Mujeres emprendedoras de Zimbabue combaten la pobreza a toda costa

Redacción: trt.net.tr

A medida que la economía del país africano flaquea, las mujeres construyen industrias domésticas con las que ayudan a otras personas de la comunidad.

Hace seis años tener una cama propia para dejar de dormir en el piso parecía un sueño lejano para Michelle Chitembwe, de 47 años, quien vivía en una casa en los tugurios de Harare, la capital de Zimbabue.

Con una idea en la mente y desafiando las dificultades, Chitembwe lanzó una empresa para fabricar jabón con la cual pudo mejor su vida. Ahora disfruta de su lujosa casa en un suburbio de Harare.

Su iniciativa fue como un toque mágico en su vida, pero también lo fue para el de muchas mujeres quienes consiguieron un empleo en la fábrica de jabón y ahora tienen un sustento que les garantiza un futuro mucho más prometedor.

Pese a que en el inicio Chitembwe se abrió camino sin ayuda de nadie, más adelante encontró el respaldo de algunas agencias y ONG que se encargan de brindar apoyo a las mujeres emprendedoras de Zimbabue.

“Obtuve apoyo de organizaciones como USAID (la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) para dar forma a mi visión”, dijo la ahora empresaria a la Agencia Anadolu.

Chitembwe señaló que gracias a los frutos que dejó su arduo trabajo, ahora puede pagar una escuela privada para la educación de sus hijos.

El caso de Chitembwe es uno entre varios donde mujeres zimbabuenses se dedicaron a formar industrias en el hogar, algunas de ellas incluso crearon y produjeron líquidos para lavar platos, refrescos y perfumes.

“Estas mujeres emprendedoras se convirtieron en fuentes de la mayoría de los productos domésticos que muchos de nosotros vendemos en nuestras tiendas”, aseguró Humphrey Gatawa, un empresario radicado en Harare.

Agness Chiramba, que vive en el municipio de Mbare en Harare y hace líquido para lavar platos, dijo que el mercado de su producto nunca ha dejado de sorprenderla.

“Estoy tan sorprendida por la forma en que las empresas minoristas locales han pedido mi líquido para lavar platos. Les digo que hago dinero simplemente al hacer líquido para lavar platos y gano más de USD 200 cada día en ventas”, señaló Chiramba.

Esta empresaria y madre soltera, con educación académica en ingeniería química, era una más de las miles de personas desempleadas del país. Sin opciones a la vista, Chiramba recurrió a hacer un líquido para lavar platos para así mantener a su familia.

Mujeres motivadas

Beneficiarias del apoyo de organizaciones no gubernamentales, las mujeres emprendedoras prosperan en Zimbabue, aunque sus actividades no están reguladas por el gobierno debido a la burocracia y la corrupción.

“USAID Zimbabwe financió mi curso a través de su asociación con Junior Achievement Zimbabue, un foro para agregadores de crecimiento empresarial juvenil y que ha ayudado a mujeres como yo”, señaló Chiramba.

Como resultado, Chiramba y Chitembwe se han vuelto autónomas, en un momento en que la economía de Zimbabue está al borde del colapso, con una inflación de alrededor del 300%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La nación del sur de África lucha con una tasa de desempleo del 90%, según el Congreso de Sindicatos de Zimbabue. Sin embargo, mujeres como Chiramba y Chitembwe han desafiado la crisis con sus habilidades empresariales y la han enfrentado a lo largo de los años.

Según estadísticas del Ministerio de Asuntos de la Mujer, Desarrollo de la Comunidad, Pequeñas y Medianas Empresas en Zimbabwe, alrededor de 261.000 mujeres participan en proyectos como la fabricación de jabones y detergentes, entre otros que generan ingresos.

Últimamente, los expertos en desarrollo han atribuido el aumento de las mujeres que se aventuran en las industrias manufactureras en el hogar a la economía hostil de la nación del sur de África.

“Las mujeres han visto que los hombres están perdiendo sus empleos a medida que las industrias formales se están cerrando y la única opción que han ideado para sobrevivir a lo largo de los años es saltar a proyectos propios para sobrevivir a la dura economía”, aseguró Donald Sengwayo, un experto en desarrollo de Zimbabue radicado en Harare.

Excepto por el apoyo técnico y financiero que han obtenido de organizaciones no gubernamentales como USAID, dicen las mujeres, el gobierno del país no se ha dejado ver con ninguna ayuda.

“Las ONG han visto la necesidad de apoyar a las mujeres y nuestro gobierno hasta ahora no ha hecho nada significativo para respaldar nuestros avances”, dijo Chitembwe.

Mujeres soñando en grande

Para las mujeres emprendedoras, trabajar en los patios traseros de sus hogares no es suficiente: ellas buscan más.

“Personalmente, lo que deseo es terminar, algún día, dirigir una gran industria, producir jabones e incluso exportarlos”, señaló Chitembwe.

Pero para muchas mujeres como Chiramba, esto puede no ser fácil.

“No tenemos acceso a préstamos en los bancos porque la mayoría de nosotras no tenemos garantías que nos permitan obtener más capital de los bancos”, enfatizó Chiramba

Además de las dificultades para acceder a las capitales de los bancos, Chitembwe y Chiramba señalaron la dificultad para encontrar clientes como otro de los obstáculos que tuvieron que vencer.

“Al principio, los dueños de tiendas y la gente común no confiaban realmente en mis productos, sino que preferían ordenar existencias de países como Dubai, Sudáfrica o India; usted ve, naturalmente, como zimbabuenses, evitamos los productos fabricados localmente. Entonces, se tuvo que trabajar mucho para explicarle a la gente por qué estaba haciendo mi producto desde casa antes de que pudieran comprarlo”, dijo Chiramba.

Ahora, gracias a su persistencia, muchas mujeres empresarias en Zimbabue se convirtieron en fuentes opcionales de productos consumibles caseros asequibles.

“Debido al aumento de los precios por la inflación en el país, las mujeres que producen objetos como jabones, velas y líquido para lavar platos se convirtieron en proveedores de estos artículos gracias a los bajos precios a los que los venden. Personalmente estoy feliz de tratar con ellos”, dijo Marian Sithole, una mujer de Harare de 26 años.

Incluso Taurai Kandishaya, coordinadora nacional del Foro de Ciudadanos de Zimbabue, una organización de la sociedad civil con vínculos con el Frente Patriótico de la Unión Nacional Africana de Zimbabue (Zanu-PF), está entusiasmada con los productos que las mujeres están produciendo en sus hogares.

“Los productos caseros hechos por estas empresarias ofrecen a nuestros ciudadanos una alternativa más barata, aunque eventualmente pueden verse afectados por el aumento de los precios de las materias primas que usan, lo que podría obligarlas a aumentar sus precios”, señaló Kandishaya a la Agencia Anadolu.

Fuente: https://www.trt.net.tr/espanol/economia/2020/01/13/mujeres-emprendedoras-de-zimbabue-combaten-la-pobreza-a-toda-costa-1339094

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.