Epistemología, Lectura de Realidad y Reforma Educativa en México

Por: César José Valdovinos Reyes.

 

  1. Por: CÉSAR JOSÉ VALDOVINOS REYES

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL

UNIDAD 162, ZAMORA, MICHOACÁN, MÉXICO

LECTURA DE REALIDAD Y REFORMA EDUCATIVA EN MÉXICO.

EJES TEMÁTICOS: EPISTEMOLOGÍA, REFORMA EDUCATIVA Y CALIDAD EDUCATIVA

 

PALABRAS CLAVES: Epistemología, lectura de realidad, reforma educativa, calidad educativa, proyectos de humanidad.

 

Contenido

RESUMEN: 1

Lectura de realidad desde Humanecer. 3

Área nodal economía: 5

Área nodal sociedad.. 8

Área nodal cultura. 11

Área nodal política. 13

Colectivo como cooperativismo de cualidad: Colectivo Posdoctoral Humanacer. 17

Racionalidad de la Calidad educativa. 18

Lectura de realidad de la Calidad Educativa y la Reforma Educativa en México. 18

En busca de una Visión de futuro desde la poíesis. 20

Referencias. 21

 

 

RESUMEN:

En México como laboratorio de la implementación de reformas educativas y de procesos de evaluación que parten de una perspectiva neoliberal, está en disputa la propia racionalidad epistémica sobre la educación y la categoría de calidad educativa, por ende se ha dado una batalla de proyectos culturales y de la propia visión de humanidad, pero a la vez se entreteje un diálogo de saberes que confrontan las visiones oficiales y alternativas sobre la propia educación además de las políticas públicas y en lo particular en la formación de formadores.

Más allá de una visión apegada a los designios del Banco Mundial, la OCDE y otros organismos internacionales, en México colectivos, grupos de investigadores e instituciones educativas están constituyendo una alternativa educativa en el campo de la formación docente, en el caso de Michoacán existen procesos de construcción de conocimiento, desde varias perspectivas por un lado camina la propuesta de formación del educador popular, por otro lado se está gestando una propuesta desde la transdisciplinariedad y la complejidad, en el caso de la UPN Zamora, desde el Colectivo Humanecer se plantea una visión incluyente e integral, se trata de hacer florecer lo humano desde la formación docente.

En este marco de discusión y de propuesta sobre las propias reformas educativas en México, el proceso de profesionalización docente y de evaluación, la discusión sobre calidad educativa, surgen colectivos que plantean una visión distinta a la oficial, como en el caso de UPN Zamora y el Colectivo Humanecer dentro del Posdoctorado en Sistemas de Evaluación de la Calidad Educativa (SECE) que se plantea una articulación desde la transdiciplinariedad para la construcción de conocimiento donde se entreteje la integralidad y la visión alternativa, lo cual significa rehacerse como formador de formadores desde lo comprehensivo, inclusivo, abarcador y no marginador.

Esta propuesta constituida desde el colectivo parte de un ángulo de lectura crítico, se observa como un proceso de apertura y cierre hacia lo inédito, inacabado, incertidumbre y certeza de transformación, al mismo tiempo potencia una nueva racionalidad del pensar, del ser y el hacer desde el pensamiento complejo, es Humanecer como florecer lo humano, como una visión de la dialéctica, categoría potenciadora de movimiento articulada a el pensamiento complejo como estrategia metodológica y cosmovisión-ángulo de lectura de la realidad en la formación.

El Colectivo Humanecer y su modelo de formación posibilitan que los formadores puedan performarse en las categorías de humanecer, didáctica, epistemología, integralidad, conciencia, dialéctica y transcomplejidad; para avanzar hacia la construcción de estrategias en el proceso de enseñanza, desde la performación, la transdisciplina, la integralidad y la didáctica crítica.

En Michoacán se desarrolla la temática Humanecer en la formación de formadores, porqué se trata de ir haciendo florecer lo humano en la propia formación de formadores entretejiendo la transcomplejidad, es decir, la articulación del pensamiento complejo y la transdisciplina en el ámbito educativo, con los modelos emergentes de integralidad y alteridad que cohabitan en América Latina, la integralidad vista desde lo integral que significa comprehensivo, inclusivo, abarcador y no marginador, se trata de que los abordajes incluyan el mayor número de perspectivas, estilos y metodologías en una visión coherente. Articular lo intersubjetivo con la otredad, entendida como alteridad-mirada de ser un-otro-uno en la educación, de sentido de relación-diálogo de ser la otredad concebida en estrategia didáctica metodológica para potenciar la transformación en la formación de formadores.

Se trata de visualizar las problemáticas-posibilidades como desafíos, las contradicciones y complementariedades como articulaciones, del entorno unicidad-complejidad, del entorno sujeto-sociedad, derivados del proceso-desarrollo económico, político, social y cultural, que se presentan en el hecho praxiológico educativo, pensamiento-acción como medio educativo, buscando la articulación integral de los procesos cerebrales (cuadrante superior derecho), la cultura (cuadrante inferior izquierdo) en la que se vive, la posición social (cuadrante inferior derecho) y el modo de pensar (cuadrante superior izquierdo) como parte del entorno del docente-formador dentro de su realidad, tanto en la educación como en la como en la formación por ende que, cómo y para qué del hacer para resolver-problematizar y teorizar la horizóntica-problemática y resolver, investigar y solucionar.

Lectura de realidad desde Humanecer

 

La lectura de realidad desde el modelo Humanecer parte del diagnóstico del movimiento desde lo macro estructural y lo praxiológico de la realidad situados en el presente, como el espacio coyuntural de la cuarta modernidad, modernidad líquida, transmodernidad o posmodernidad; situarse en el presente significa leer como un ejercicio de prospectiva que abre una puerta al futuro en lo dándose, desde la cual es posible interactuar en el contexto desde una visión globalizadora-glocalizadora para la construcción de escenarios en el Modelo Humanecer.

Esta lectura de realidad permite actualizar a los seres-sujetos sociales, sus formas de lucha, de acción, más sus estrategias para incidir en el proceso de construcción de la realidad. Lo que se busca es romper con la unilateralidad de las visiones, el pensamiento único y de las acciones que derivan de esas visiones unilaterales. El pensamiento unívoco se refiere a las simplificaciones de hechos y acontecimientos complejos donde se articulan múltiples dimensiones o planos, tiempos sociales, ritmos, las acciones de interés de sujetos sociales, las dimensiones institucionales históricas (Vázquez S. , 2002, p. 34).

En la lectura de realidad se parte de los hechos sociales que son complejos y tienden a ser simplificados por el inmediatismo y por el gran paradigma de occidente, la simplificación y el reduccionismo. Desde el modelo Humanacer se reconoce la existencia de seres sujetos sociales múltiples, con múltiples proyectos que se construyen desde diferentes espacios, y no el sujeto histórico con el que se pensó muchas veces desde versiones esquematizadas del marxismo, donde se hablaba de un sujeto revolucionario ya preconcebido al que se le imputaba un proyecto definitivo (Vázquez S. , 2002).

Los sujetos sociales múltiples:

“[…] construyen desde diferentes lugares la historia, y no que son presos desde una lógica de la historia. Hay que reconocer los dinamismos constitutivos y tensionales de ese sujeto social. No es un sujeto monolítico articulado unilateralmente desde un proyecto preestablecido, sino sujetos contradictorios, ambiguos, que se enfrentan a la incertidumbre, que no siempre tienen todo claro, que no saben hacia dónde ir, por eso repiensan la realidad. Hay energías y condiciones que son antagónicas pero que son partes que nos mueven. Hay períodos de latencia donde parece que no pasa nada y de pronto emergen acciones que ni siquiera se sospechaban. También hay momentos inversos, de gran emergencia social, tipo puebladas. Esos dinamismos refieren a la multidimensionalidad del sujeto, con cuerpo limitado y potencial para la acción, que tiene cognición, emociones. Partir de un sujeto que es al mismo tiempo determinado, construido por la realidad y constructor de esa realidad, con limitaciones. Marx decía que los hombres construyen la historia. Es cierto, pero no a su libre antojo. Nosotros creemos en las potencialidades y determinaciones constructoras, y desde ahí construimos” (Vázquez, 2002: 4).

Es lectura de realidad desde los sujetos múltiples (UNESCO, 2019) que repiensan la realidad, realizan una lectura, reconstruyen en el propio dándose, desde un ángulo que se construye en y desde su subjetividad, ésta lectura tiene como vehículo las manos que exploran y ejecutan mientras la mente del ser-sujeto analiza y decide (Saavedra, 2014), se parte de lo macro-estructural, pasando por lo meso-educativo, terminando en lo micro-estructural.

Lectura de realidad que nos obliga a:

“[…] aceptarme a mí mismo como sujeto pensante. Hay como una dialéctica, asumir lo inédito, dar cuenta de lo inédito significa también aceptarse como sujeto pensante. Tener confianza de que puedo pensar, que puedo dar cuenta de lo que tengo adelante… Porque el pensar la historia, pensar en un momento histórico no significa ser especialista en ese momento histórico, eso es una contradicción, si yo no puedo ser especialista del momento histórico. El momento histórico no es un objeto, es un contexto, es un contorno, es un conjunto posible de problemas. Por lo tanto, si soy especialista en algo ya no voy a ver el contexto… Eso exige esfuerzo de pensamiento, de análisis, eso lo que le da sentido a hablar de un pensamiento del presente. Porque resulta que es en el presente donde yo actúo o no actúo. Yo no actúo sobre el pasado. El presente que además no es presente en sí, que es futuro”. (Zemelman, 2011).

La lectura de realidad es la necesidad de movimiento de lo real, donde se coloca el hombre en un ángulo de lectura de apertura, de reconocimiento hacia lo no dado, se trata de pensar no encuadrado en marcos conceptuales o límites disciplinarios sino en horizontes de posibilidades (Zemelman, 2005).

La realidad desde la miradas multidiversas se desplaza hacia un plano más amplio e inclusivo, de forma abierta a otras posibilidades de razonamiento, a otras formas de ethos-pathos, personalidad-sentimiento, es por esto que se requiere de la criticidad y de la historicidad, en este movimiento de realidad, para poder hacer emerger el mundo que se vive hacia otros mundos, el otro tipo de racionalidad emergente.

En estos momentos, segunda década del siglo XXI, con los descubrimientos de todas las llamadas ciencias prohibidas, toma fuerza el debate, por lo que ahora está en juego, la sobrevivencia de la especie y las condiciones de vida para todos en el planeta, debate antes citado entre lo <uno>, como la forma de pensar desde la visión decartesiana y los <otros>, como la visión en movimiento y articulación de posiciones disruptivas y emergentes, que en este momento de caos, orden y desorden, es decir, complejidad, tratan de explicar, comprender, accionar y transformar el <uno> único mundo en <otros> mundos posibles, en proceso de vitalidad.

Es por esto que los espacios de formación performación desde el formando formándose deben convertirse en universos de potenciación de un clima de cultura profesional, donde se observe y se aplique la necesidad de articulación entre la formación inicial, continua y permanente del profesorado.

Por ende es necesario realizar una lectura de realidad y en desplazamiento epistemológico desde las áreas nodales macro, meso y micro estructurales como son la economía, la sociedad, la cultura y la política, las cuales se despliegan a continuación:

Área nodal economía:

El área nodal economía como recorte de realidad, pasa por entender el carácter sistémico del nodo, a lo largo de la historia, han sido muy variadas las interpretaciones que se han hecho del recorte de realidad desde lo económico. Desde Platón (Siglo III a.C.), Marx (1890) o Keynes (1936), han expresado de manera distinta los esfuerzos del ser humano por atender a sus necesidades, mediante el empleo de los recursos puestos a su disposición.

Conceptualizar un área nodal como es la economía es muy complejo, tradicionalmente se considera a Smith (1976), como el primero que delimita con más claridad, desde dos objetos de estudio:

“El primero, suministrar al pueblo un abundante ingreso o subsistencia, o, hablando con más propiedad, habilitar a sus individuos y ponerles en condiciones de lograr por sí mismos ambas cosas; el segundo, proveer al Estado o República de rentas suficientes para los servicios públicos. Procura realizar, pues, ambos fines, o sea enriquecer al soberano y al pueblo” (1976, 428).

David Ricardo (1819) plantea que el objeto de conocimiento del área nodal economía es la distribución, es determinar las leyes que gobiernan está distribución como el principal problema de la economía política, Senior (1852) en contraparte recupera el énfasis de generación de riqueza, Mill (1844) articula las dos posturas centrando el objeto en la producción de riqueza y en su distribución.

Jebons (1886) produce un cambio en la concepción de economía, realiza un desplazamiento de la problemática hacia la macroeconomía y la microeconomía además el empleo del método matemático en el desarrollo científico de la propia economía; Marshall (1890) pone énfasis en la acción social en búsqueda de los beneficios materiales del bienestar.

La categorización más aceptada sobre el área nodal economía es la siguiente:

“La Economía es el estudio de la manera en que las sociedades utilizan los recursos escasos para producir mercancías valiosas y distribuirlas entre los diferentes individuos” (Samuelson, 1996).

La existencia de la articulación nodal entre política y economía, traducida como política económica como combinación de la teoría económica con el arte de gobernar (Keynes, 1936), es la mejor prueba de ello.

La concepción de lo económico ha dependido o ha quedado condicionada por la postura epistemológica adoptada para la ciencia económica, ya sea desde el paradigma clásico, neoclásico, keynesiano o dialéctico, aunque parezca ilógico a menudo la dirección no ha sido del objeto a la ciencia sino de la ciencia al objeto.

Una reflexión de filosofía de la economía comienza por la economía-realidad o sector del universo real que se llama genéricamente “lo económico”, para ser ulteriormente una consideración del sistema conceptual constituido por la mente humana al penetrar cognoscitivamente la realidad económica.

El capitalismo como doctrina económica, política y social se disemina en todas las áreas nodales de la realidad, en el multidiverso mundo desde la política, la cultura, la educación, las relaciones sociales, las relaciones entre países, entre potencias y entre corporaciones y complejos.

El capitalismo en su corta historia, empezó a predominar desde fines del siglo XIX, en el mundo occidental, en su versión económica surgió en la revolución industrial con la producción masiva de productos con manufactura igual, en su versión política en el imperialismo, como un poder supranacional aglutinado en un poder central de explotación de las colonias periféricas explotadas.

Este imperialismo crea conflictos de interés entre los poderosos, desde los países, conglomerados y corporaciones, prueba de ello son las guerras en el siglo XX, tanto la primera, como la segunda y la llamada guerra fría, aunque existía el bloque socialista, los gobiernos de este tipo, socialistas, en los hechos, se adaptaron a las constantes mutaciones del propio capitalismo y se manejaban desde la misma lógica positivista de primer orden, no se alcanzó a consolidar el desplazamiento epistemológico de pensar-actuar desde otra lógica no clásica y de segundo orden.

La doctrina económica del capitalismo tiene varias libertades individuales: de pensamiento, de expresión, de reunión, de prensa, pero sobre todo de comercio, las fuerzas del mercado, con sus axiomas como la oferta y la demanda, en el neoliberalismo, la mutación actual del capitalismo, el estado tiene una casi nula intervención en la economía, esto trae consigo el dejar hacer, dejar pasar, el libre mercado, la no intervención del estado y su desmantelamiento, la libre circulación de mercancías, la venta de propiedades públicas, la inserción en el mercado mundial, el crecimiento económico desequilibrado.

La globalización, como última expresión de la mutación del capitalismo, es simplemente la expresión superior de la transnacionalización del capital, que se caracteriza por un predominio absoluto del capital financiero, el cual es especulativo donde operan mecanismos artificiales de reproducción del capital conocidos como “burbuja financiera”, generando así sus propio mundo fuera del territorio, creando un mundo virtual con su propia dinámica, pero que ya no es congruente con la actividad productiva en la realidad (Zemelman, 2011).

Este forma de mutación del capitalismo, trae consigo una crisis sistémica, que se resuelve creando otra crisis desde la lógica clásica, parece ser que en el fondo el bucle es crisis de la crisis, por ejemplo en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de 1996 (PNUD ONU, 2013),   donde se preveía el desarrollo integral del ser humano, avalúo como un recorte de realidad del capitalismo mutado en neoliberalismo que: la estructura y calidad del crecimiento económico con empleo, la reducción de la pobreza, la equidad, la sustentatibilidad y concluyó que en los últimos 15 años, antes del estudio, en 100 países, con 30 % de la población del mundo, ha fracasado el desarrollo humano y el crecimiento. En 70 países, el ingreso medio es inferior al de los 80s, y en 43 % al de los 70s. De 90 a 93 se redujo en 20 % el ingreso medio.

La riqueza no se filtra de arriba hacia abajo. Del PIB mundial, de 23 billones de dólares, 18 son para los ricos y 5 para los pobres que son el 80 % según el propio informe (PNUD ONU, 2013). Hay que evitar el crecimiento macro, para hacer que el bienestar llegue a todos. En 95 se perdió un millón de empleos y no se crearon otros en la medida de la satisfacción de las necesidades de los nuevos seres humanos que se incorporan al mercado de trabajo, quedándose sin empleo.

En este mismo informe la ONU, no obstante prevé el acenso de otras economías que disputarían el poder hegemónico que tienen los países de élite, llegado el año 2020, según proyecciones estimadas, la producción económica combinada de tres de los principales países en desarrollo solamente (Brasil, China e India) superará la producción total de Canadá, Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido y Estados Unidos. Gran parte de esta expansión es impulsada por nuevas asociaciones de comercio y tecnología en el interior mismo del llamado bloque del sur o emergente.

 

Área nodal sociedad

 

El área nodal sociedad parte por entender que sociedad es en primera instancia colectividad, es pensarse en el mundo y para el multidiverso pensamiento que está inserto en él, pensar no es pensar sobre algo: es facultad creadora, una praxis teórica. De su realización emerge el pensamiento propio. Pero elaborar pensamiento propio no es habitual, se requiere ahuyentar miedos inquisitoriales, despojarse de la autocensura.

En el caso del área nodal sociedad se transita entre la dialéctica del social-conformismo versus praxis teórica-empírica, el ejercicio de la praxis teórica exige una relación, un diálogo y una complicidad desde la cual se despliega el conjunto de potencialidades del juicio reflexivo, es la reflexión de la reflexión, es reflexivilidad. Esto obliga a adentrarse en la acción crítica sometida a valores éticos, evitando caer en el sinrazón aristotélico, es crítica al poder, pero a la vez diálogo de saberes, participación, ética política y compromiso social.

La praxis social es estudio de la sociedad desde la propia práctica reflexiva, esto implica praxis como una búsqueda permanente, donde la satisfacción intelectual cede paso a un compromiso democrático donde no caben las relaciones sociales de explotación y dominio, erguidas sobre el colonialismo global.

González Casanova da cuenta de ello:

“La solución va más allá de lo ideológico y de las posiciones particulares. Corresponde a una posición en que el humanismo sólo puede realizarse como democracia, como liberación y como socialismo. En ese compuesto complejo, la autopoíesis o creación de nuevas relaciones sociales tiene un atractor general: una democracia organizada en que la moral pública triunfe frente a todos los intentos de intimidación, corrupción del neoliberalismo y de la acción cívica, que manipula la guerra de baja intensidad como nueva tiranía, como nuevo imperialismo y como nuevo capitalismo autodestructivo” (2015, 25).

La discusión y diálogo del área nodal sociedad parte de la investigación de esta esfera, donde la sociología es categorizada como ciencia de la sociedad, además tener claridad en cuál es el rol de sociólogo y de las propias investigaciones desde que posición o paradigma y cuál es el método de abordaje.

La sociología en América Latina ha quedado estigmatizada por esta circunstancia, el quehacer del sociólogo está permeado por la discusión ideológico-política, pero a la vez teórica, de construcción de conocimiento y de la ciencia social en el recorte de la realidad.

Las ciencias del hombre ocupan un modelo de investigación integral y básica, articulando lo cualitativo y lo cuantitativo, de esta discusión nacieron las dos grandes escuelas de pensamiento sociológico, por un lado la sociología científica de corte positivista y paramétrico, dando la naturalización del método y la objetividad, por otro lado la sociología crítica, que es invectiva,   que asume todo lo radical del pensamiento teórico, emerge el sentido ético-moral de la propuesta humanista. La ética-política y la crítica teórica son inseparables. Y esta posición se mantiene hasta hoy.

En este proceso de institucionalización de la sociología prosigue el debate de las dos posturas, es por un lado el estudio de la dominación política y los mecanismos de legitimidad social del poder, es la categorización desde la racionalidad, dominación y legitimidad en contradicción dialéctica con desigualdad, asimetría y progreso.

En esta idea, una de las categorías más importantes del área nodal sociedad, es la democracia la cual:

“Se transforma en un proyecto social de construcción del poder político, proyecto donde el grado de participación social del pueblo en el proceso de toma de decisiones determina la andadura democrática. Igualmente, los niveles de justicia social e igualdad, así como de represión, coacción, negociación y mediación, son parte del proyecto político de articulación democrática” (González, 2015: 43).

En el contexto del capital globalizado no existe una integración política, la gente sigue defiendo su identidad cultural, se está dando un proceso interno muy complejo en que las viejas identidades culturales, comienzan a reaparecer, lo que parece integrado de manera aparente se muestra desintegrado por las identidades culturales (Zemelman, 2011).

En este contexto internacional de capitalismo y su último proceso de mutación, hay que tomar en cuenta un proyecto plurinacional, en ciernes, que emerge desde el sur, donde existe una dialéctica contradicción-complementariedad entre un proyecto de sociedad desde la globalización y el sujeto constructor del proyecto; una sociedad plurinacional no es simplemente un hecho de respeto a las culturas, es más bien una manera de encontrar la fuerza social múltiple en un país para resistir el bloque y la agresión internacional absoluta, el bloque entendido en términos de desinformación, de exclusión, y también de agresión en términos de inversión externa, en procesos de intercambio, estas formas de agresión para suplantar en formas de un gran proyecto internacional encarnado en los consorcios, los complejos y las grandes empresas; junto a su capa intelectual que manipula el mundo de la simbología mediante los medios de comunicación (Zemelman, 2011).

Los procesos de cambio, son primeramente procesos internos de cada ser sujeto, el cambio que se pretende en la sociedad es el cambio en uno y el cambio en el uno es también lo que construye el enriquecimiento del cambio de la sociedad (Zemelman, 2011); para construir el proceso de la sociedad plurinacional, es importante crear conciencia de la nueva sociedad   como capacidad de transformar al sujeto con el proyecto, es lo que puede dar fuerza y darle la irreversibilidad al proceso.

El proyecto articulador a nivel mundial se denomina sociedad del conocimiento, una sociedad que en los hechos está constituida del conocimiento, de una historia, de momentos sociales y políticos. A partir del siglo XVIII se aumentó la exigencia democrática, surgiendo una nueva sociedad universal, en los siglos XX y XXI esta sociedad está siendo transformada por la información, como objeto del resultado de la evolución de las nuevas tecnologías y la red pública de Internet; lo que amplió una nueva perspectiva al acceso del conocimiento público; no obstante debía comprenderse como concepto de sociedad más no “noción de la sociedad”, pues son abundantes las variables culturales y lingüísticas que las definen.

La importancia de la educación y del espíritu crítico pone en juego la labor de construir autonomía, autonomía social que transita hacia culturas y sociedades con autonomía, pretendiendo que no se descentralizaran las bases del origen del conocimiento, el intercambio, la preservación de la propiedad intelectual en mentes razonables, la relación de lo conocido, lo conocible; lo que permite el contacto directo con la nueva era y que distinga la autenticidad perdida por la difusión global que se realiza en esto camina el modelo Humanecer.

La reflexión de la reflexión que se hace sobre las sociedades y su desarrollo permite replantearse el propio concepto de desarrollo y una nueva valorización del “capital humano”, el crecimiento, un modelo de desarrollo cooperativo, “bienes públicos”, “libertades elementales o sustanciales” y la participación social y política. Las sociedades del conocimiento entonces deben ser redes que propicien necesariamente una mejor toma de conciencia de los problemas mundiales.

La sociedad del conocimiento es una forma de concebir a la sociedad contemporánea, como parte de la mutación del capitalismo; es el supuesto de sujeto social, los que conviven con la avalancha de información derivada de ese amplio potencial difusivo de las Tecnologías de la Informática y la Comunicación (TiCs) y los beneficiarios de la “democratización de la educación”; Es fenómeno derivado de la demanda social para hacer público el conocimiento.

En lo que respecta a las naciones, el uso responsable y competente de estas TICs, del conocimiento y de la información, pretende impactar de forma positiva en su desarrollo, siempre y cuando se logre franquear las barreras de idioma y se hagan responsables de la preservación, difusión e innovación de sus conocimientos y acervo cultural. Existe un buen referente de progreso integral en las sociedades del sur, tanto las asiáticas y de Latinoamérica, el cual se originó a través de fuertes inversiones en educación y en la difusión del conocimiento y la información.

En 2013, de acuerdo al informe de la UNESCO sobre desarrollo humano, se identificaron cuatro áreas de impulso de desarrollo o de oportunidades, cómo se le llaman también, que son: la mejora de la igualdad, incluida la dimensión de género; dotación de voz y participación a los ciudadanos, incluidos los jóvenes; confrontación de presiones ambientales; y manejo del cambio demográfico. El Informe también sugiere que a medida que los desafíos del desarrollo mundial se tornan más complejos y de naturaleza transfronteriza, resulta esencial una acción coordinada en los desafíos más apremiantes del multidiverso mundo, ya sea tanto en la erradicación de la pobreza, como en el cambio climático o la paz y la seguridad (PNUD ONU, 2013).

Debido a que los países cada vez están más interconectados a través del comercio, la migración y las tecnologías de información y comunicación, las decisiones políticas tomadas en un lugar tengan impactos sustanciales en otros lugares. Las crisis de los últimos años (de alimentos, financieras y climáticas) que han arruinado la vida de la inmensa mayoría de la población mundial, señalan esta cuestión y la importancia de trabajar para reducir la vulnerabilidad de los ciudadanos ante crisis y desastres.

Para apuntalar la riqueza de conocimiento, experiencia y pensamiento del desarrollo en el sur, el Informe llama a crear nuevas instituciones que puedan facilitar la integración regional y la cooperación sur-sur (PNUD ONU, 2013). Los poderes emergentes y los movimientos alternativos en el mundo en desarrollo ya son fuentes de políticas sociales y económicas innovadoras, y cada vez son socios más relevantes en la cooperación del desarrollo, del comercio y de las inversiones para otros países en desarrollo. Por eso es necesario concebir y proponer nuevas formas de formación de formadores como es el caso de Humanecer.

 

Área nodal cultura

 

El área nodal cultura, o área psicocultural, atiende los procesos micro y macrodinámicos de la reproducción sociobiológica, tanto como a los comportamientos y actitudes que vinculan al individuo con su estructura social, se trata de rescatar el papel de los individuos ante la constitución de sujetos sociales y el de la articulación de la dimensión cotidiana de la vida con los procesos macrosociales (Zemelman, 2011).

La reconstrucción del área nodal cultura se comprende de los grupos de pertenencia y referencia que conforman el sistema de relaciones cotidianas del individuo, además del significado que asume la actividad laboral y de participación, las cuales determinan el contenido particular de las relaciones en las que el individuo está inserto, y la articulación de los dos universos anteriores permite definir el patrón de reproducción individual.

La cultura se observa como forma humana de construcción pensada y pensante, la cultura, la cual se nociona desde el cultura latín, y cultus que es cultivar, desde el que cultiva, hace nacer algo, en ese sentido la cultura es una noción de realidad, de una forma de pensamiento, entre lo que es materia y lo que es la vez energía, que se conoce lo que se está conociendo, pero a la vez es el conjunto de contradicciones internas en la creación y recreación del pensamiento humano, es también un proceso-producto colectivo de saberes gnoseológicos y científicos de lo humano, profundamente humano, en el sentido de que los homínidos como especie humana descienden de las bacterias y de los primates, pero también de los astros, las estrellas y las galaxias (Saavedra, 2013).

La cultura se convierte en forma de pensamiento, como una forma de organizar el pensamiento ya sea para la subalternalidad o para la búsqueda de la emancipación, para la complejidad o para la unicidad, para la inclusión o para la exclusión entre la hegemonía o autonomía, para la supervivencia de los fuertes de la real politic o el buen vivir de la humanidad (Zemelman, 2007).

La cultura como el conjunto de preferencias sugeridas, recomendadas e impuestas en virtud de su corrección, excelencia o belleza, tiene como deber poner en práctica dos actos: por un lado ser enfática, severa e inflexible y por otro lado como bucle recursivo identificar qué es lo deseable y recomendable, el cómo debe de ser:

“La cultura debía asemejarse al náufrago de aquella parábola inglesa aparentemente irónica pero de intención moralizante, que a fin de sentirse como en casa, es decir, de adquirir una identidad y defenderla con eficacia, tuvo que construir tres moradas en la isla desierta donde había zozobrado su barco: la primera era su vivienda, la segunda era el club que frecuentaba todos los sábados y la tercera cumplía la sola función de ser el lugar cuyo umbral el náufrago no debía cruzar, y en consecuencia evitó cruzar asiduamente en todos los largos años que pasó en la isla” (Bauman, 2013: 13).

La cultura es un agente de cambio, un instrumento de navegación para guiar la involución-evolución social hacia una condición humana universal, es situar una meta y una dirección para las iniciativas futuras, la cultura es la combinación de los sueños y los deseos humanos con el esfuerzo de quienes quieren y pueden satisfacerlos, es la pasión por la belleza y la inteligencia, es un llamado a cultivar las almas, las subjetividades:

“El concepto suponía una división entre los educadores llamados a cultivar las almas, relativamente escasos, y los numerosos sujetos que habían de ser cultivados; los guardianes y los guardados, los supervisores y los supervisados, los educadores y los educandos, los productores y sus productos, sujetos y objetos, así como el encuentro que debía tener lugar entre ellos” (Bauman, 2013:14).

La cultura junto con la idea de la modernidad transita de una fase sólida a una fase líquida dentro de la mutación del capitalismo, en su área nodal cultura, esta modernidad líquida o posmodernidad, se vuelca líquida por su modernización obsesiva, compulsiva que se propulsa e intensifica a sí misma, fluye y no puede mantener su forma durante un tiempo prolongado.

Bauman es muy claro en esto:

“[…]la cultura de la modernidad líquida (y más en particular, aunque no de forma exclusiva, su esfera artística) se corresponde bien con la libertad individual de elección, y que su función consiste en asegurar que la elección sea y continúe siendo una necesidad y un deber ineludible de la vida, en tanto que la responsabilidad por la elección y sus consecuencias queda donde la ha situado la condición humana de la modernidad líquida: sobre los hombros del individuo, ahora designado gerente general y único ejecutor de su “política de vida” (2013, 18).

En el área nodal cultura de la mutación del capitalismo que se está viviendo, la cultura no es prohibición, sino oferta, no es una norma son propuestas, se ocupa de ofrecer tentaciones y establecer atracciones, produciendo, sembrando y plantando nuevos deseos, estamos en la mutación del capitalismo dentro de una versión de sociedad desde lo cultural, la sociedad del consumo, parece entonces que todo se manifiesta como un depósito de bienes concebidos para el consumo, todos ellos en franca competencia para sobreponerse unos sobre otros, esta sociedad de consumo en la cual las redes remplazan a las estructuras, es un entretejido de conexión y reconexión de esas redes, esta secuencia de conexiones y desconexiones que remplazan a la determinación, la fidelidad y la pertenencia (Bauman, 2013).

 

Área nodal política

En el área nodal política, se trata de dar cuenta del carácter sistémico, de la última mutación del capitalismo, de la globalización, la cual abarca todas las áreas nodales macroestructurales, en este caso la política, como un espacio líquido, que invade todo e inunda todo a su paso a nivel mundial.

Para entender la multidimensión del desafío de la humanidad, primero se tiene que distinguir entre lo global y lo globalizado, lo global es la máxima generalidad desde el ámbito de la politología, son los problemas que conciernen a toda la humanidad, la relación desigual entre al especie humana y el planeta, es la contradicción natura-cultura y al mismo tiempo su complementariedad, los problemas pandémicos, el desempleo, el hambre, la guerra y las guerras, al desigualdad, el enfrentamiento entre la aculturación hegemónica y las culturas glocales alterativas y en resistencia-autopoíesis, es decir por un lado una visión económica hegemónica y por otro lado las visiones de diversidad y alternativa que representan a este siglo XXI (Fung, 2013).

La globalización como la última mutación del capitalismo tiene dos procesos, el primero la colonización como la primera gran globalización como condicionante de la vuluntad e imposición de una cultura centroeuropea sobre las diversas manifestaciones de cultura de los territorios conquistados. La segunda etapa de la globalización se basa en las relaciones económicas, primero en las revoluciones de la ciencia y la tecnología de primer orden, y en un siguiente momento el dominio de la especulación financiera del capital ficticio sobre las demas dimensiones de la economía global. El mercado como marcante de la ética política, es decir política internacional de relaciones sociales, desde lo megacorporativo y por otro lado el surgimiento mucho mas crítico de la sociedad global, o sociedad civil internacional, como espacio de creación crítica de otros mundos posibles y multidiversos.

El neoliberalismo como mutidimensión es la doctrina económica, política y social que hoy permea en todos los campos de vida mundial occidental, ella manda en política, en educación, en cultura, en las relaciones sociales, en las relaciones internacionales, incluso en la relaciones familiares y por ende en la propia formación de formadores.

La globalización en curso es, en primer lugar, la culminación de un proceso que comenzó con la constitución de América y la del capitalismo colonial/moderno y eurocentrado como un nuevo patrón de poder mundial. Uno de los ejes fundamentales de ese patrón de poder es la clasificación social de la población mundial sobre la idea de raza, una construcción mental que desenvuelve la experiencia básica de la dominación colonial y que desde entonces permea las dimensiones más importantes del poder mundial, incluyendo su racionalidad específica, el eurocentrismo. Dicho eje tiene origen y carácter colonial, pero ha probado ser más duradero y estable que el colonialismo en cuya matriz fue establecido. En Latinoamérica se impuso un elemento de colonialidad en el patrón de poder hoy mundialmente hegemónico (Quijano, 2000).

Hoy el gobierno global en lo económico está controlado por el Banco Mundial (BM), del Fondo Monetario Internacional (FMI), de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En lo social de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) subordinada a de los Estados Unidos, en el militar es de los EU y la Unión Europea (UE) con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el político-administrativo controlado por Estados Unidos a través de las Naciones Unidas (Quijano, 2000).

Los países que siguen al pie de la letra las recomendeciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) con la visión neoliberal, como la mirada macroestructural del área nodal política, reducen el gasto público en salud, educación, pensiones, agricultura, industria nacional, venden los recursos naturales, como el caso del petróleo   y la energía en México, la explotación de minas cielo abierto, la venta de los bancos, entre otras políticas públicas. Se restringen los créditos, hay devaluación de la monedas nacionales fortaleciendo el dólar, el euro y el yuan, se mantienen bajos salarios, se eliminan contratos colectivos de trabajo, dejando fuera los sindicatos en los acuerdos laborales.

Los quebrantos socioeconómicos causados por la economía neoliberal, como mutación del capitalismo, son muy evidentes en todo el planeta. Millones de trabajadores han perdido sus puestos, la patronal ha obtenido un control casi absoluto del lugar de trabajo y ha aumentado con ello los índices de explotación, mientras que, decenas de millones de campesinos y pequeños agricultores han perdido sus trabajos, los salarios han disminuido y la pobreza se ha disparado. Al mismo tiempo, la renta de los altos ejecutivos de las principales corporaciones se ha multiplicado por diez (Petras, 2004).

El neoliberalismo y la globalización son ahora hegemonía en el mundo, el neoliberalismo en lo particular desde el área nodal política es una nueva visión del liberalismo, que le da el supremo valor a la libertad individual, a costa de lo colectivo. Considera que el individuo es la fuente de sus propios valores, no la convivencia con los demás, sino el vencer a los otros, el competir para superar a los demás. El comercio es un intercambio entre individuos, por el bienestar colectivo y la libertad. Más que el individuo, finalmente es el mercado el que orienta todo.

La política del estado o gobierno, se limita a proporcionar seguridad a la propiedad privada y a los propietarios de los medios de producción, justicia para ellos y vigilancia, otorgando mayor presupuesto a los aparatos represivos del estado, como en el caso de México, para fortalecerlos en su lucha contra los pobres (como los zapatistas del EZLN), o los opositores (como los universitarios de la UNAM, los profesores de la CNTE, los de los partidos de izquierda en México, entre otros), que como cada día son más, también son más peligrosos y hay que tenerlos bajo control (Valdovinos, 2014).

El neoliberalismo rescató la importancia del individuo, el papel limitado del estado como garante de la equidad y justicia y el del mercado libre. El objetivo fundamental es propiciar el funcionamiento flexible del mercado, sus principios pasan por la competencia internacional, la flexibilidad de cambio, la eliminación del proteccionismo, de los estímulos y de la ayuda a los productores. Va hacia: la liberación comercial, la política tributaria, la desregulación financiera, la transformación del sistema de pensiones, la privatización, con una legislación laboral a modo.

Lo que busca las medidas neoliberales en lo político administrativo: es disminuir la intervención del estado, desregular la política educativa, abatir el gasto público, privatizar. En lo económico: generar un mercado educativo, que el pago a los profesores sea según su rendimiento comprobado, se quiere potenciar lo del costo–beneficio y la competitividad. En lo pedagógico, se pretende: aprender lo básico (lo útil, lo aplicable, lo fundamental), que haya una evaluación rigurosa, de control, y que los valores que se trabajen sean de un mundo para producir (Valdovinos, 2014).

Los efectos son: pérdida de la educación pública, énfasis en lo instrumental y lo comprobable, prioridad a lo teórico, que los educadores sean los empresarios, y se eduque según las necesidades de ellos. El programa de desarrollo educativo (PDE), igual que toda planeación en México, no se hace para tiempos medianos, sino sólo para un sexenio.

El trabajo, la participación en la vida cotidiana, en las decisiones de la comunidad son importantes, en tanto hoy el neoliberalismo apuesta a que el individuo se aísle en el ciberspace y que sean otros, ellos, los que rigen al mundo, los que deciden que se debe de hacer, usando los avances tecnológicos. Una sociedad en la que se ven las influencias del grupo sobre el individuo y la participación de él que cambian las percepciones y actuaciones del grupo.

La utopía concreta como sueño posible, horizóntica poíesis y la visión del mundo futuro indica que la historia nunca es la misma, que se estudia el pasado para prospectivamente prever el futuro y que los hechos no suceden porque una fuerza superior lo quiere sino porque los seres-sujetos se organizan para ello.

Los tres obstáculos estructurales en la democracia real para vivir en una sociedad justa y democrática, lo cual no se ha logrado, porque no se han abolido las relaciones de explotación, dominación y enajenación de unos hombres por los propietarios de los medios de producción. La vida digna debe ser planificada en torno al trabajo, a la felicidad y al saber, al buen vivir y el vivir en comunidad (Dieterich, 1999).

Ante esta situación es necesario poner en el centro del debate el derecho inalienable a al desarrollo y a las políticas públicas sociohumanistas en América latina y en el mundo, en lo particular en México donde es necesario exigir, preguntar, dudar, hacer con la palabra una operación de rescate de aquello que pertenece a todos, de aquello que corresponde a la sociedad en su conjunto, participar, escribir, protestar, liberarse, emanciparse, deconstuir significados y discursos para construir alternativas alterativas de con-ser junto con el otro, cuestionar y reflexivilizar para transformar el estado de las cosas, no aceptar la autoridad arbitraria, como al única forma de ser y estar en el mundo, es reconstrucción de este mundo dado en otros mundos posibles dandóse.

El programa para realizar el nuevo proyecto histórico no pasa por las estrategias del negarse al capital, ni por la lucha armada, sino por la reforma del pensamiento como la plantea Morín articulado al diálogo de saberes, en esta la lucha de las ideas y la concienciación mental a nivel mundial, aunque se está en el siglo XXI en la antesala del espíritu humano, de la subjetividad humana, de su diversidad y sus emancipación, es cuando, mediante el arraigo en las masas, en las diversidades, en el contrato real entre natura-cultura, entre la pachamama y el especímen humano, es cuando poder echar andar modelos distintos desde un desplazamiento y otra mirada como es Humanecer.

El programa, en el que se inscribe Humanecer, es un manifiesto a la sociedad democrática mundial, es una oportunidad de articulación complejización de los ocupas, de los indignados, de los diversos, de los ciudadanos gobernantes, de la gobernanza social como colectivo de la sociedad civil mundial diversa,   que entre todos pueden llegar a un entretejido de acuerdos para la sobrevivencia de la especie humana y de su nicho de desarrollo de la naturaleza-mundo diverso, multidiversidad, para elaborar en un proceso colectivo para dar a conocer la concepción del mundo y constituir el sujeto mundial, la llamada conciencia planetaria con-ciencia colectiva de con-vivir con el mundo y con la alteridad, es lo que se necesita. Sólo así se puede cambiar la correlación de fuerzas entre los que detentan hoy el poder y las masas concientizadas, en diálogo de saberes y reforma de pensamiento, democratizadoras.

Hay que liberar al sujeto, como tarea prioritaria de Humanecer, construir radicalmente al sujeto liberado ese que da cuenta en sí mismo de la propia construcción ergo también de las construcciones diversas de los otros, en los otros como en sí mismo, constituirse constituyendo el   ser sujeto con-saber, con-ciencia, con-reflexivilidad, con-conciencia de la necesidad indómita de gestarse siempre autopoíeticamente en otros mundos posibles en construcción-deconstrucción-reconstrucción-transformación, para romper con la dependencia mental, de su colonización interna, de sus múltiples cárceles fragmentarias-fantasmagóricas y sustituirlo por la decisión autónoma del mismo del ser sujeto constructor radical, como tarea emancipadora del futuro de Humanecer

 

Colectivo como cooperativismo de cualidad: Colectivo Posdoctoral Humanacer

 

Como punto de partida en el Posdoctorado de Sistemas de Evaluación de la Calidad Educativa (SECE) es la integración del colectivo posdoctoral como un proceso de Investigación- trascendencia-cambio donde se observa la realidad como movimiento articulando la historia y la experiencia para transitar del conocer del conocimiento hacia la conciencia, es decir hacia la articulación del conocimiento que conoce en el pensamiento y en la acción. El colectivo como cooperativismo de cualidad entreteje y articula los diferentes ángulos y miradas como visiones de mundo en esta idea de la calidad educativa desde la perspectiva crítica y emancipadora.

Este colectivo se propuso crear un espacio académico en el que se discuta, analiza, de-construya, profundice y que genere aportes sobre el conocimiento profundo y comparado y el estado del conocimiento, propiamente de la diversidad de dimensiones de análisis y temas vinculados a la calidad educativa.

Racionalidad de la Calidad educativa

 

Existe un desconocimiento de la aplicación del concepto de calidad, por ende hace falta un análisis crítico de los sustentos teóricos porqué hay desconocimiento de la naturaleza de la concepción de calidad

En un primer acercamiento a la categorización de la Calidad Educativa en su Naturaleza epistémica se encuentran categorías sobre los valores éticos o morales de la humanidad, también los que se orientan por tendencias meritocráticas o tecnológicas, los que resumen rigor epistemológico y por último Los que se fundan en el saber fenoménico (Rodríguez Uribe, 2004)

La conceptualización de la calidad como cualidad parte de un rigor epistémico ya se observa en la relación dialéctica que sostiene teorización subjetivizada y el objeto real. Esta abstracción o teorización subjetivizada intenta aprehender la realidad, lo que constituye en un correlato de la realidad.

La visión epistémica de la calidad y su pensar epistémico para por su tradición mercantilista, positivista positivista y posmoderna (FEYERABEND, POPPER, PIAGET, LAKATOS), (Rodríguez Uribe, 2004); pero de manera contradictoria emerge unas visiones desde la dialéctica, además de una diversidad de meta-relato hermenéuticos que conciben un muy otro Sujeto de la Calidad o más bien sujeto de las calidades como cualidad-cualidades en un Desarrollo integral, multidimensional y desde la formación de la ciudadanía como identidad local y planetaria.

En ese sentido el Pensar epistémico parte de Qualitas: Quae (Qué), Tat (Cualidad), Alis (Relativo a), es decir cualidad relativa a cierta perspectiva o proceso de construcción de conocimiento.

Lectura de realidad de la Calidad Educativa y la Reforma Educativa en México

 

La preeminencia de lo global, la homogenización cultural a escala planetaria En la década de los ochenta del siglo veinte desembarca con fuerza el neoliberalismo. La globalización económica y la mundialización cultural son dos de sus expresiones concretas. Para realizar sus fines, el capital trasnacional necesita reordenar la arquitectura del poder y construir un modo único mundial de entender las dinámicas y procesos de gobernabilidad, lo cual pasa por cuestionar la utilidad y gobernabilidad de los sistemas, incluidos los escolares se trata del emerger de una nueva generación de iniciativas privatizadoras, que cuestionando lo público abrían paso a la hegemonía discursiva y operativa de la gestión privada como paradigma gubernamental. (Bonilla-Molina, 2017).

El neoliberalismo educativo constituye la expresión sectorial del nuevo paradigma de “gobernanza”. Desde este lugar de enunciación construyen una narrativa que señala que en los sistemas escolares, la crisis de legitimidad es carencia de pertinencia y la crisis de eficacia se muestra con problemas de calidad educativa. Se impulsa un discurso educativo que desde el cosmopolitismo, la integración subregional, regional y mundial, plantea la necesidad de estandarizar procesos y resultados esperados. Esto replantea el papel del sistema de Naciones Unidas -y en el caso de la UNESCO, como espacios para producir una acelerada normalización de la teleología del campo educativo; ello implica renovadas formas de quiebre de las soberanías nacionales. (Bonilla-Molina, 2017)

De hecho, el neoliberalismo educativo ha venido generando de manera paralela en las últimas décadas (a) la despedagogización del hecho educativo, (b) la imposición de modas educativas fragmentadas (didácticas, evaluativas, gestión escolar, curriculares), (c) la destrucción progresiva de la carrera docente y la profesión docente, culpabilizando a los maestros de los problemas de calidad y pertinencia de los sistemas escolares, (d) la reconfiguración del plantel con la introducción tendenciosa de la noción de “ambientes de aprendizaje” como sustituto del aula, donde emerge peligrosamente el hogar con computadora y conexión a Internet como un espacio de aprendizaje. Elementos que hemos denunciado como constitutivos en el presente del riesgo de un Apagón Pedagógico Global. (Bonilla-Molina, 2017)

Esta lógica de aplicar políticas neoliberales a ultranza en la educación ha llevado a que los espacios escolares y educativos se están abriendo a la omnipotencia del mercado, utilizando la lógica del costo beneficio, de la compra y de la venta, por esto los sistemas educativos latinoamericanos no están respondiendo a las exigencias, ni a las necesidades de estos sectores de la población.

El ODS-4 fue enunciado como una tarea internacional con el objetivo de Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Al ser presentado como el objetivo de la calidad educativa en la estrategia global de desarrollo para todos los países del mundo, en la práctica lo que ocurre es que se cierra un primer ciclo iniciado en los ochenta del siglo XX, cuando el neoliberalismo acusaba a los sistemas escolares de una crisis de calidad y pertinencia educativa y proponía a la calidad educativa como el epicentro de las reformas educacionales de nueva generación.

En México, como una respuesta a los serios déficit y problemáticas educacionales, en su materialización, en sus concepciones epistemológicas, filosóficas y principios elementales que lo sustentan, han sido pensadas y diseñadas a partir de las imposiciones dadas por los diversos organismos supra-nacionales como el Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI), Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), entre otros, y por la pieza fundamental del sistema educativo: el docente.

Las pruebas del llamado Programme for International Student Assessment (PISA,2000-2017) que actualmente cubren a más de sesenta países de los cinco continentes, y que se han convertido en el marco discursivo usado por los organismos económicos globales para referirse a la “calidad educativa”. Otros organismos como el Banco Interamericano de desarrollo (BID) y más recientemente la Corporación Andina de Fomento (CAF) pugnan por convertirse en una especie de viceministerios regionales y sectoriales de la agenda educativa. El Banco Mundial (BM) pugna por ser el viceministerio regional de educación superior, como lo evidencia en su informe “Momento Decisivo: La educación superior en América Latina y el Caribe” (2017).

México – pruebas excale y enlace Las pruebas EXCALE miden el logro académico del sistema educativo (instituciones estatales de cada modalidad). Se toman cada 4 años. Evaluación de aprendizajes de español, matemática, ciencias naturales y sociales. Cuestionarios de contexto a las familias, docentes y directivos. Se establecen 4 niveles de logro: debajo del básico, básico, medio, avanzado.

Las pruebas ENLACE miden logros académicos en los alumnos de escuelas públicas y privadas. Se aplican en los últimos 4 grados de primaria (matemática y español y otra asignatura que se alterna). A todos los estudiantes de cada año de la secundaria en matemática y comprensión lectora. Son censales. Incluyen cuestionarios de contexto a alumnos, docentes y directivos. Los resultados se informan a las escuelas y familias.

En busca de una Visión de futuro desde la poíesis

 

El pensamiento epistémico de la calidad educativa, como el proceso de origen, construcción y valoración del momento histórico desde el cual se construyen nuevas opciones, sirve para transformar el momento histórico y el propio recorte de realidad.

Los sujetos múltiples que repiensan la realidad, realizan una lectura, reconstruyen en el propio dándose, desde un ángulo que se construye en y desde su subjetividad, ésta lectura tiene como vehículo las manos que exploran y ejecutan mientras la mente del ser-sujeto analiza y decide, se parte de lo macro-estructural, pasando por lo meso-educativo, terminando en lo micro-estructural.

Existen serias dificultades de acordar una definición de calidad única: La noción de calidad cambia a lo largo del tiempo, según las necesidades e imperativos de las sociedades y las escuelas. A medida que se alcanzan ciertas metas, surgen nuevas y se redefinen los parámetros de la calidad. Los criterios de calidad deben considerar la situación preexistente de las sociedades y sistemas educativos. En este sentido se da la aportación el diálogo y debate de las ideas entiendo en principio la calidad como cualidad.

Por ende se plantea para el debate desde nuestra perspectiva la Calidad como Cualidad relativa a: Integralidad, articulación, multidimensionalidad, multireferencialidad dirección política y ciudadanía local como identidad y resistencia, ciudanía planetaria como naturaleza del buen vivir.

Esta Calidad o calidades como cualidad o cualidades se fundan en la necesidad del fortalecimiento de las identidades locales, lo que precisa que desde el ángulo de lectura de la naturaleza de la naturaleza del pensar crítico y de la resistencia se coloca la necesidad de construir los procesos educativos sobre los fundamentos del pensamiento complejo y transdisciplinar como estrategia que permita que las transformaciones en la educación tengan la dirección de enseñar, contextualizar, reeligar, siempre reeligar, globalizar-glocalizar, multidimensionar, es decir, saber ser complejos y transdisciplinarios en el pensar, en esta problematización las calidades educativas vistas como cualidades educativas son necesariamente resistencias y alternativas que se relacionan con el aprendizaje para la vida, el desarrollo integral de la personalidad y la felicidad, las capacidades para ejercer plenamente la ciudadanía crítica y las posibilidades de enfrentar el desafío laboral y de desarrollo profesional que se plantean con el desembarco de la cuarta revolución industrial. En consecuencia la calidad educativa emerge como un concepto y una práctica en disputa (Bonilla-Molina, 2017).

En la necesidad del cambio epistemológico tanto en la construcción del conocimiento como en el abordaje de los problemas globales del mundo actual: La exigencia es crear una nueva forma de pensar (Yanez, 2015), en especial en el sistema educacional planetario, en relación a nuestro mundo, con una epistemología distinta que favorezca entregar una nueva dimensión de la vida.

 

Referencias

Bauman, Z. (2013). La cultura en el mundo de la modernidad líquida. México: Fondo de Cultura Económica.

Bonilla-Molina, L. (2014). La calidad de la educación, ideas para seguir transformando la educación venezolana . Caracas: Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria.

Bonilla-Molina, L. (2015). El Apagón Pedagógico Global (APG) . Caracas: Otras voces en la educación.

Bonilla-Molina, L. (2017). el ODS-4 en la perspectiva de la pedagogía radical de las resistencias. Caracas: Otras voces en la educación.

Fung, T. (2013). El mundo comtemporáneo en crisis. La Habana, Cuba: Editorial Félix Varela.

González Casanova, P. (14 de 11 de 2011). La Jornada México. Obtenido de Los peligros del mundo y las ciencias prohibidas: http://www.jornada.unam.mx/2011/11/14/opinion/043a1soc

González Casanova, P. (2015). De la sociología del poder a la sociología de la explotación. Pensar América Latina en el Siglo XXI. México: Siglo XXI.

González Casanova, P. y. (2015). El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. La Realidad, Chiapas: EZLN.

Rodríguez Uribe, H. (2004). Epistemología y calidad educativa. Cuidad de México: Dríada.

Saavedra Regalado, M. (2014). Formación docente eficaz: estrategia de Investigación Dialéctica Transdisciplinaria. Morelia, México: Pax.

Vázquez, S. (2002). El análisis de la coyuntura. Hacia un enfoque de los sujetos sociales.Buenos Aires: CTERA.

Yanez, J. (2015). Complejidad y calidad de la educación. Santiago de Chile: Ril.

Zemelman Hugo, Q. E. (2007). Conversaciones acerca de interculturalidad y conocimiento.México: IPECAL, IPN.

Zemelman, H. (1996). Problemas antropológicos y utópicos del conocimiento. México: Anthropos. COLMEX.

Zemelman, H. (2005). El desafío de las ciencias sociales para la formación de profesores en América Latina. México: Pax México.

Zemelman, H. (2011). Configuraciones críticas. Pensar epistémico sobre la realidad.México: Siglo XXI.

 

Fuente del artículo: https://centrodeinvestigacionclacsoriusmex.wordpress.com/2019/04/09/epistemologia-lectura-de-realidad-y-reforma-educativa-en-mexico/

Comparte este contenido:
Cesar José Valdovinos Reyes

Cesar José Valdovinos Reyes

Doctor en Ciencias por la UNISAN y Doctor en Formación de Formadores por la ENSM de México, Maestro en Educación Básica por la UPN Zamora, Docente en el nivel de Secundaria, Asesor e investigador en posgrado de la UPN 162 sede Zamora, Coordinador del Capítulo México del Posdoctorado en Sistemas de Evaluación de la Calidad Educativa (SECE) de la UPN y el IESALC -UNESCO, Coordinador de la Maestría en Educación con Campo en Práctica Docente, miembro de la Red Glocal-Global por la Calidad Educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.