XI Resolución del I Congreso Mundial en defensa de la Educación Pública y contra el neoliberalismo educativo 25, 26 y 27 septiembre 2020 Tema: apoyo a la lucha anti racista en el mundo

Tema: apoyo a la lucha anti racista en el mundo

Sindicatos y gremios de les trabajadores de la educación del sector básico, medio y universitarios, de la ciencia y la cultura, colectivos de investigadoras(es) y educadores(as) populares del mundo, así como actores sociales, reunidos de modo virtual, los días 25, 26 y 27 de septiembre de 2020, en el I Congreso Mundial de educación: en defensa de la educación pública y contra el neoliberalismo educativo resuelven:

 

Resolución Décima primera: aprobar la siguiente Declaración a favor de la lucha anti racista en el mundo:

La pandemia de COVID 19 en todo el mundo ha demostrado de forma inequívoca las principales contradicciones y problemas sociales del sistema capitalista y su fase neoliberal, dentro de los cuales se encuentra el carácter estructural del racismo.

Las cifras revelan que, a pesar de que el virus no elige quiénes fueron o serán afectados, las desiguales condiciones de acceso a condiciones de vida dignas indican que la población negra es mucho más vulnerable a esta pandemia. Las enfermedades no son entidades democráticas, tienen un impacto determinado por clase social, género y raza.

Estados Unidos tiene alrededor del 13% de la población negra auto declarada. Los datos divulgados con el perfil racial de muertes y contaminación revelan, sin embargo, que, en promedio, la mortalidad de los negros es tres veces mayor que la composición racial estadounidense, ya que viven en condiciones más precarias que afectan la salud, trabajan en actividades que los dejan más expuestos y tienen menos acceso al sistema de salud pagado y uno de los más costosos del mundo.

África fue el último continente al que se llegó en su totalidad, ya que la geografía de clases de la propagación de la enfermedad también es una marca de la historia de esta pandemia, pero esto de ninguna manera significó sufrir menos las consecuencias del Covid-19, la situación en el continente ya fue de inmensa gravedad social debido a que las economías dependientes de organismos internacionales, como el FMI, que ante la inminencia de la crisis optan por devolver todas sus inversiones a los países imperialistas.

Estos ejemplos expresan la realidad que también encontramos en América Latina, donde la incapacidad de los países para enfrentar la pandemia ha agravado rápidamente la situación, como lo demuestran los cuerpos esparcidos por las calles de Guayaquil, Ecuador, o los más de 140 mil muertos en Brasil. donde más del 60% de las víctimas son personas de raza negra, en su mayoría en regiones periféricas o en el mercado laboral informal, siendo en consecuencia personas que no pudieron hacer el aislamiento social, debido a las precarias condiciones de la vivienda o porque fueron insuficientemente atendidas por programas de asistencia económica.

La raza, como construcción social, fue fundamental para el desarrollo del capitalismo (esclavitud) y para la expansión de la explotación a las diversas colonias que se construyeron y sigue siendo fundamental para el mantenimiento de las ganancias de la burguesía en todo el mundo. A partir de la racialización de los seres humanos y la división entre superiores e inferiores, se construyó la idea del negro como la de lo “indeseable” o desechable al sistema.

La provisionalidad de la vida, que era una realidad en el período de la esclavitud, continúa como un continuo para hombres y mujeres negros. El estado de excepción permanente, identificado en los barrios pobres y en las penitenciarías, produce un consenso sobre la violencia estatal. Esta violencia, que produce la muerte de la población negra, también se ubica en la ausencia de políticas públicas y servicios esenciales, como el acceso a la educación, la salud y la vivienda, entre otros.

La lucha frontal contra la desigualdad racial es una acción anticapitalista. Por ello, nos solidarizamos con las luchas y manifestaciones antirracistas que se están produciendo actualmente en Estados Unidos y en otras partes del mundo, gritando a la brutalidad policial o al descuido de los gobiernos con las condiciones de vida de la población negra que “Black Lives Matter”.

También en el campo de la defensa de la educación pública, gratuita, laica y de calidad, es fundamental darle los contornos raciales debidos a nuestra lucha, ya que el “apartheid educativo” resultante del avance del neoliberalismo educativo tiene color, ya que son los pueblos racializados quienes más afectados por ataques gubernamentales promueven el derecho a la educación.

En este sentido, también reafirmamos nuestro compromiso con la construcción de un concepto de educación antirracista para liberar a los jóvenes de prejuicios racistas históricamente arraigados en las élites blancas y subordinados a los intereses imperialistas del mundo y nuestra perspectiva de una educación emancipadora y crítica vinculada a la superación del capitalismo.  

 

Los debates del I Congreso Mundial de educación 2020: en defensa de la Educación Pública y Contra el Neoliberalismo Educativo están disponibles en canal de YouTube de Otras Voces en Educación

 

Comité Organizador

I Congreso Mundial de Educación 2020

En defensa de la Educación Pública y Contra el Neoliberalismo educativo

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.