Venezuela: Fuga de maestros amenaza con dejar la educación en manos de no profesionales

Para llenar el vacío de la fuga de maestros que migran todos los días de la educación media, el sistema educativo solo cuenta con ayuda de padres, voluntarios y la Chamba Juvenil.

En dos años se ha perdido la mitad de docentes en del país, recordó la coordinadora de la Unidad Democrática para el Sector Educativo, Raquel Figueroa. A un 20% de fuga de profesores en el período escolar 2017-2018 se le suma otro 30% en el período 2019-2020.

De una población aproximada de 572.500 docentes activos para el año 2017, más de 252.000 educadores han abandonado las aulas, lo cual representa una fuga del 45% en dos años. Pero esta cifra podría aumentar.

“Se va a acrecentar a medida de que no haya aumento de salario”, comenta Figueroa.
Aída González, representante del Colegio de Profesores en la región de Guayana coincide con las estimaciones de Figueroa. González dijo que un 90% de los docentes de todas las instituciones en Bolívar no se reincorporarán al siguiente período escolar.

En sus visitas a los planteles junto con el Colegio de Profesores en junio, los educadores respondieron que “mientras no existiera una respuesta del ministerio o una positiva de los gremios, ellos no iban a continuar”, según explicó a Efecto Cocuyo.

“Los profesionales terminaron sus clases pero dijeron que no van a volver, porque su salario no les alcanza para pagar un transporte ni para salir desayunados de su casa”, explicó la dirigente gremial.

Según González, algunos educadores en la región de TumeremoGuasipati y Santa Elena de Uairén prefirieron abandonar las aulas antes de culminar el año para dedicarse a otros sectores que le produzcan un mayor beneficio económico, como la minería.

“Y ahorita que están en vacaciones, que la pasan muy mal porque no les alcanza para nada porque no tienen como viajar, (los docentes del Estado Bolívar) van a trabajar y dependiendo de cómo les vaya deciden si regresan o no a las aulas”, adelantó.

Dejando la educación a la Chamba Juvenil

Aída González explica que ante el ausentismo de profesores que ya se había evidenciado en el último mes del periodo 2018-2019, los directivos dejaban a cargo a suplentes en los salones de clases. Frente a este déficit el Ministerio de Educación, en un principio amenazó por medio de los supervisores que despedirían a aquellos que no acudieran a dar clases.

“Les dijeron ‘nos irán a botar pero no vamos a volver sin las condiciones’” según González. Concretamente para el ministro Aristóbulo Istúriz la solución ante este problema es llenar el vacío con facilitadores de la Chamba Juvenil.

Para muchos educadores del país, la gravedad reside en que se trata de bachilleres que con apenas 450 horas de capacitación son acreditados con un título de educador integral de la “Micro misión Simón Rodríguez”, en lugar de los cinco años que toma conseguir la licenciatura en educación y que capacita al licenciado a nivel pedagógico.

En la educación privada también la situación de los docentes es precaria. Según el presidente de la Asociación Nacional de Institutos de Educación Privada (Andiep) en el municipio Caroní del estado Bolívar, Alejandro Gamboa, uno de los mayores problemas de los colegios privados es la fuga de docentes.

Aunque las instituciones privadas hacen esfuerzo económico por mantener a sus profesores, lo cual se ve reflejado en el cobro de las matrículas, no pueden combatir los factores que inciden en la diáspora venezolana.

“Este año ha sido particularmente bastante complicado. En diciembre y al principio de enero hubo varios momentos de deserción, pero ya a finales de año hemos recibido notificación de varias familias que han deseado irse del país y de profesores que culminaron su año escolar y están yendo a otros países donde tienen mejores oportunidades de trabajo.”

Gamboa recordó que además de la diáspora, otros docentes migran a otras actividades que les producen mayor rentabilidad para su familia aún en el país.

El lunes 5 de agosto, varios medios de comunicación venezolanos hicieron eco a los 282 puestos vacantes de docentes en las aulas de Fe y Alegría. La presidenta de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), Trina Carmona, aclaró a Efecto Cocuyo que aun cuando Fe y Alegría puede escoger a cuáles docentes contrata, el problema principal es que los educadores no se postulan para los cargos. Razón por la cual, en el período académico pasado recurrieron a la ayuda de padres que se postularon para ayudar.

Orlando Alzuru, quien es el presidente de la Federación Venezolana de Maestros, explicó que es de esperar que los docentes renuncien. Los cálculos de este gremio indicaron que más del 95% de los educadores venezolanos no podría pagar con su salario el costo de la canasta básica ni siquiera en un porcentaje mínimo.

“Con la canasta alimentaria a 4.500.000 bolívares mensuales, el docente solo adquiriría el 1,4%”, dijo el docente.

Sin embargo, Alzuru hizo un llamado a los profesores para que “resistan un poco más” en las aulas, para poder llevar a cabo su labor de formación en el país.

Fuente de la Información: http://efectococuyo.com/la-humanidad/fuga-de-maestros-amenaza-con-dejar-la-educacion-en-manos-de-no-profesionales/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.