Colombia. Niñas del Chocó son prostituidas a los soldados gringos

Redacción: Las Dos Orillas

La violación sexual a una niña indígena de 12 años del pueblo Emberá de Pueblo Rico, Risaralda a manos de 7 soldados del Ejército Nacional ha causado indignación y conmoción en el país exigiendo justicia por los deplorable hechos que nunca debieron presentarse.

A partir de la coyuntura, el destacado líder social y activista del Chocó, Luis Ernesto Olave, denunció en su cuenta de Twitter el terrible caso de Bajo Baudó ubicado en la localidad de Pizarro en donde a la entrada del batallón de la Armada de Colombia niñas afrodescendientes menores de edad, entre los 13 y 16 años hacen filas siendo prostituidas, según las fuertes declaraciones, por Infantes de Marina a los soldados gringos en sus días de descanso. Olave hace un llamado de atención al Procurador General, Fernando Carrillo, para que tome cartas en el asunto.

Ojo a esto… En el Chocó, Bajo Baudó Pizarro, en la entrada del batallón de @ArmadaColombia, los días de permiso de “soldados foráneos”, se hace una fila de niñas Afro de aprox 13 a 16 años de edad que las prostituyen los mismos infantes de Marina. @mindefensa@fcarrilloflorez

— Luis Ernesto Olave V (@LUISEROLAVE) June 25, 2020

.

Los soldados tenían escondida a la niña en el potrero de una casa, maltratada, herida

La hermana de la menor, en entrevista con Semana, reveló los escabrosos detalles de la violación que conmueve al país.

Los soldados tenían escondida a la niña en el potrero de una casa, maltratada, herida

Todo arrancó el pasado domingo 21 de junio en la noche. La familia de la niña de 12 años departía en su casa. Iban a hacer una cena, hacía falta el jugo. La niña fue la encargada de subirse a un árbol y bajar con un palito las 8 guayabas que hacía falta para hacer el jugo

En la casa sus familiares esperaban pero pasaban las horas y no sucedía nada. Incluso estuvo la comida y la niña no llegaba. La comida quedó fría sobre el mantén de hule. Su hermana le pidió a su mamá que se relajara al verla tan angustiada. Es que ya era la madrugada del lunes y la niña no aparecía. Cuando se hizo de día todos salieron a buscarla.

Se encontraron con un grupo de soldados -muchachos de 17 a 19 años- cerca a la escuela del lugar, en una casa que tenía un potrero enorme. Eran siete. Le preguntaron por la niña pero ellos no dijeron nada, sólo que la habían visto en la mañana pero en la tarde no. Era mentira. La tenían escondida en una casa. Una cuñada de la niña fue la que se dio cuenta. Estaba en un potrero toda magullada, estropeada, rengueante.

Los doctores la vieron y aunque físicamente se recuperará, las heridas emocionales difícilmente se cerrarán. En un principio la menor dijo que aunque fueron 7 los soldados que la intimidaron, uno de ellos no la tocó. Luis Marino Ospina, Comandante de la Quinta división del ejército, afirmó que los soldados iban a completar su año de servicio y, en unas declaraciones que indignaron al país “ellos no estaban en sano juicio” algo que los familiares de la pequeña negaron ya que no vieron mayor alteración de conciencia por parte de los uniformados.

Las autoridades indígenas pidieron justicia inmediata en este video:

 

Los soldados tenían escondida a la niña en el potrero de una casa, maltratada, herida

Fuente: https://kaosenlared.net/colombia-ninas-del-choco-son-prostituidas-a-los-soldados-gringos/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.