Se va un pintor con la sonrisa en la boca y la sensibilidad en su trabajo

Por: Santiago González Vallejo

Juan Genovés se ha ido. Pintor, solidario y con la sonrisa siempre a punto. Estuvo con los refugiados.

El motivo de conocerle y hablar con él fue con motivo de que el presidia el VI Premio Juan María Bandrés de CEAR del año 2006 y el CSCA había presentado al palestino refugiado Salah Mohamed Salah ese año.

Salah Mohamed Salah ganó el premio por unanimidad del jurado.

Salah Mohamed Salah –nacido en Tiberias (Palestina) en 1936 y cuya familia se vio empujada al exilio tras la creación del Estado de Israel en 1948-la Nakba el 15 de mayo, tal día como hoy-. Según el acta del premio ‘es una de las personas que más ha trabajado por la defensa de los refugiados palestinos’, un compromiso que ‘le ha costado cinco atentados, tres encarcelamientos en Siria y 19 en Líbano’.  En 1985 fue uno de los tres negociadores en representación del Frente de Salvación de Palestina y la OLP designados por las facciones palestinas para detener la guerra del partido libanés Amal contra los refugiados palestinos asentados en el Líbano. Salah sigue luchando por los refugiados palestinos. De hecho platicamos tras su viaje a Cuba, en agosto del año pasado en Líbano.

Genovés, siempre le recuerdo riéndose. En una ocasión, en un homenaje a los abogados asesinados del despacho de la calle Atocha de Madrid, contó la génesis del famoso cuadro que se hizo cartel por la amnistía en 1976. Según recuerdo en su casa en una urbanización al oeste de Madrid capital, con un colegio enfrente, se reunió la Junta Democrática y al acabar la reunión, alguien -no recuerdo- le dijo ‘hemos acordado sacar un cartel para financiar a la Junta y al mismo tiempo pegar por las calles sobre la amnistía y hemos pensado que como tu te dedicas a estas cosas, que nos hagas algo. Cualquier cosa.’ Genovés -creo que afiliado al PCE en esa época- no se podía oponerse y no pudo decir nada y no veía qué podría servir. Y le dijo que en su estudio estaba preparando una exposición para sus cuadros en Chicago para su expositor de siempre ¿Marlborough? Entre sus cuadros estaba ‘El abrazo’. Ese fue el elegido. Se hicieron dos tipos de reproducciones, una de litografías numeradas y otra de carteles que fueron pegadas en muros y en paredes de muchas casas. El tardofranquismo estaba muy vivo y hubo muchos muertos en esa transición.

Genovés también contó la génesis del cuadro y de toda la exposición para Chicago, en ese homenaje de CCOO y del PCE. Fueron los niños del colegio los que le inspiraron. Riéndose, no pudiéndose contener de la gracia que le hacía a si mismo, contó que fue un gol, la celebración del mismo, el abrazo espontáneo, el que le llenó de imágenes y, posteriormente cuadros.

Éxodo

Posteriormente, creo que en el año 2008, CEAR le pidió que cediera 100 litografías para financiar el III Foro Mundial de Migraciones que se celebró en Rivas Vaciamadrid, cosa que nuevamente accedió. En ese Foro, también estuvo Salah Mohamed Salah.

Hace unos años, 2011-12, cuando el famoso cuadro ‘El abrazo’ se supo que estaba en el almacén del museo del Reina Sofía, como tantos cuadros, una serie de personas propulsamos una serie de iniciativas, entre ellas una pregunta parlamentaria, que logró que ante el ruido generado se lograse su exhibición ya permanente, en el edificio ampliación del Congreso de los Diputados, donde es público el acceso.

Y siempre su sonrisa y el apoyo a los débiles.

 

Fuente e imagen:  https://rebelion.org/se-va-un-pintor-con-la-sonrisa-en-la-boca-y-la-sensibilidad-en-su-trabajo/

Comparte este contenido:
Santiago Gonzalez Vallejo

Santiago Gonzalez Vallejo

Economista y miembro cofundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Actualmente trabaja en el sindicato USO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.