España: «He aprendido que detrás de un niño con problemas hay un entorno difícil»

Adela Monteagudo es miembro del Consejo Escolar de la Región

MIGUEL LAJARÍN

Adela Monteagudo, vecina de Santiago de la Ribera, pero nacida en Alicante en 1978, ha convertido la FAPA de San Javier en la cuarta federación de asociaciones de padres y madres de alumnos de la Región, al incorporar a su organización a las AMPA de los centros de Sucina y La Manga. Además, en el último año ha sumado nuevas responsabilidades, al ser elegida miembro del Consejo Escolar de la Región de Murcia (CERM) por la Confederación Regional de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Murcia (Confamur) y vicesecretaria de Educación del Foro de la Familia. Adela Monteagudo es madre de tres hijos, empresaria, estudiante de Derecho (su segunda carrera) y una apasionada del paisajismo, de las motos y del Mar Menor.

-¿De dónde viene su interés por la educación?

-La educación y los valores siempre han estado presentes en mi casa. Mi abuelo paterno, con el que me crié, un hombre íntegro, militar, me decía: «Adelica, cariñico. No se dice ‘Es mentira’, di ‘No es verdad’. Desde que entré a mi AMPA he aprendido que detrás de un niño con problemas siempre hay un entorno difícil. Quiero que la infancia de esos niños sea lo mejor posible. A nivel personal, llevo toda la vida estudiando y trabajando. Hasta el máster me lo saqué durante el embarazo.

-¿Qué proyectos ha llevado a cabo como presidenta de la FAPA?

-Mi presidencia empezó en 2016 y desde entonces hemos hecho de todo. He traído a San Javier al juez de menores Emilio Calatayud, hemos creado clases de refuerzo gratuitas y hemos hecho un mercadillo solidario para la ‘casa cuna’ de Sucina. Asimismo, el pasado mes de junio realicé la primera gala educativa del municipio, en la que participó Peligros Menárguez, la madre de Lucía, víctima de acoso escolar. Fue muy emocionante. A nivel orgánico, lo más importante ha sido sumar nuevas AMPA de otros municipios para convertir a la federación en supramunicipal.

-¿Quién tiene que decidir la educación, los padres, los estudiantes o el Estado?

-Tenemos que darnos cuenta de que hay mucho por hacer y que todos sumamos. Si remásemos en la misma dirección, todo sería distinto.

-¿Qué mejoraría del actual sistema educativo?

-Bajaría las ratios de las aulas y diseñaría una enseñanza más personalizada, porque cada niño es un mundo. Tengo tres hijos y cada uno es distinto. No se puede tratar a todos por igual, ni su inteligencia es la misma, ni la forma de madurar se repite entre hermanos.

-Usted tiene hijos en colegios públicos y concertados. ¿Hay diferencias en los centros, más allá de la titularidad?

-No distingo si el colegio es concertado o público. Aunque de cara al AMPA, en los públicos hay más autonomía y libertad. Y eso permite cambiar las cosas a mejor.

-¿Qué significa para usted la libertad de elección de centro?

-Soy muy de nuestra Constitución. El artículo 27.3 lo deja claro. Los poderes públicos tienen que garantizar el derecho de los padres a decidir la formación religiosa y moral que reciben, de acuerdo con sus propias convicciones.

-El Ayuntamiento de San Javier creó un banco de libros y la FAPA no pudo continuar con el que tenía. ¿Cuándo se sabrá el estado de los juicios sobre esta causa?

-Ya tenemos noticias a este respecto, el fiscal pidió el sobreseimiento y el juez también. Ha quedado más que demostrado que no existe causa penal alguna y que están todos los libros a disposición de los padres, como ha quedado demostrado.

Fuente de la Información: https://www.laverdad.es/murcia/aprendido-detras-nino-20190902002648-ntvo.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.