El Banco Mundial distingue a un proyecto argentino de capacitación para directores de escuela

La capacitación incluye seis semanas de manera presencial y un año de seguimiento virtual.

America del Sur/Argentina
El Programa de Liderazgo e Innovación Educativa (PLIE), que capacitó en liderazgo educativo a 3.740 directivos y docentes de 1.974 escuelas de distintos niveles y modalidades educativas, fue reconocido por el Banco Mundial entre las 13 experiencias educativas más innovadoras de América latina.

Implementado desde hace dos años en las provincias argentinas de Mendoza, Salta, Jujuy y Corrientes, merced a un convenio entre la Fundación Varkey y el Ministerio de Educación de la Nación, el programa ya había sido destacado en marzo pasado cuando se convirtió en un caso de estudio de la Universidad de Harvard.

El plan consiste en una capacitación presencial de seis semanas, con distintas etapas de desarrollo de proyectos, y un seguimiento virtual a lo largo de un año. Ese último período es acompañado por “seguidores de proyectos” que van a las escuelas a colaborar con lo que haga falta.

“Encontramos que había mucha necesidad de este tipo de capacitación y la demanda sigue siendo alta. Por cada escuela que se anotó, cursaron un director y un integrante del equipo de conducción que, a su vez, luego llevaron sus proyectos a los establecimientos”, explicó a telefenoticias.com.ar Agustín Porres, director de la Fundación Varkey.

Es que conducir una escuela no es tarea sencilla. Los docentes que encaran el desafío suelen enfrentarse a la necesidad de contar con una formación específica y herramientas para la gestión. Partiendo de esa base y de un diagnóstico que revela falencias en la preparación, el PLIE otorga herramientas muy útiles a los participantes.

Al presentar los resultados de su trabajo en la sede de la entidad en la Universidad Champagnat de Mendoza, Porres contó que decidieron medir el impacto del programa a través de una encuesta a los docentes. “El 96 por ciento de los maestros entrevistados manifestó haber percibido cambios favorables en sus escuelas”, precisó.

El 98 por ciento de los participantes proceden de escuelas estatales. La idea es que puedan pensar y proponer acciones para lograr una escuela mejorada e integrada con la comunidad. Y resaltar el valor del liderazgo y la innovación

Mónica Coz, supervisora de Escuelas Primarias en Mendoza, contó a telefenoticias.com.ar que normalmente en las capacitaciones cada uno lleva una problemática de su escuela pero también, a veces, los directivos plantean dificultades de articulación. Por eso, tres supervisores de la regional norte de esa ciudad que nuclea a 30 escuelas, decidieron desarrollar un proyecto conjunto. Así fue como crearon una comunidad de aprendizaje que apunta a un trabajo metodológico común.

“Armamos un sitio web con contenidos consensuados para poner a disposición de todos e interactuar entre los establecimientos”, ejemplificó la supervisora.

Gustavo Capone, subsecretario de Educación de la Dirección General de Escuelas, expresó que los resultados que se empiezan a percibir son alentadores. “Hemos medido particularmente dos escuelas de alta vulnerabilidad social en las que los directivos participaron de la capacitación y ya estamos viendo cómo comienzan a instrumentar sus aprendizajes. Se genera un clima distinto en beneficio directo de toda la comunidad educativa”, destacó.

Las experiencias son diversas. El informe con la evaluación del programa da cuenta de algunos de esos trabajos.

– El proyecto de la conducción de la Escuela N° 553 de San Cayetano, en Corrientes, apuntó a renovar formas de trabajo. Ahí, donde acostumbraban a dejar los celulares fuera del aula, por ejemplo, ahora los aprovechan para trabajar con distintas aplicaciones educativas.

– En la Escuela Agrotécnica N° 10 de Maimará, en Jujuy, el equipo directivo tomó nuevas prácticas de enseñanza inclusivas y en contacto con la comunidad, alentando la valorización de los productos regionales en un trabajo colaborativo.

– En la Escuela Camino del Inca de Vaqueros, en Salta, donde realizaban un trabajo comprometido pero individualizado y enfrentaban serios problemas de ausentismo, el proyecto apuntó a una planificación articulada con los padres: hicieron un relevamiento de sus oficios y ocupaciones y los invitaron a enseñar sus conocimientos. Eso motivó el interés de los chicos y profundizó el diálogo con las familias para evitar el ausentismo.

Fuente: https://telefenoticias.com.ar/actualidad/el-banco-mundial-distingue-a-un-proyecto-argentino-de-capacitacion-para-directores-de-escuela/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.