Ecuador: La fe no alcanzó para inaugurar las escuelas prometidas en 2019

La fe no alcanzó para inaugurar las escuelas prometidas en 2019

El Ministerio de Educación prometió inaugurar 100 escuelas comunitarias en 2019, pero solo logró abrir 61, pese a que la ministra dijo que alcanzar la meta era cuestión de tener fe.

Este fue un ofrecimiento del presidente Lenín Moreno como parte de las negociaciones con las comunidades indígenas de la Sierra tras el paro de octubre de 2019.

El primer objetivo a cumplir, como parte de esta promesa, está atrasado: de las 100 escuelas comunitarias que había prometido inaugurar en 2019, el Ministerio de Educación solo abrió 61, con una inversión de USD 2,2 millones.

De este número, 28 están ubicadas en las provincias de la Sierra, 21 en la Costa y 12 en la Amazonía.

Amazonia

Gente de poca fe

El principal obstáculo para llegar a la meta fue el poco tiempo con el que contó el Ministerio. Esto considerando que el presidente Moreno anunció el 6 de noviembre la meta de reabrir las 1.000 escuelas hasta 2020, de las cuales 100 debieron entrar a funcionar hasta finales de 2019. Días después del anuncio, la ministra de Educación, Monserrat Creamer, dijo que hasta septiembre de 2019 se reabrieron 11 escuelas, pero que lograrían poner a punto las 89 restantes en diciembre porque ese número “puede sonar mucho para personas de poca fe”. Con el objetivo de 2019 incumplido, Creamer señaló que las 39 escuelas restantes estarán listas a más tardar en la segunda semana de enero de este año. Esto significa que deberá inaugurar tres escuelas diarias, sin tomar en cuenta los fines de semana. Si esto se cumple, aún quedarán pendientes 900 instituciones que tendrían que estar listas para cumplir la meta final de 2020, para lo que el Ministerio cuenta con un presupuesto de USD 5,3 millones. Creamer señaló que 45.000 niños de educación inicial hasta séptimo de básica serán los beneficiados si se cumple con lo establecido. “Las escuelas están dirigidas a fortalecer las comunidades porque se trata de espacios en los que confluyen estas sociedades”, señaló la funcionaria. Este criterio es compartido por el exministro de Educación, Mario Jaramillo, quien dijo que estas instituciones impulsan el desarrollo de las comunidades. Agregó que el Estado debe atender las necesidades educativas de la población rural e indígena con calidad y no solo por cumplir la Ley de Educación Intercultural Bilingüe. La Ley señala que las comunidades deben contar con un modelo de educación que responda a su cosmovisión. ¿Y los profesores? Uno de los objetivos de las escuelas comunitarias es que la lengua nativa de cada etnia no se extinga. Para lograrlo, el Ministerio busca que los profesores sean personas provenientes de las propias comunidades indígenas y que reciban capacitación en pedagogía. Delfín Tenesaca, histórico dirigente indígena, dijo que es necesario que la malla curricular del Ministerio de Educación reconozca la plurinacionalidad e interculturalidad del país. Para él, este reconocimiento dentro del sistema educativo es el primer paso para que las comunidades indígenas salgan de la pobreza en la que han vivido históricamente.

Esto implica que en las escuelas comunitarias se enseñen tanto las materias que reciben los niños en las escuelas regulares como aquellas relacionadas con la cosmovisión, la historia y la identidad de cada comunidad indígena.

Fuente de la Información: https://www.primicias.ec/noticias/sociedad/escuelas-rurales-comunitarias-comunidades/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.