San Valentín: amor y deseo en tiempos de app y marketing

San Valentín: amor y deseo en tiempos de app y marketing

El día de San Valentín, Día de los Enamorados, no lo inventó el capitalismo pero es un día que se trata, sobre todo, de empresas que están ganando plata con ofertas, por supuesto para parejas. Los corazones fijados en los almanaques, chicos y chicas vendiendo rosas en las esquinas y notificaciones de los celulares con 2×1 para cines, restoranes y bares. ¿Un día para celebrar el amor o un día comercial más?

El marketing siempre termina ganando porque logra adaptar las historias como más le conviene. Como la mayoría de las fechas, la historia de Valentín tiene que ver con la Iglesia.

Para entender de dónde nace esta idea debemos situarnos en Roma y en el siglo III, en plena expansión del cristianismo. Allí gobernaba el emperador Claudio II. San Valentín es uno de los tres mártires romanos sobre cuya vida se ha especulado mucho. Dicen que fue ejecutado un 14 de febrero al no querer renunciar al cristianismo y haber casado en secreto a soldados, a quienes el emperador romano Claudio II Gótico (214-270 d.C.) les había prohibido el matrimonio para que se mostraran más fieros en la batalla.

El marketing siempre termina ganando porque logra adaptar las historias como más le conviene. Como la mayoría de las fechas, la historia de Valentín tiene que ver con la Iglesia.

Para entender de dónde nace esta idea debemos situarnos en Roma y en el siglo III, en plena expansión del cristianismo. Allí gobernaba el emperador Claudio II. San Valentín es uno de los tres mártires romanos sobre cuya vida se ha especulado mucho. Dicen que fue ejecutado un 14 de febrero al no querer renunciar al cristianismo y haber casado en secreto a soldados, a quienes el emperador romano Claudio II Gótico (214-270 d.C.) les había prohibido el matrimonio para que se mostraran más fieros en la batalla.

En tiempos de debates sobre la idea del amor, en donde se buscan “deconstruir” ciertas actitudes y patrones que se reprodujeron históricamente en nombre del “romance”, la palabra “poliamor” despertó curiosidad luego de que la marea verde inundara las calles de argentina en el 2018. El feminismo y el movimiento de mujeres y disidencias lograron poner en debate muchos aspectos de la cultura patriarcal, que se mantenían como temas “individuales y privados”, y que sean reflexionados como parte de problemas sociales y políticos.

Lo cierto es que el amor como las relaciones se construyen. Amamos como nuestro medio socioeconómico nos permite. Como decía la marxista rusa Aleksándra Kolontái “ya es hora de comprender que únicamente después de haber tanteado el proceso creador que se realiza allá abajo, en las profundas capas sociales, proceso que engendra necesidades nuevas, nuevos ideales y formas, será posible vislumbrar el camino en el caos contradictorio de las relaciones sexuales y desenmarañar la enredada madeja del problema sexual”.

Invitamos a los lectores a recorrer estas opiniones que fueron publicadas en La Izquierda Diario y el semanario Ideas de Izquierda.

El deseo bajo sospecha

La sexualidad, ¿está coaccionada o liberalizada?, ¿es pacata o libertina? En las sociedades capitalistas actuales conviven las restricciones morales religiosas con la transnacionalización de la industria del sexo; el discurso reaccionario de las “buenas costumbres” fundadas en la familia patriarcal, con la mercantilización de los cuerpos, los placeres y el deseo. Con nuevos derechos y la persistencia de viejos hostigamientos e injurias, seguimos luchando por la liberación sexual que, en los estrechos márgenes de las democracias capitalistas, no fue realizada.

Fuente de la Información: http://www.laizquierdadiario.com.ve/Dossier-San-Valentin-amor-y-deseo-en-tiempos-de-app-y-marketing

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.