Un asesinato y una portada de revista provocaron el nacimiento del primer podcast queer de África

Reseñas/12 Diciembre 2019/El país

Selly Thiam dejó un trabajo de profesora e inició la tarea de recolectar historias de la LGTBIQ en el continente y en la diáspora que no se ciñesen a la perspectiva victimista

El 29 de septiembre de 2004, la fundadora de la Asociación de Lesbianas y Gays de Sierra Leona, FannyAnn Eddy, fue encontrada muerta. La revista LGTBQ de Chicago Windy City Times  llevó una fotografía suya en portada. La profesora de instituto Selly Thiam encontró ese ejemplar en la estantería en un restaurante. La imagen de la sierraleonesa le cambió la vida.

Como senegalesa en la diáspora, la noticia fue el primer contacto de Thiam con una África Occidental lesbiana. “Cuando era una joven queer y africana, no había ninguna imagen de nosotros que pudiera encontrar en la cultura popular. Cuando supe de ello fue en el contexto de la violencia”, explica.

Thiam dejó entonces las aulas e inició la tarea de recolectar historias de la comunidad en el continente y en la diáspora que no se ciñesen únicamente a la perspectiva victimista y criminalizada. “Quería honrar el trabajo que hacía (Eddy) y por eso era tan importante ayudar a crear la memoria colectiva de nuestras experiencias, no sólo desde la tragedia”, indica. Desde 2006 esta antigua docente lleva acumulando relatos y el boca a oreja ha sido primordial. En el verano de 2018 lanzó un podcast único y pionero: AfroQueer.

Hecho en Nairobi, esta emisión busca desencorsetar los cánones de género y sexualidad. Tras una primera temporada en la que se dedicaron episodios al galimatías racial y clasista de la fiesta del Orgullo de Johannesburgoal chantaje recibido por hombres homosexuales al usar Grindr en Kenia o a cómo una boda gay se hizo viral en Nigeria, Thiam y su equipo acaban de iniciar la segunda temporada.

“Hicimos algo que queríamos escuchar”, cuenta. Pero el podcast se ha convertido en una ventana a lo LGTBIQ y refuerza unas identidades y derechos que en muchos países se sigue negando. En más de 30 estados africanos tener una relación homosexual es ilegal. En tres, sin incluir zonas del norte de Nigeria, significa la pena de muerte. Uganda tomó medidas legislativas contra este colectivo en 2013 y Nigeria endureció las penas en 2014 bajo el mandato del presidente Jonathan Goodluck.

Ante la criminalización de la homosexualidad, proyectos como AfroQueer impulsan el debate, dan cobijo y acompañamiento, generan júbilo y crean un espacio íntimo para establecer un vínculo en el que “la audiencia, sea queer o no, pueda verse reflejada y aprenda”.

“[Ser gay] Es una identidad. Es quien soy”, afirmaba el periodista y escritor nigeriano Chiké Frankie Edozien durante la presentación de su memoria gay, Lives of Great Men, en la edición de 2018 del festival literario Africa Writes de Londres.

Edozien resaltaba que la lucha del colectivo en el continente no puede negarse por mucho que se aprueben leyes que los vulneren. Y para ello, cuanto más se cree, se escriba, se documente, mejor. “La representación destroza el aislamiento de las personas. Cuando la gente te ve empoderada, en ciertos espacios, sana… la representación es importante. La gente está más visible, hay activistas que luchan, se criminalizan las turbas, hay más acceso a Internet, a las redes sociales, a información y a distintos lugares”, explica Thiam.

El equipo de None of Record, productora bajo la que se realiza AfroQueer, apuesta por la normalización y se opone a la cobertura mediática que en ocasiones se realiza desde fuera del continente “Seguimos con nuestra vida, entablamos amistades, formamos parte de nuestra sociedad, al igual que otras personas”, puntualiza Thiam. El problema, reconoce la presentadora, viene cuando se desnudan las historias, se presentan dos visiones maniqueas y se olvida la complejidad. “Y no es sólo una cuestión que concierne a lo LGTBIQ sino en general cuando se reportea sobre África en los medios occidentales”.

El archivo sonoro de Thiam crece tras años de activismo y entre todas esas historias resaltan las de aquellas personas que se han enfrentado a enormes adversidades y continúan siendo faro para otras. “He aprendido cómo se puede ser uno mismo en situaciones en las que a menudo quieren dejarte fuera”.

Ella también ha madurado: “Cuando comencé este trabajo tenía una fuerte visión contra el sistema y era completamente injusta en aquel momento. Y ahora me doy cuenta que al final todo tiene que ver con la libertad de elegir cómo se quiere vivir la vida. Y eso es algo que no es sólo sobre sexualidad, particularmente en el continente”.

Hacer digital la tradición oral africana

De Kenia a Brasil. De Nigeria a India. El podcast viaja mundialmente y el equipo de AfroQueer se congratula de la acogida que tuvo en ciertos países de Oriente Medio. La sorpresa vino ante el número de oyentes en Indonesia: “Estaba en shock”.

La presentadora confía en la expansión del podcast en el continente: “Sobre todo en países como Kenia donde hay precios asequibles para datos móviles, una penetración rápida del teléfono móvil y una fuerte tradición radiofónica. Es el nuevo gran medio al que la gente va a acudir”.

Coincide Tafadzwa Majayapara, fundadora de AfricanPodcasts.com, quien ve en este medio “la clave para que los africanos avancen y desarrollen la tradición de transmitir la historia oral a través de la narración”. Sin embargo, reconoce que este crecimiento solo se produce en un ramillete de países como Nigeria, Sudáfrica, Kenia, Ghana y Uganda. “En el resto del continente el podcasting no es relevante. Todavía”.

Selly Thiam ha puesto su esfuerzo en allanar el acceso a generaciones futuras a la representación de la diversidad sexual. Para ello utiliza píldoras sonoras que acercan y comparten realidades. “El podcasting abre la percepción de lo que es ser africano. Es una de las formas en que estamos construyendo nuestra propia narrativa”, señala Majayapara,

AfroQueer cimenta la representación LGTBIQ en la escena podcastera en África, se afana en cambiar el prisma de cómo se cuentan estas historias y combate la retórica y cultura del miedo.

Fuente e imagen: https://elpais.com/elpais/2019/12/04/planeta_futuro/1575458002_602065.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.