Autismo y acoso escolar: la voz de los niños que no pueden contarlo

Autismo y acoso escolar: la voz de los niños que no pueden contarlo

Un vídeo no previsto, una madre transformada en directora creativa y unos compañeros de colegio que se convierten en actores improvisados. Carolina Marín lanzó un vídeo viral sobre autismo en 2015, prometió que no haría ninguna campaña más, pero la vida le ha llevado a incumplir su propia palabra. Hace diez años se convirtió en mamá de una niña con autismo no verbal llamada Carla y de su melliza Daniela. Ahora, lanza un nuevo vídeo para concienciar sobre el acoso en las escuelas y animar al entorno a ser la voz de los niños que no pueden contar que están siendo víctimas de violencia:”Las personas con autismo no verbal no pueden defenderse ni físicamente ni verbalmente, hay que estar atentos y educar a nuestros hijos a que no se debe pegar, vejar ni humillar”.

Los internautas conocen a Marín desde abril de 2015, cuando subió un vídeo animando a ser “la voz” de los niños que, como Carla, tienen autismo no verbal. De forma inesperada, su historia se hizo viral y comenzó a recibir vídeos de otros usuarios con un gesto que ya se ha hecho famoso, el del dedo índice de una mano apuntando a la palma de la otra. Esta mujer es la mejor prueba de que el amor maternal mueve montañas de bytes. En sus vídeos han participado desde artistas como Alejandro Sanz o Bebe hasta políticos como Mariano Rajoy o Pedro Sánchez. “Mi principal motivo es concienciar a quien no tiene ni idea de qué es”, explica. A partir de ese primer vídeo, decidió subir otros hablando de la estereotipia, las crisis, contando su propia historia o la de Daniela, la hermana melliza de Carla.

Este enero ha vuelto a lanzar una campaña, esta vez, concienciando sobre bullying en los colegios. La protagonista es Carla, aunque cuenta con una doble para las escenas más bruscas, y vuelve a aparecer muy bien acompañada. En esta ocasión, han colaborado compañeros de clase de las niñas, las chicas del equipo de Majadahonda FSF y los artistas del Studio 23, entre otros muchos cómplices. También se han solidarizado con la causa personajes del mundo del cine como Hugo Silva, Javier Cámara o Koldo Serra.

En esta ocasión, Marín se inspira en un episodio real para concienciar sobre el bullying. En el caso de niños con autismo no verbal, esta madre cree que cambios de actitud como la tristeza o la pérdida de ganas de ir al colegio pueden poner en aviso a los padres y terapeutas: “En el caso de mi hija, habla a través de pictogramas y con un sistema bimodal, a través de gestos, donde ella te puede ir contando cómo se siente y cómo se encuentra.  Hay que encontrar el momento adecuado”, asegura sobre cómo la niña confesó a las terapeutas que se sentía triste cuando iba al colegio.

En el caso de Carla, tiene una gran compañera de vida, su hermana Daniela, que se ha convertido en su mejor embajadora .”Si no es por su hermana, no me enteraría”, recuerda Marín sobre el papel que tuvo la melliza de Carla al contarle lo que estaba pasando en su aula. Los compañeros de clase de Daniela también arroparon rápidamente a la niña y el colegio activó el protocolo para estos casos.

En el vídeo aparecen figuras negras y lluvia que representan la tristeza, pero tiene un final feliz. La protagonista acaba sacando fuerzas y rebelándose contra el abuso: “Es la conclusión de la campaña. Ante estas situaciones, todos estamos tristes, pero esa tristeza hace que te levantes y luches contra todo”, asegura Marín, en un mensaje que sirve para los niños que sufren bullying, pero también para los adultos que los acompañan.

Autismo sin estereotipos

La historia de Carla es el ejemplo de que las personas con autismo van mucho más allá de los estereotipos de las series de televisión. En su colegio, se encuentra totalmente integrada y le encanta practicar baloncesto “jugando a tirar”, al pilla-pilla o que le hagan cosquillas.

“Nosotras vamos a un parque de bolas que le encanta a Carla. Allí la conocen y los monitores saben que tienen autismo y que no pueden decirle “no te subas ahí”, sino que hay que hacerlo de otra manera. La mejor persona para concienciar en el parque al resto de los niños es mi hija Daniela. Les dice que su hermana no puede hablar, pero puede jugar y les dice cómo tienen que hacerlo”, explica sobre su hermana, que asume su rol con absoluta normalidad.

Marín no pide dinero, ni pertenece a ninguna asociación. Cada campaña tiene el objetivo de divulgar y comunicar desde su experiencia, es decir, como madre. “Cuando me dijeron que mi hija tenía autismo no verbal , no sabia qué significaba, ni entendía qué podía suponer. Hay personas que incluso necesitan ir al psicólogo”, explica. Para ellos también son sus vídeos.

Fuente de la Información: https://www.cuartopoder.es/sociedad/2020/01/16/autismo-y-acoso-escolar-la-voz-de-los-ninos-que-no-pueden-contarlo/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.