El éxodo en Siria, una profunda herida de guerra en las escuelas

Redacción: France 24

La de Siria es una guerra que ya cumple nueve años, pero el desplazamiento interno registrado desde diciembre de 2019 es el mayor del conflicto. Más de 900.000 personas han sido obligadas a movilizarse de sus pueblos y lo más preocupante es que el 80% de los desplazados son mujeres y niños. En Idlib, un lugar que acogía a tres millones de personas, se concentra la ofensiva. Algunos de los que han huido ya habían sido desplazados en otros momentos del conflicto.

Sin eventos deportivos, ni clases en las escuelas, el estadio y algunos colegios de la ciudad de Idlib son ahora refugio para los desplazados que huyen de los bombardeos en Siria.

Los refugios oficiales ya no tienen espacio para recibir a más personas. “Huimos de nuestras aldeas por la intensidad de los bombardeos. Vinimos a Idlib, donde la gente nos alojó por un corto período, antes de que nos trasladaran a este campamento. Aquí la vida es muy difícil, hace frío, faltan medicamentos y no hay baños”, asegura Ahmed Fadel, uno de los desplazados que se aloja en el estadio de la ciudad.

La historia es similar en las escuelas abandonadas y en una antigua prisión. “Nos refugiamos en la prisión y dejamos nuestras cosas aquí, aunque no sea un lugar adecuado para vivir. Hay 75 familias, tres de ellas por habitación. Tenemos un brote de leishmaniasis y compartimos baños comunes”, cuenta Abu Ahmad.

El éxodo es desbordante y los campamentos no dan abasto, por eso los vehículos y unas cuevas se han convertido en el lugar seguro para varias familias. Cocinan y duermen en sus camiones como lo revela Abu Mahmoud: “Algunos de nosotros vivimos en la mezquita, algunos en nuestros autos. Dormimos en nuestro vehículo para asegurarlo. No hay lugar para poner una carpa”, asegura.

Quienes la están pasando peor son un grupo pequeño de familias que vive, literalmente, debajo de la tierra, en una de las cuevas que hay en la región.

En esa búsqueda por un lugar seguro, otros desplazados caminaron hasta la frontera con Turquía, pero allí, un muro de hormigón los detuvo. “¿Por qué está ese muro turco ahí?, ¿es para evitar que las familias entren? Hay mujeres y niños, hay personas mayores. ¿Por qué no dejan entrar a los niños? Los hombres pueden quedarse aquí y pelear, pero a los niños y a las mujeres, déjenlos entrar”, pide Abu Sham, en Atma, zona de la frontera con Turquía.

+ Y el dato de migración de la semana: la imagen de miles de refugiados en Turquía que caminan hacia la frontera con Grecia para intentar cruzar la frontera, esto luego de que el Gobierno turco dijera que abriría las puertas para que los refugiados viajen hacia la Unión Europea.

Fuente: https://www.france24.com/es/20200305-migrantes-siria-refugiados-guerra-idlib

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.