Puerto Rico: Viven una odisea las asistentes del programa Montessori

Centroamérica/Puerto Rico/22 Agosto 2019/El vocero

Hilda Núñez, asistente de guía de la escuela pública Montessori Inocencio Cintrón Zayas, en Barranquitas, tenía la esperanza de comenzar labores el 5 de agosto con todos los maestros nombrados, pues es madre soltera de cuatro niños y carga sobre sus hombros toda la responsabilidad de su hogar.

Sin embargo, se ha visto sumida en una incertidumbre, al igual que sus compañeros de trabajo, ante la demora en la firma del contrato entre el Departamento de Educación (DE) y el Instituto Nueva Escuela (INE), que daría paso a la contratación de las asistentes de guías en las escuelas Montessori mediante la asignación de $3.5 millones.

“Para mí, mi trabajo lo es todo. Soy madre soltera actualmente y sobre mí recae todo el peso de lo que es mi casa. Me levanto todos los días súper emocionada para ir a mi trabajo porque amo lo que hago, es mi razón de vivir. Tengo cuatro hijos maravillosos y creo fielmente en esta filosofía. Esta es una filosofía de vida”, expresó.

Núñez vive en Aibonito y ha ofrecido su servicio en los pasados días de forma voluntaria, pese a que tiene un gasto de gasolina y cuido porque tiene una infante de apenas tres meses.

“Yo quisiera decirle al secretario de Educación (Eligio Hernández) que todos en Puerto Rico somos una prioridad porque nosotros somos una comunidad y todos pertenecemos a este país. La educación es lo más importante para que nosotros podamos crear un Puerto Rico mejor”, añadió.

Ayer el Comité Montessori para Todos exigió que se firme el contrato para que se puedan reclutar las asistentes de guías en las escuelas públicas Montessori.

Pese a la demora en la firma, Rosa Elena Suárez Sierra, madre de un niño de la escuela pública Montessori Luis Lloréns Torres, en Santurce, destacó que está esperanzada con que la situación se resuelva lo antes posible.

“Además de esta contratación de asistentes, queremos que la Ley 277-2018 —que crea la Secretaría Auxiliar Montessori dentro del DE con autonomía necesaria para proteger nuestro proyecto— que esa ley no sea letra muerta y que se le dé vida”, afirmó Suárez.

En ese aspecto, Daliana Suárez, representante de la escuela pública Montessori Juan Ponce de León, en Guaynabo, mencionó que con la firma del estatuto se tenía la esperanza de que el inicio de clases fuera uno diferente. Sin embargo, al día de hoy faltan cerca de 230 asistentes por nombrar y hay 15,000 estudiantes en el programa.

Mientras, Marilis Hernández, representante de la escuela pública Montessori Sofía Rexach, en Cantera, indicó que llevan año y medio esperando por reparaciones en un nuevo plantel escolar que había sido cerrado tras el huracán María.

“Nos dijeron que no era un cierre, sino una mudanza. Tenemos este plantel cerrado, se lo vamos a arreglar, va a quedar bien bonito, van a poder iniciar allá y extender la escuela más adelante hasta cuarto año. Esto fue en marzo o abril de 2018, pero que iba a estar listo en agosto”, dijo.

Posteriormente, se realizó una mudanza a la escuela Manuel Elzaburu Vizcarrondo en San Juan. Sin embargo, el domingo recibieron una comunicación del DE en la que se les indicaba que iban a comenzar en ‘interlocking’ en la escuela Fray Bartolomé de las Casas, en Santurce, en un horario por las tardes.

Educación da su versión

Sin embargo, el secretario de Educación destacó que ni en la región educativa de San Juan ni a nivel central se autorizó esa mudanza.

Sobre el contrato con el INE, Hernández indicó que se había reunido con el personal del INE y le había notificado los ajustes que se le debía hacer a la propuesta. En primera instancia, mencionó que los datos del informe de logros y el impacto académico debía ser actualizado, al igual que el desglose del presupuesto.

“No había establecido una explicación en términos del desglose del presupuesto. El presupuesto era muy genérico. Por lo tanto, no permitía ver la visibilidad de cómo se van a estar utilizando los fondos y en cumplimiento de otras legislaciones”, explicó.

Sin embargo, luego que se realizaron los cambios y fueron examinados, se notificó a la entidad de que le habían sido otorgados $3.5 millones mediante la asignación del presupuesto del DE. “Le notifico que el DEPR aprobó el desglose presupuestario que le fue requerido”, lee una carta.

“Nosotros iniciamos el proceso, el presupuesto está asignado. Ellos tienen que hacer la contratación a la fecha de efectividad de cuando firmen contrato con el DE. El contrato no se ha firmado”, dijo Hernández, al mencionar que ahora la responsabilidad está en la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori.

“Los fondos siempre han estado disponibles. Lo que no estaba claro era cómo ellos pretendían utilizar los fondos. No había un desglose”, abundó.

Asimismo, anunció un nuevo procedimiento que se implementará sobre todo en el proceso de facturación porque “quien recibe el servicio no puede ser la misma persona que certifique la factura”.

“Van a tener un proceso de monitoreo. Eso incluye monitoría en términos de visitas a las escuelas para la prestación de servicios, entregas de informes trimestrales, un informe de logros final”, indicó Hernández.

Fuente e imagen: https://www.elvocero.com/educacion/viven-una-odisea-las-asistentes-del-programa-montessori/article_bf53a1d4-c3bd-11e9-9e6f-33ecb5a386fa.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.