privadas aumenten su matricula como efecto dominó. “Pero ciertamente la Universidad va a operar de una manera muy raquítica con un presupuesto tan limitado”. Agregó que la reducción de este año 2017 a 2018 ha sido el más duro, una reducción de $202 millones, ahora mismo el presupuesto es $631 millones.

Ante la duda de cómo va a funcionar la UPR con ese presupuesto insistió en que la única respuesta que se da la APPU es que la administración va a cerrar un montón de programas académicos y una vez cierren programas de una unidad va a ser más fácil justificar el cierre de la unidad. Trajo como ejemplo que en el PF de la UPR en el recinto de Utuado se cerraban todos los programas académicos y se dejaba como una finca del Programa de Extensión Agrícola. Mientras el PF de la JCF no contempla el cierre del recinto. La amenaza de cierre, la incertidumbre sobre el futuro del recinto de Utuado ha provocado una baja en la cantidad de estudiantes ya que tienen miedo a matricularse. El profesor Córdova comentó que la APPU ha estado haciendo un esfuerzo con los docentes de Utuado para reclutar estudiantes.

No obstante reparó en que el cierre de programas académicos no va a ser de inmediato, sino que el plan es poner en moratoria los que están bajos en matrícula según los criterios que usa la administración que son las tasas de graduación y retención. Dio el ejemplo del Programa de Ciencias de Cómputos, del Recinto de Arecibo, en el cual da clases. Dijo que este programa tiene unas tasas de graduación bajas a pesar de su alta tasa de empleabilidad. De ponerse ahora en moratoria habría que esperar a atender a los estudiantes que se admitan en agosto lo que tomaría entre cuatro a cinco años. Estimó que los cierres comenzarían a partir del segundo año de la implantación del PF.

Mientras en lo que se refiere a los docentes y los empleados no docentes se les eliminan todas las exenciones de matrícula. Solo van a permanecer las exenciones para los veteranos y las del Programa de Honor. Aun cuando en ambos PF se contemplan becas en el caso del PF de la JCF la cantidad es mucho más pequeña que la del PF de la UPR. El profesor Córdova dijo que todavía está por verse la cantidad de becas que se ofrezcan, pero acotó que las becas no van a atender todos los aumentos en la matrícula, como tampoco las exenciones. El Presidente de la APPU denunció que una cosa que no estaba en el PF que ha tomado por sorpresa a docentes y no docentes es la reducción en la aportación del patrono al plan médico, de $600 a $500, lo que es una violación al convenio colectivo de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND).

Los docentes también fueron sorprendidos esta semana pasada con que la Junta de Gobierno enmendó la Escala Uniforme de Retribución por concepto de cursos de verano, la cual reduce a menos de la mitad el pago por el ofrecimiento de cursos de verano. Córdova acusó a que la certificación se aprobó a espaldas del sector docente. “No se discutió en ningún cuerpo docente, ni siquiera en la Junta Universitaria y para colmo se aprueba cuando ya en algunos recintos estaban a punto de comenzar los cursos de verano”.

En tanto los estudiantes son blanco de aumentos y los trabajadores docentes y no docentes son blanco de reducciones, las reducciones al presupuesto de la administración central de la UPR en los dos planes fiscales no son nada significativas. Por el contrario atribuyó que la administración central cada vez ha ido adquiriendo más poder y más presupuesto. El Presidente de la APU denunció que el PF que aprobó la Junta de Gobierno fue preparado por el presidente de la Junta, Walter Alomar con la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF), sin la participación del presidente de la UPR, profesor Darrel Hilman Barrera. “Han marginado totalmente al presidente de la UPR, ahora mismo no tiene casi poder alguno en las decisiones con la Hermandad, Sindicato, todo es lo que diga Alomar. No me explico cómo todavía está allí, es para haber renunciado hace tiempo”, acusó Córdova.

Continúo que el proceso que se siguió con el PF no es el normal y reiteró que éste se “cocinó” fuera de la UPR, en AAFAF, que el presidente Hilman había presentado unas serie de medidas a la Junta de Gobierno, entre ellas un aumento de $75 en el crédito subgraduado.

Frente a este escenario el portavoz de los docentes expresó que la APPU está por un lado dando la batalla para que se mantengan abiertos los 11 recintos. “Vamos a estar muy alertas a los intentos de cerrar programas académicos y vamos a combatir cuando haya que combatir”, reconoció que podía ser que haya programas que haya que cerrar, pero que eso no puede ocurrir sin el aval de los afectados. Además la APPU está desarrollando un plan de protección a los docentes que esperan presentarlo al Presidente, dirigido a que de cerrarse el programa donde dan clases puedan conseguir trabajo en la misma unidad.

Otro aspecto sobre el cual echa dudas el presupuesto de la UPR es su capacidad para el reclutamiento de profesores. De hecho el presidente de la APPU confirmó que las plazas de los docentes que se retiran lo que se hace es que se cierra y no se está reclutando personal nuevo. Esto pone en peligro el plan definido de pensiones que tienen todos los trabajadores permanentes del sistema. Para los docentes además de la inseguridad laboral que representa trabajar por contrato, la falta de una permanencia va en detrimento de la libertad de cátedra.

Fuente del Artículo:

http://www.unpajarodosalas.com/puertorico/20180613-La-Universidad-en-graves-problemas.html

ove/mahv

Comparte este contenido:
Cándida Cotto

Cándida Cotto

Periodista del semanario Claridad. Trabajó en Radio Universidad como productora de los programas Línea Abierta desde Puerto Rico y Día a Día. Ha compartido la práctica periodística con la docencia en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Carolina, en la American University of Puerto Rico, Recinto de Manatí, (AUPR) y la Universidad del Sagrado Corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.