En la Universidad en Línea se prefiere el inglés a las ciencias naturales

Otras Voces en Educación

Noticia

En la Universidad en Línea se prefiere el inglés a las ciencias naturales 

El Salvador/23 de febrero de 2016/elfaro

 

 

La Universidad en Línea recibió la solicitud de mil 434 aspirantes a incorporarse a esta nueva modalidad de educación superior pública, y ahora la institución se encuentra en etapa de depuración de esa lista para arrancar clases el 23 de marzo, en una modalidad de enseñanza que echará mano de la internet, pero que también contempla sesiones presenciales en 16 sedes de todos los departamentos de El Salvador.

El cupo por carrera es de 320 estudiantes, pero debido a que una de ellas tuvo escasa demanda durante el período de recepción de peticiones, la Universidad en Línea iniciará labores con menos de los mil 280 estudiantes previsto como el máximo posible en el primer año de funcionamiento. La licenciatura en ciencias naturales tuvo solamente 155 solicitudes, mientras que la licenciatura en inglés 655. Así que de esta última habría que purgar al menos a 335 personas para llegar a 320.

En su inicio la Universidad en Línea está orientada a carreras que permitan formar promociones de maestros y ofrece las licenciaturas en la enseñanza en matemáticas, en inglés, en informática educativa y en ciencias naturales. Esas carreras, según el Ministerio de Educación, pretenden incrementar y fortalecer la planta docente del país.

La Universidad en Línea inició el 19 de enero, cuando el presidente Salvador Sánchez Cerén la dio por inaugurada en las instalaciones de la Universidad de El Salvador. Al finalizar esa primera semana, 404 personas habían hecho llegar su solicitud de cupo. Cuando acabó el período de solicitud de inscripciones, casi la mitad correspondían a la carrera de inglés.

get_img

La convocatoria para incorporarse a la Universidad en Línea está dirigida a las personas que, por razones de movilidad o económicas no pueden cursar una carrera universitaria presencial como las que ofrecen las universidades privadas y la Universidad de El Salvador (UES).

La UES cuenta con cuatro campus de estudio en todo el país, uno de ellos y el más grande es el de San Salvador. Le siguen el de Occidente, ubicado en Santa Ana; el de oriente, cuya sede es San Miguel, y el de la zona paracentral, en San Vicente. En esta primera convocatoria la Unidad de Nuevo Ingreso de la UES, sección encargada de administrar las solicitudes de incorporación, ha ordenado las solicitudes según la zona geográfica del domicilio de los aspirante de la Universidad en Línea.

Un poco más de la mita de las solicitudes fueron recibidas en San Salvador: 749 de las mil 434, es decir el 52 % de las solicitudes; las de San Miguel, 21%, y las de San Vicente y Santa Ana con 13 % cada una.

La Universidad en Línea tiene como objetivo minimizar el desplazamiento del estudiante de sus lugares de residencia a la universidad e incluir un mayor número de bachilleres a la educación superior con carreras que le permitan alcanzar un título universitario.

La mayor parte de actividades de enseñanza se realizarán por medio de internet, pero habrá sesiones presenciales durante los fines de semana. Para esto último se utilizarán los cuatro campos de la UES y 12 centros educativos que pertenecen al Ministerio de Educación ubicados en igual número de cabeceras departamentales.

Para diseñar su proyecto, la UES y el Ministerio de Educación buscaron asesoría en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de Costa Rica, ya que esta posee alrededor de 39 años de experiencia en educación a distancia. La UNED fue creada en 1977 y en su inicio contaba ofreció cuatro carreras para una población de mil 800 estudiantes en toda Costa Rica. Ahora tiene más de 30 mil estudiantes y cuenta con 42 carreras.

Durante el lanzamiento de la Universidad en Línea, el 19 de enero, el ministro de Educación Carlos Canjura expresó que los estudiantes bajo esta modalidad de aprendizaje requieren de un mayor esfuerzo para adaptarse a los métodos de enseñanza y exigencias del método virtual. “Estamos creyendo que es importante que los jóvenes bachilleres tengan una asistencia presencial. Porque no han desarrollado ese hábito que exige (estudiar a distancia) y pueda ser que no tengan la disciplina que requiere”, dijo.

Ana Ruth Quintanilla, investigadora técnica y tutora de la UNED de Costa Rica, coincide con la postura de Canjura y dijo a través de una entrevista en línea con El Faro que esta metodología requiere mayor responsabilidad de los estudiantes: “Para este modelo se requiere de una mayor disciplina por parte del estudiante ya que es su responsabilidad aprender, este método de enseñanza implica que el estudiante se autoeduque”.

Quintanilla asegura que para que la enseñanza sea de calidad depende también del tutor, ya que “si sus materiales no son de buena calidad el estudiante no comprenderá lo impartido”.

La Universidad en Línea tiene un presupuesto inicial de 5 millones de dólares. El coordinador del proyecto, Pedro Peñate, cree que aunque pueda parecer un monto pequeño, la Universidad en Línea en realidad no demanda muchos más recursos para iniciar y que a medida que vaya pasando el tiempo se revisará las necesidades presupuestarias. “Para comenzar pueden ser suficientes esos 5 millones, después de hacer las inversiones solo hay que pensar en la cantidad de tutores y no en el tema de infraestructura. Y sí, tenemos una idea sobre el presupuesto para los próximos años, pero dependerá de la cantidad de estudiantes y carreras”.

El 9 de febrero, la Universidad de El Salvador lanzó una convocatoria para preseleccionar a docentes universitarios con experiencia en el trabajo de docencia virtual en modalidad a distancia. El director nacional de Educación Superior, Francisco Marroquín, aseguró en diciembre de 2015 que los tutores serán los mismos docentes de la UES que están siendo capacitados por tutores de la UNED. Carolina Rivas, coordinadora de la Unidad de Nuevo Ingreso de la UES, añade que la Universidad en Línea aún no posee tutores, ya que apenas se encuentran el proceso de recepciónde solicitudes para tutores.

El proyecto de la Universidad en Línea está retratado en el documento MINED-UES a Distancia 2016. Este especifica que uno de los problemas críticos para sostener esta universidad es el financiamiento, debido al recurso limitado que el gobierno destina para sostenerla. Uno de los gastos principales es el pago de salarios y servicios profesionales, cifra que este año asciende a 2 millones 500 mil dólares, es decir el 50 % del presupuesto. En adecuación de infraestructura y equipamiento se irá un millón 200 mil dólares adicional y en transporte y en asesoría internacional se gastará el millón 300 mil dólares restantes.

El gobierno de Sánchez Cerén está encontrando enormes dificultades para cumplir sus promesas de campaña en materia de Educación. Durante la campaña electoral, Sánchez Cerén prometió elevar el presupuesto de Educación al 6% del PIB al finalizar su quinquenio, en 2019, pero en lugar de elevarse hacia esa promesa, el presupuesto de Educación se ha estancado: en 2014, cuando inició su administración, fue de 3.51 % del PIB, y en 2015 llegó a 3.54 %. En 2016, sin embargo, ha bajado a un 3.47 % del PIB. Las expectativas del ministro Canjura, en cambio, decían que para llegar al 6 % del PIB en 2019 era preciso llegar al 4 % en 2015 y al 4.5 % en 2016. Por lo tanto, en 2016, Educación tiene una asignación que es un punto porcentual del PIB menor al camino que se había trazado Educación.

Salvador Sánchez Cerén asumió la presidencial el 1 de junio del 2014  durante su discurso afirmó su apoyo a la educación superior  a través de su programa de gobierno “El Salvador adelante”. “Vamos a apoyar a la Universidad de El Salvador para iniciar el programa Universidad en Línea, e iniciaremos la formación tecnológica superior. Las universidades jugarán un rol importante en la formación para el desarrollo”, dijo.

El exrector de la UES Mario Nieto Lovo dice que el gobierno de Sánchez Cerén debe cumplir con los compromisos adquiridos en educación superior y que debe reflejarse en el presupuesto de la Universidad. Sin embargo, el presupuesto de la Universidad de El Salvador se ha estancado en 83 millones de dólares, el 1.6 % del presupuesto general de la nación.

Una de las apuestas de la Universidad a Distancia es convertirse en una opción de educación superior para la población carcelaria en fase de confianza y semilibertad. Para el coordinador del proyecto de la Universidad en Línea, Pedro Peñate, el mecanismo de enseñanza en las cárceles está en proceso de planificación y estudio pero espera que para 2017 pueda implementarse con la colaboración de la Dirección Nacional de Centros Penales, la UNED y Educación. Asegura que así se dará una oportunidad de reinserción a los reos.

Según la Dirección Nacional de Centros Penales hay 6 mil 13 reos que tienen título de bachillerato, de un total de 33 mil 18 internos. Es decir que solo un 18.21 % podría acceder a la educación superior bajo esta modalidad de educación a distancia. Sin embargo, solo mil 23 están en la fase de confianza, que es cuando se les permite algunos días dejar las prisiones.

En El Salvador la educación a distancia no es nueva. En febrero de 1969 se implementó la Televisión Educativa, que en los últimos años de la educación básica impartía “teleclases”, con maestros que pregrababan sus exposiciones. En aquel entonces, televisores en blanco y negro fueron instalados en los centros escolares de la red pública. Para 1992, el MINED adoptó el recurso de la radio como método de enseñanza con el objetivo de apoyar a los profesores de los primero tres años de educación básica a través del programa radial “El maravilloso mundo de los números”, que era transmitido durante las clases.

Fuente: http://www.elfaro.net/es/201602/el_salvador/17824/En-la-Universidad-en-L%C3%ADnea-se-prefiere-el-ingl%C3%A9s-a-las-ciencias-naturales.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *