El renacimiento de los cursos en línea en la era del COVID-19

El renacimiento de los cursos en línea en la era del COVID-19

Los recursos educativos, ofrecidos por diversas plataformas en línea, van tomando mayor importancia en el mercado laboral como un complemento en los currículums de los aspirantes. 

A finales de marzo fue cuando inició oficialmente la cuarentena por COVID-19 en México. Mientras que algunas personas pudieron seguir el mismo horario laboral o escolar que tenían desde la comodidad de su hogar, otros perdieron su trabajo o les tocó el infortunio de ser recién graduados en plena pandemia. Tanto para quienes están en el segundo caso y actualmente se encuentran en búsqueda de una buena oportunidad laboral, como para el resto de las personas, el tiempo pareció alargarse durante la cuarentena.

Mientras que, previo a la pandemia, parecía que el tiempo escapaba de nuestras manos; a raíz de la cuarentena el tiempo comenzó a rendir más. Los traslados y eventos sociales dejaron de consumir minutos, o incluso horas que en algún momento llegaban a convertirse en días si se contaban en conjunto.  La incertidumbre de lo que ocurriría paralizó a varios, de la misma manera en la que incentivó a otros para comenzar a prepararse aún más o explorar un nuevo hobbie, gracias a la gran cantidad de recursos que se liberaron gratuitamente online.

Varias personas comenzaron a inscribirse en diversos cursos de Khan Academy, Coursera, Udemy, edX, LinkedIn Learning, o Crehana, por mencionar algunas plataformas, para mejorar su perfil profesional y actualizarse en temas de diversa índole. Puedes aprender a escribir letras de canciones con profesionales de Berklee College of Music, geopolítica europea en el Science Po, aprender a negociar con la Universidad de Michigan, comenzar un nuevo idioma con edX, aprender a manejar la paquetería de Adobe con la variedad de cursos que ofrece Crehana, o hasta completar un programa especializado online de diseño instruccional, aprendizaje activo y pedagogía digital ofrecido por el Tec de Monterrey.

La variedad de recursos es infinita y en caso de desear la certificación, pues la gratuidad de estos termina en el momento en que se desea la constancia de haberlo cursado, esta puede obtenerse pagando una tarifa por esta certificación, la cual no es tan grande si se compara con cursos presenciales. Sobre todo, si se toma en consideración que muchas de las clases en línea disponibles en estas plataformas son impartidas por los mejores instructores de las mejores universidades e instituciones educativas del mundo.

Coursera logró atraer a diez millones de usuarios nuevos desde mediados de marzo hasta mediados de mayo.

Los MOOC (acrónimo en inglés de Massive Open Online Course) también conocidos como cursos en línea masivos y abiertos, traspasan las limitantes impuestas por la distancia y, en cierta medida, la económica también. Además de clases acreditables, también se pueden tomar diplomados, especializaciones y maestrías completas en línea. La flexibilidad de los MOOC traspasa, a su vez, las limitantes del tiempo pues estos se pueden cursar a cualquier hora a un ritmo personal, invirtiéndoles la atención que cada uno pueda y, en la mayoría de los casos, se pueden comenzar el día que el usuario así lo desee.

A pesar de que este tipo de cursos llevan más de 12 años en el mercado de la educación en línea, en la actualidad, todavía se pone en duda su valía pues nos encontramos en un cambio de paradigma en donde lo presencial se empieza a mezclar con lo virtual y muchas personas todavía no se logran adaptar a dicho cambio. Sin embargo, estas nuevas modalidades seguirán en aumento, inclusive se ha pronosticado que este segmento en el mercado llegará a valer 243,000 millones de dólares en 2022, de acuerdo con datos de Statista.

Si bien, el escepticismo aún predomina alrededor del valor de los MOOC, la verdad es que los recursos certificados le dan un gran valor al currículum, sobre todo si se comparten en LinkedIn, la red más grande de profesionales, ya que inclusive ayuda a tener un perfil más activo. Aunado a los conocimientos y habilidades que le puedan ayudar a desarrollar, los cursos brindados en estas plataformas, también le dan una imagen más autodidacta a su currículum, habilidad altamente valorada por los empleadores.

Alma Mondragón, analista de atracción de talento en L’Oréal Zona Hispanoamericana, afirma que la compañía presta atención a aquellos candidatos que aprovechen estas herramientas: “Nosotros reconocemos el valor de haber tomado educación en línea, desde diplomados hasta grados como licenciaturas o maestrías”. Los empleadores buscan a profesionales autodidactas y con constancia, lo cual se puede demostrar fácilmente al concluir un curso y obtener un certificado; pero también desean habilidades y un conocimiento bien aprendido.

Entre las habilidades más demandadas en el mundo, según LinkedIn, se encuentran el manejo de blockchain, razonamiento analítico, diseño UX, análisis comercial, marketing, ventas, computación científica, producción de video, inteligencia emocional, creatividad, por mencionar algunas.

A partir de que se instauró la cuarentena, ha habido un boom en la acreditación de estos recursos. Simplemente, Coursera logró atraer a diez millones de usuarios nuevos desde mediados de marzo hasta mediados de mayo. Varios colegas han logrado culminar diversos cursos en tiempo récord y así lo muestran en sus perfiles de LinkedIn. Sin embargo, la velocidad con la que las certificaciones se adquieren, pone en duda el conocimiento adquirido por estos, ya que pareciera ser el certificado el fin y no el medio para llegar a este: ser un profesionista con una mejor preparación. Por ello se insta a ver las certificaciones como un medio, aprender con ellas, no sólo pasar por pasar, y a seguir preparándose.

Por otro lado, los MOOC también son una excelente opción para iniciar o continuar con un hobbie, darse un espacio para sí mismos y dejarse llevar. MasterClass, Crehana y Domestika son tres de las plataformas que ofrecen este tipo de cursos. Por lo que no todo tiene que ser productividad empresarial o laboral, también es de suma importancia cuidar de la salud mental permitiéndose momentos de ocio.

La cuarentena trajo consigo tiempo extra, hay que aprovecharlo. Los MOOC pueden ayudarle en ello, ya sea con cursos para mejorar el perfil profesional, atreviéndose a comenzar un nuevo pasatiempo o continuar con aquella actividad que tanto le gustaba, pero que dejó de lado por falta de tiempo. Recuerde, nunca es tarde para aprender algo nuevo.

Fuente de la Información: https://observatorio.tec.mx/edu-news/cursos-online-pospandemia

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.